Rescatan 2,500 objetos azteca de madera sumergidos en el Templo Mayor - México Desconocido
Buscador
Ver revista digital
Actualidad

Rescatan 2,500 objetos azteca de madera sumergidos en el Templo Mayor

templo mayor
© INAH

Más de 2,500 piezas de origen azteca hechas de madera fueron recuperadas al pie del Templo Mayor, uno de los edificios más importantes para la civilización mexica.

La mayor colección de objetos prehispánicos fue encontrada al pie del Templo Mayor de la antigua Tenochtitlán, hoy CDMX. Hasta ahora son poco más de 2,500 las piezas azteca de madera recuperadas del agua; conoce su proceso de restauración y la importancia del hallazgo a continuación. 

piezas azteca
INAH Arqueólogos en el descubrimiento del Templo Mayor.

Por debajo de sí misma, la ciudad más grande de México es en realidad tres ciudades; en tres momentos diferentes de la historia de la humanidad.

Hoy la conocemos como CDMX, pero hace 500 años fue la capital de la Nueva España y mucho antes de eso, fue La Gran Tenochtitlán; capital del imperio más poderoso del mundo prehispánico, el Imperio Mexica

La gran Tenochtitlán.

Tenochtitlán fue fundada sobre un gran archipiélago, hecho que ocasiona que la Ciudad de México se hunda aproximadamente 50 centímetros por año. Sin embargo, es esta característica única de la capital mexicana lo que ayudó a conservar una enorme colección de tesoros encontrados a los pies del Templo Mayor; algunos incluso por debajo del agua que alguna vez surcó los canales del imperio azteca.

Se trata de una enorme colección de piezas ornamentales, objetos pertenecientes a guerreros y artefactos del día a día, conservados de manera natural por condiciones tan específicas; que el método de rescate y curación para que puedan preservarse por mucho más tiempo es una verdadera hazaña de la ciencia mexicana moderna.

¡Conoce otros increíbles descubrimientos en el Templo Mayor!

Conoce los objetos azteca de madera que conforman esta vasta colección, así como el delicado trabajo de conservación por el que pasaron para poder ser estudiados por muchos años más.

Más de 2,500 piezas azteca de madera encontradas en el Templo Mayor

Algunas de las piezas de origen azteca encontradas en el Templo Mayor.

Una de las colecciones más grandes encontradas hasta ahora de objetos pertenecientes a una civilización prehispánica en México fue el hallazgo hecho a los pies del Templo Mayor, en los vestigios históricos de la gran Tenochtitlán; capital del imperio mexica, hoy conocida como la Ciudad de México.

templo mayor
INAH Cetro serpentiforme.

Son alrededor de 2,550 piezas azteca de madera rescatadas de debajo del agua, literalmente.

El hecho de que Tenochtitlán fuera construida encima de un archipiélago, construyó de forma completamente natural las condiciones ideales para la conservación de las más de 2,500 piezas encontradas, pues de ser diferente, su madera no soportaría.

INAH Olla Tláloc y un ornamento.

Los objetos de origen azteca estuvieron enterrados por más de 500 años esperando bajo un nivel alto y constante de humedad, expuestos a muy poca cantidad de oxígeno y de luz, así como casi nulos cambios de temperatura, lo que conservó casi a la perfección la colección completa.

Cetros, dardos, lanza dardos, pectorales, pendientes, orejeras, tocados, máscaras antropomorfas, máscaras Tláloc y jarras Tláloc son solo algunos de los objetos clasificados en un total de 37 categorías; cuya mayoría muestra su policromía original, siendo el azul y negro los principales colores.

INAH Máscara antropomorfa, pectoral y un cetro Chicahuaztli.

La mayor parte de los objetos de madera encontrados en el Templo Mayor fueron construidos a base de diferentes tipos de pino; pero también encontraron piezas hechas de cedro blanco, ciprés, tepozán, aile y ahuehuete.

INAH Pectoral con forma de Anáhuatl.

“Los árboles en Mesoamérica, sobre todo algunas especies, eran considerados axis mundi, eran sagrados. Había piezas adornadas con madera por los sacerdotes mexicas, por ejemplo, figurillas de copal, braseros de basalto y cuchillos de pedernal. Al cuchillo de pedernal le ponían sus orejeras y su cetro serpentiforme, uno de los atributos a Tláloc”

Víctor Cortés Meléndez, arqueólogo del Proyecto del Templo Mayor para El País.

¡Conoce la identificación taxonómica de cada una de las piezas encontradas en el Templo Mayor aquí!

La técnica de conservación empleada

El reto fue encontrar la manera de sacar las piezas de su lugar de descanso, pero al retirarlas de su ambiente, la madera se haría polvo en cuestión de horas. 

INAH La restauradora María Barajas Rocha trabajando el proceso de conservación sobre una de las piezas.

Con herramientas especializadas lograron retirar las piezas azteca de madera y llevarlas a refrigeración; donde fueron sumergidas en agua dentro de contenedores de plástico mientras se hace el registro de los objetos y se comienza a planear el proceso que ayudará a su conservación definitiva.

Para evitar que la madera de los objetos se dañe, se utilizó una técnica especial aplicada por primera vez en México durante el año 2002 por la restauradora Alejandra Alonso; que consiste en el manejo de azúcares sintéticos: Lactitol y trehalosa.

Estos azúcares son amigables con la madera y ocasiona que los microorganismos responsables de su descomposición se detengan. El aplicado de los azúcares es un proceso que tarda aproximadamente de seis a nueve meses y una vez listas, las piezas son puestas a secar en una cámara de calor a 50°c. 

Una vez secas, las piezas absorben las cualidades de los azúcares; lo que genera un engrosamiento de sus paredes celulares, volviéndose más resistentes.

piezas azteca
INAH Arqueólogo Víctor Cortés Meléndez.

Es una colección, yo me atrevería a decir, única en su tipo. Es de las más ricas de toda Mesoamérica. Primero, por su estado de conservación. Este tipo de objetos normalmente no llegan hasta nuestros días, entre otras cosas, porque ésta era una isla rodeada de un lago.

Las condiciones hicieron que estos objetos sobrevivieran mucho más de 500 años; otra es la riqueza de la colección y la diversidad. A nivel simbólico es excepcional, porque estamos en la capital del imperio mexica. Los materiales que tenemos aquí son espectaculares porque estamos en el corazón de un imperio. Eso explica, en parte, porque hemos encontrado no solo madera, sino de hule, flores, cocodrilos, estrellas de mar… Es un lugar único en el sentido que tienes tres capitales superpuestas.

México, capital de 21 millones de habitantes. Luego, la capital de la Nueva España, la Ciudad europea más importante de Ultramar, con 170 mil habitantes; más abajo, tienes a México-Tenochtitlan, de unos 200 mil habitantes. Nosotros estamos excavando en un lugar privilegiado como lo puede ser Jerusalén, Estambul; Alejandría, en Egipto o la misma Roma”.

Leonardo López Luján, director del Proyecto del Templo Mayor para El País.

Conoce todo acerca del Proyecto del Templo Mayor, del maestro Eduardo Matos Moctezuma.

arqueologíacultura aztecadescubrimientos arqueologicosimperio mexicatemplo mayorTenochtitlán

¿Quieres ser un emprendedor o emprendedora?
Conoce Emprendedor.com el mejor contenido de Ideas de Negocio, Startups, Franquicias, e Inspiración, síguenos y proyecta lo que eres.

Comentarios