Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Cultura y artesanías

Puerto Peñasco. Un oasis en el noroeste sonorense

En la costa noreste del Mar de Cortés hay un lugar donde el espectacular ciclo de mareas es diferente al de cualquier otro del país, con aguas que se alejan hasta medio kilómetro, mientras los atardeceres iluminan de rojo, naranja o amarillo el horizonte

Bañado por aguas azules que albergan la más diversa vida submarina, Puerto Peñasco es el lugar ideal para disfrutar de un ambiente hospitalario y cálido. Aquí se puede caminar por el malecón y centro del pueblo, visitar la Presidencia Municipal con sus murales, y el Parque del Camarón, dedicado a esta pesquería con una escultura erigida en 1989. Vale la pena admirar los edificios aledaños, que semejan galerías por sus espectaculares pinturas de ballenas junto a la colorida fauna marina. Muy cerca está el monumento levantado para honrar la asociación del hombre con el mar, una gran ancla y el timón de un barco.

UN PUEBLO JOVEN

Según las crónicas, en 1937 empezó a construirse el primer hotel para los trabajadores del ferrocarril, el muelle y la urbanización de la ciudad, lo que mejoró la economía del naciente puerto. En 1939 iniciaron las obras para unir a Punta Peñasco con la frontera internacional en el poblado de Sonoyta. Se dice fue la primera carretera del estado y que se construyó por acuerdo entre Lázaro Cárdenas y Franklin D. Roosevelt, para enlazar mediante ferrocarril a Baja California con el resto del país. Así, el 5 de mayo de 1940, arribó a Punta Peñasco el primer tren de pasajeros que inauguraba la vía de Sonora-Baja California, tramo Mexicali-Punta Peñasco. Años más tarde, en 1942, terminó de construirse la carretera de 105 kilómetros entre Sonoyta y este puerto.

En lo que fue un campamento de pescadores llamado Punta Piedra, hace más de medio siglo, surge pujante Puerto Peñasco, para cobijar cientos de barcos pesqueros, yates y lanchas. En la región ha sido mejor conocido como Rocky Point, debido a los cientos de miles de visitantes procedentes del país vecino (de Arizona, California y Nevada). Está ubicado a una hora de la frontera con Estados Unidos y seis de Hermosillo, la capital; por lo que desde fines del pasado siglo, se ha transformado en uno de los más importantes centros turísticos, ya que ofrece decenas de kilómetros de bellas playas de fina arena, con un ancho y largo infinitos, esteros rodeados por verde vegetal, y atractivos naturales costeros bañados por un mar azul lleno de vida, favorecido todo el año por el más cálido sol.

EL TOTOABA, CASI UN MITO

Aún se escucha a pescadores veteranos contar el origen de Puerto Peñasco, atribuido a la captura del pez totoaba, hoy en peligro de extinción. Todo inició cuando a principios de siglo pasado siguieron a esta especie en sus migraciones durante meses y distancias de casi 1 000 kilómetros, hasta el límite norteño del llamado Mar Bermejo; así, en posteriores viajes, cargaron con animales domésticos, esposas e hijos, hasta formar campamentos pesqueros como Puerto Peñasco y Golfo Santa Clara, en Sonora; y San Felipe, en Baja California, sitios donde podía pescarse la totoaba para extraer su vejiga, un manjar de exportación. Hoy navegantes y pescadores añoran sus increíbles experiencias vividas en estas aguas del Alto Golfo de California, entre nostálgicos barcos pesqueros, lujosos yates y pequeñas lanchas, atracadas en sus muelles y su moderna marina.

Aquí todos nacen y mueren hablando de las mareas, y cada día levantan la vista al cielo para distinguir la fase lunar, pues para el pescador el flujo y reflujo de mareas es su acompañante inseparable, que marca el ritmo diario de la pesca. Este ciclo ha moldeado sus actividades pesqueras durante décadas, porque es casi imposible alterar sus efectos. El nivel del mar puede variar hasta 7 metros, y con la marea baja se aleja cientos de metros de la costa, para dejar al descubierto variadas formas de vida como peces, estrellas y erizos, caracoles, cangrejos y otros animales extraños. Pocos kilómetros al norte del puerto, en Punta Pelícano, la bajamar crea pozas de mareas, donde un sencillo visor sirve para admirar bellas esponjas, corales, coloridos peces, y hasta tortugas marinas.

ACTIVIDADES BAJO EL SOL

El Desierto Sonorense crea paisajes sólo posibles en este lejano destino, con dunas donde la acción nunca termina porque las motos, vehículos todo terreno y buggies para arena, aumentan las actividades de aventura durante todo el año. La región invita a cómodos recorridos, a la pesca deportiva, la aventura como la visita a Isla San Jorge o Isla de las Aves, casi 50 kilómetros al sur. También es posible vivir la historia natural del Estero Morúa; pasear por la bahía y disfrutar bellos atardeceres desde un yate; observar el salto de los delfines o el paso diario de las ballenas durante el invierno. Todo favorecido por agradables temperaturas de 35°C en verano y 18° C en invierno.

FIESTAS Y MÁS

Este pequeño poblado con sabor a centro vacacional, espera al visitante todo el año, pero además tiene fiestas muy propias, como el Festival Cultural del Desierto, en febrero; eventos deportivos en las dunas; la Fiesta del Camarón, en septiembre. En fin, también la cercanía con Estados Unidos permite coincidir con miles y miles de jóvenes, que durante incontables fines de semana, crean un ambiente festivo y transforman las calles y playas con alegría, música y color.

En las soleadas playas Hermosa, Bonita, El Mirador y Playa de Oro, con su oleaje moderado, favorecen la práctica del esquí, windsurf, veleo, natación y esnorquel. Otras actividades, como la pesca deportiva, se efectúan todo el año, debido al benigno ambiente marino, donde las especies más comunes son: pargo, baqueta, sierra, cochito y cabrilla. Y los más audaces pueden practicar buceo en las transparentes aguas cercanas a la Isla San Jorge, donde es posible experimentar contacto con lobos marinos, delfines y hasta con la vaquita marina, un mamífero endémico de estas aguas y en peligro de extinción.

Puerto Peñasco posee desarrollos hoteleros en Punta Choya, por el norte, y residenciales como La Concha, en el sur, cerca de la sede del multinacional Centro Intercultural de Estudios de Desiertos y Océanos (CEDO). Es un centro donde destaca el valioso trabajo de numerosos científicos mexicanos, quienes desarrollan proyectos de conservación e investigación en las dos enormes reservas de la biosfera que rodean Puerto Peñasco: por el norte, El Pinacate y Gran Desierto de Altar, con sus enormes dunas, sahuaros y cráteres casi lunares; y por el noroeste, el Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado, como hábitat de especies marinas únicas y humedales casi extintos. Son ambientes casi desconocidos que pueden visitarse en recorridos de pocas horas, siempre coordinados con personal de dichas áreas protegidas.

Atrás han quedado los días cuando llegar a Puerto Peñasco era una odisea. El km 242, Estación Puerto Peñasco, del ferrocarril Sonora-Baja California, hoy está bien comunicado por tierra, aire y mar. Es un aislado oasis sin fronteras, un lejano destino en una bahía fascinante, que resurge cada vez con el ajetreo de una ciudad moderna, y como pocos rincones, ofrece un insuperable inventario de atractivos para el visitante nacional y extranjero. Este paraíso del mar en el desierto, figura como uno de los centros turísticos de más rápido desarrollo en el noroeste de México. Es un imán para miles de turistas que disfrutan del mar, de las playas y el sol, en las aguas más bellas, las del antiguo Mar Bermejo, Mar de Cortés o Golfo de California. Un regalo más de México para el mundo.

CENTRO INTERCULTURAL DE ESTUDIOS DE DESIERTOS Y OCÉANOS

El CEDO es una organización sin fines de lucro dedicado a la investigación de los recursos naturales y culturales, a través de programas extensivos, del desarrollo de manuales, apoyo a pesquerías, y apoyo de la Reserva de la Biosfera del Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado. También comprende proyectos de investigación y propuestas sobre el Desierto Sonorense, para entender estos ecosistemas y definir estrategias de un manejo óptimo para su conservación y protección.

Lo que más destaca en los terrenos del CEDO es un esqueleto completo de una enorme ballena, el cual está en perfecto estado de conservación.

BALLENAS Y VIDA MARINA EN PAREDES Y EDIFICIOS

El exterior del Auditorio, la Biblioteca local y la Casa de la Cultura, ubicados en el Parque del Camarón, frente al Boulevard Benito Juárez, son escenario de los más impactantes dibujos de enormes animales marinos de la región. Aquí la paredes y totalidad de edificios han sido pintadas con inigualables obras de arte realizadas por una docena de niños, con el apoyo de distinguidos habitantes de Puerto Peñasco. Estas y muchas personas más se han ganado la gratitud de todos en el “Mural 99”, dedicado a los más grandes habitantes de nuestro planeta: las ballenas. Se trata de bellísimos dibujos que adornan varias construcciones céntricas.

SI USTED VA…

En coche o autobús, a 5 o 6 horas de Hermosillo. Se toma la autopista 15 a Santa Ana (cerca de Magdalena de Kino), de ahí tomar la carretera 2 a Caborca, después seguir por la carretera 37 hasta Puerto Peñasco. Otra ruta es de Caborca-Sonoyta por la carretera 2 y seguir por la carretera 8 hacia Puerto Peñasco.

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

Los mejores lugares en la CDMX para probar ponche.
Ciudad de México
Dónde probar el mejor ponche con piquete en la CDMX

Te decimos dónde puedes probar la bebida de temporada por excelencia en la CDMX: el ponche con piquete. ¿Se te antoja?

Mercados de México
México
Mercados tradicionales para comprar adornos de Navidad

En diciembre los mercados tradicionales en todo México se transforman para ofrecer los adornos de Navidad. Te dejamos la lista alguno de ellos, para que tengas la Navidad más feliz de todas.

El significado de las piñatas
México
El significado de las piñatas y su origen

¡Ya le diste uno, ya le diste dos, ya le diste tres! Conoce el origen y significado de las piñatas: una tradición mexicana que llegó de China.

cómo hacer un nacimiento navideño, paso a paso.
México
Cómo hacer un nacimiento navideño, paso a paso

El nacimiento navideño es un elemento clave para festejar la Navidad. Si quieres poner el tuyo pero no sabes por dónde empezar, te recomendamos seguir estos pasos.