Suscríbete: Newsletter Revista
Suscríbete: Newsletter Revista

Un paseo primaveral por Xochimilco: entre flores, canales y trajineras

Aprovecha la llegada de la primavera y disfruta de un día soleado en el Barrio Mágico de Xochimilco. Te damos algunas ideas para que le saques el máximo provecho a tu paseo.

Foto: Viridiana Mirón

La Ciudad de México es una de las metrópolis más grandes del mundo y un lugar que resguarda increíbles lugares históricos, así como paraísos que nadie jamás se hubiera imaginado que existían en medio de esta selva de asfalto. Uno de estos lugares se encuentra al sur de la ciudad y es uno de los puntos más icónicos de México, nos referimos a Xochimilco, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1987 y considerado también en la lista de los 32 Barrios Mágicos de la CDMX.

La primavera es un buen pretexto para ir y darse una vuelta por Xochimilco. Aunque ya conozcas este lugar y te hayas subido a sus trajineras o comprado flores en el mercado, vale la pena volver a visitarlo y recorrerlo con nuevos ojos. En verdad, a veces, cuando recorremos un lugar, se nos escapan ciertos detalles que en una segunda mirada podemos apreciar mejor.

Empieza tu paseo primaveral dando un recorrido por los canales de Xochimilco a bordo de una trajinera. Si vas tu solo, en pareja o en un grupo pequeño lo mejor será una trajinera compartida; los grupos más grandes pueden alquilar una completa para ir más cómodos.

Prepárate y lleva algunas bebidas, puedes comprar desde jugos hasta cervezas en el embarcadero; tú elijes. Ya con las bebidas listas, estás listo para emprender el viaje. Ya en la trajinera, puedes consumir alimentos como quesadillas, sopes, huaraches o elotes asados de las chinampas que también navegan por los canales.

Trajineras de Xochimilco / Viridiana Mirón Foto: Trajineras de Xochimilco / Viridiana Mirón

Mientras bebes, comes antojitos mexicanos y disfrutas de la música de mariachis, marimbas y conjuntos norteños, tómate un tiempo y disfruta de la vista y de los alrededores. Ahí, detrás de los árboles y la maleza se encuentran las chinampas, jardines flotantes usados desde hace siglos y en los cuales hasta el día de hoy se siguen cultivando desde flores hasta alimentos como lechugas, quelites, maíz, cilantro, kale y muchos otros vegetales. De hecho, algunas de estas chinampas proveen de alimentos orgánicos a ciertos mercados (como en el mercado local) y restaurantes (como los del Grupo Los Danzantes), incluso algunos de ellos llegan hasta la central de abastos.

Aunque no es posible visitar las chinampas, pues no son puntos turísticos, aprovecha tu vista primavera y Xochimilco y en el mercado pregunta por aquellos vegetales y alimentos que hayan sido cosechados ahí; cuando los pruebes, notarás la diferencia en el sabor y la calidad de estos productos y querrás regresar cada fin de semana para surtirte de alimentos frescos y extraídos de estos campos flotantes que han estado ahí desde hace siglos.

Después de haber disfrutado de un tranquilo paseo y de revalorar esta área de la ciudad que no sólo es un punto turístico, sino un lugar vivo y activo donde se cosechan alimentos orgánicos, es momento de pisar tierra firme para seguir disfrutando del día soleado y de las múltiples opciones que Xochimilco tiene para nosotros.

La primavera la asociamos con el sol y las flores, así que una buena opción es visitar el mercado de flores, un lugar repleto de plantas y flores (el embarcadero más cercano es el de Nativitas). Cuando llegues el olor a tierra mojada hará que se despierten tus sentidos. No te vayas a casa sin llevarte alguna plata o bien, tierra fresca o abono para las que ya tienes en tu hogar.

Si la caminata te ha abierto el apetito nuevamente, tienes la oportunidad de comer algún antojo en alguno de los tantos puestos que se ubican en este mercado y que ofrecen antojitos mexicanos de todo tipo. Aquí nunca falta el señor de las nieves, así que para refrescarte no dejes de saborear desde una clásica nieve de limón hasta algunas exóticas como de aguacate.   

Mercado de flores de Xochimilco / Wikimedia CommonsFoto: Mercado de flores de Xochimilco / Wikimedia Commons

Si quieres seguir disfrutando del aire fresco y del verdor de los árboles que rodean a este mercado, puedes dirigirte al bosque que se encuentra a muy pocos metros de ahí, un lugar paradisíaco ideal para dar una caminata, montar en caballo o ponys y organizar un picnic al aire libre.

El mejor día para visitar el mercado de flores es el sábado, pero si lo que quieres es comer una deliciosa barbacoa, entonces no dudes en ir en domingo.

Al terminar de este paseo y si aún tienes fuerzas puedes visitar otros lugares imperdibles de Xochimilco, como la Plaza de San Juan Bautista, donde se encuentra un gigantesco ahuehuete de dos mil años de antigüedad y 35 metros de diámetro. También te sugerimos ir a la Capilla de San Juan, que data del siglo XVII, la cual fue construida con restos arqueológicos prehispánicos.

¡Recuerda!

  • Lleva repelente para insectos y bloqueador solar.
  • De preferencia lleva un sombrero o gorra para cubrirte del sol.
  • Lleva zapatos y ropa cómoda.

¿Cómo llego?

  • Carretera Xochimilco–Tulyehualco, Nuevo León, Periférico Sur, Calzada México-Xochimilco.
  • Línea 2 del Metro hasta Taxqueña y de ahí tomar el Tren Ligero o los autobuses de las Rutas 36 u 81.

Los editores recomiendan: 4 rutas para descubrir Pueblos Mágicos cercanos a CDMX

Comparte tu experiencia

Te Recomendamos