Buscador
Ver revista digital
Arte y Artesanías

La monumental Cabeza Chichimeca, una obra de arte que señorea Aguascalientes

Cabeza Chichimeca

La Gran Cabeza Chichimeca rinde homenaje a uno de los pueblos originarios que resistió aguerridamente contra los españoles.

Quienes la ven se sorprenden de su esplendor que pareciera señorear los cerros de Aguascalientes. Se trata de la Gran Cabeza Chichimeca una obra de arte que yace en la carretera 70, Aguascalientes-Calvillo, kilómetro 33. La estructura colosal mide 12 metros de alto por 10 de ancho y siete de fondo; mientras que su peso se calcula en 2,000 toneladas.

La Gran Cabeza Chichimeca es un paralelo mexicano de los rostros de los presidentes estadounidenses George Washington, Thomas Jefferson, Theodore Roosevelt y Abraham Lincoln en el monte Rushmore, mismos que señorean la ciudad de Keystone. Sin embargo, el homenaje al indomable y heroico pueblo chichimeca aún no está terminado, pues le hace falta un águila que será esculpida al lado de la escultura del rostro. La escultura es obra de Juan Justo Zárate, quien la comenzó a esculpir la cabeza chichimeca a finales del siglo XX, inspirado en la conquista de Tenochtitlán y en la resistencia de los pueblos del Bajío.

La Cabeza Chichimeca, un recuerdo de un pueblo en resistencia

C7
Modelo de la Gran Cabeza Chichimeca.
Fuente: Palestra.

Tanto varones como mujeres chichimecas solían usar el cabello largo, ya fuese suelto o trenzado, y usaban algunas joyas de piedra y metales. A diferencia de otros pueblos originarios, los chichimecas vivían de forma seminómada, en cuevas o en zonas de difícil acceso, por lo que los españoles no podía localizarlos fácilmente. Se sabe que fueron hábiles guerreros, por lo que fueron acusados de sanguinarios, pese a que en realidad se trataba de un pueblo en resistencia.

Los chichimecas solían ser excelentes cazadores y sembradores, aunque también se alimentaban de frutos silvestres, semillas y productos naturales como la miel. Debido a su carácter audaz, los chichimecas fueron perseguidos deliberadamente entre 1548 y 1589, lo que dio lugar a la Guerra Chichimeca entre los pueblos originarias y España. Después de cuatro décadas, los chichimecas había sido exterminados de gran parte de la Nueva España, principalmente de los territorios que hoy conforman los estados de San Luis Potosí, Aguascalientes, Coahuila, Guanajuato, Zacatecas y Jalisco.

Cabeza Chichimeca
Armando Cortez Gutierrez

Pese a ello, los chichimecas resistieron y hay indicios de sus rebeliones aún en el siglo XVII. Posteriormente, su religión se sincretizó con el catolicismo y comenzaron procesos de integración que permitieron su supervivencia hasta nuestros días.

Fuentes:

autor Filósofo por formación. Contempla el alma e imaginación de México.
Suscríbete al Newsletter

Recibe infomación sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Comentarios