Buscador
Ver revista digital
Conoce México

La historia del Puente de las Damas en Jalisco, una construcción que reapareció en 2016

Jalisco
Puente de las Damas
© Gobierno de Jalisco

En Guadalajara existía una leyenda sobre un puente enterrado bajo la ciudad. En 2016, se comprobó su existencia y hoy puede ser visitado por el público. Se trata del Puente de las Damas.

En el barrio de Mexicaltzingo en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, se encuentra un puente que se pensaba era una leyenda, pero que ahora se confirma su existencia; hablamos del Puente de las Damas. Su origen forma parte del trazo original de la ciudad, cuya construcción se realizó en torno a lagos y ríos.

La ciudad de Guadalajara contaba con barrancas y pequeños arroyos, los cuales en temporada de lluvias provocaban una división entre San Juan de Dios y el resto de la ciudad. Ello provocaba que las actividades comerciales y sociales se vieran interrumpidas cuando las lluvias descendían y desbordaban los ríos El Arenal y San Juan de Dios.

Puente de las damas

Debido a ello, a finales del siglo XVIII se construyeron puentes con estilo colonial para comunicar las dos zonas más pobladas de Guadalajara. De dicha época es que data el conocido Puente de las Damas.

De acuerdo con la historia popular, un grupo de damas católicas fueron las benefactoras de la construcción del puente. Dichas mujeres tenían por mentor espiritual a Fray Antonio Alcalde y acudían con constancia a venerar al Cristo del lado sur de la ciudad, ya que se presumía era muy milagroso. Para poder cumplir con sus votos sin interrupción, las mujeres mandaron a construir el puente.

Desaparición y aparición del Puente de las Damas

Durante el resto del Virreinato, y aún tras la Independencia de México, el puente fue de gran utilidad. La edificación medía 12 metros de ancho por 50 de largo y era indispensable para la ciudad de Guadalajara. El Puente de las Damas se convirtió en una solución para comunicar ambos extremos de la ciudad sin importar si había lluvias o no.

Durante el siglo XIX, la ciudad comenzó a crecer de forma acelerada, con lo cual las barrancas comenzaron a rellenarse para aprovechar los terrenos. El barrio de Mexicaltzingo no fue la excepción y el Puente de Damas quedó sepultado.

En 2016, el gobierno de jalisco inició una mejora en la infraestructura de la ciudad. Se tenía por objetivo colocar un nueva carpeta asfáltica sobre la calle de Colón del barrio de Mexicaltzingo. Fue entonces cuando se encontró el puente/túnel que ahora puede ser recorrido por los turistas.

autor Filósofo por formación. Contempla el alma e imaginación de México.
Suscríbete al Newsletter

Recibe infomación sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Comentarios