Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Descubre Destinos Zonas Arqueólogicas

La zona arqueológica de Tenam Puente, en Chiapas

Ubicada en los alrededores de la población de Comitán, en la región central del estado de Chiapas, esta antigua capital maya se destacó por su importante actividad e intercambio comercial. ¡Explórala!

mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.


La antigua ciudad de Tenam Puente se levantó sobre espectaculares plataformas con muros de contención, en una montaña que domina toda la planicie comiteca y representa una de las etapas menos estudiadas de la arqueología chiapaneca.

Para conocer esta zona arqueológica es conveniente llegar a Comitán de Domínguez, una agradable ciudad de clima benigno en medio de una región abundante en recursos acuíferos y grandes llanuras extendidas entre cerros de bosques de pino y encino. Es recomendable darse una vuelta por su centro histórico que hoy nos muestra una hermosa imagen colonial, distinguiéndose como uno de los más bellos del sureste mexicano. Sus calles empedradas con casonas de época bien cuidadas, sus jardines y el quiosco central hablan por sí solos. En la plaza principal los callejones con arcos de madera conforman singulares espacios y en los portales los lugareños degustan el excelente café chiapaneco.

Interior de una casa en Comitán./ Rafael Doniz

Frente al quiosco destaca el hermoso templo de Santo Domingo. Su construcción de estilo plateresco se inició en la última década del siglo XVI y terminó a principios del siglo XVII. A un lado se yergue una bella torre de construcción posterior que sobresale a la fachada, tiene rasgos góticos e islámicos, característicos del estilo mudéjar, en su muro resaltan arcos romanos. Una cuadra al sur de la plaza  principal está la casa que habitó Belisario Domínguez, de estilo sevillano hecha con portales de madera, colocados alrededor de un florido patio.

La gran fortificación

A escasos kilómetros al sur de Comitán está el sitio arqueológico Tenam Puente. La época principal de ocupación del  sitio corresponde a los periodos Clásico y Posclásico temprano, cuando de hecho se da el abandono de los sitios mayas de la zona central (Petén, Guatemala). Tenam Puente fue mencionado por primera ocasión en el libro Tribus y Templos editado por Frans Blom y Olivier La Farge, en 1928. La extensión territorial está calculada en 2 kilómetros cuadrados, sobre los cuales fueron edificadas diversas construcciones de índole cívica, religiosa y habitacional.

La zona arqueológica se levanta sobre grandes y espectaculares plataformas con muros de contención que fueron acomodados en cinco desniveles, formando así plazas abiertas y cerradas, sobre las cuales se distribuyeron los edificios principales, algunos de los cuales presentan rampas a manera de contrafuertes como elemento característico. Frans Blom (1893-1963) explica que al  subir por una ladera llegaron a las ruinas de Tenam Puente y que en el lado sur de este cerro se extendía un pequeño valle, rodeado en parte por las ruinas y por una especie de montaña semicircular, como un gran anfiteatro natural. Al advertir el acomodo de los montículos, alrededor de plazas abiertas hacia el pequeño valle, juzga que eso “demuestra que los constructores aprovecharon el paisaje natural”.

El grupo más importante de edificios está del lado norte. Ahí están las terrazas superiores de hasta 20 metros de altura formados por cuerpos escalonados. Otro conjunto hacia el sur corresponde a templos y residencias de las clases altas, distribuidos en torno a plazas cerradas, con adoratorios y plataformas con  amplios cuartos en la parte superior. En los alrededores del corazón de Tenam Puente están los vestigios de la antigua población, aunque muy modificados por las labores agrícolas actuales.

La composición espacial de los edificios de la zona es muy similar a la de otros sitios de la Depresión Central de Chiapas (zona semiplana bordeada por la Sierra Madre de Chiapas, la Altiplanicie Central y las Montañas del Norte). Sobre el cauce del río Grijalva y sus afluentes se distribuye una gran cantidad de sitios con características arquitectónicas y técnicas constructivas muy similares, a base de bloques de piedra caliza perfectamente bien cortados. Los acabados se aplicaron con estuco, que se conserva todavía en algunos muros, pisos y escalinatas, también se pueden observar algunos pisos de lajas de piedra.

Destaca también la presencia de tres juegos de pelota, de hecho el acceso a Tenam Puente se realizaba por el juego de pelota mayor. En plataformas superiores, a distintos niveles, se encuentran otros dos juegos de pelota, de menores dimensiones  y posiblemente destinados a su utilización entre las clases altas. La disposición de los juegos de pelota en el espacio arquitectónico del lugar cumple la función de restringir el acceso a los espacios sagrados mediante la barrera del ritual, como se menciona en la narración de las pruebas a que se somete a los gemelos preciosos para derrotar a las fuerzas del inframundo en el Popol Vuh.

Sus huellas hablan

La ubicación estratégica de Tenam Puente permitió a sus habitantes ejercer el control sobre la ruta comercial que unía las tierras altas de Chiapas y Guatemala con la depresión central de Chiapas. Las colecciones cerámicas procedentes de las excavaciones del lugar, denotan un comercio muy activo con otras zonas muy alejadas de la región de Comitán, como por ejemplo caracoles provenientes del Golfo de México.

Por otro lado los entierros descubiertos dan parte de la presencia de grandes personajes a los cuales les fueron depositadas numerosas ofrendas como vasijas, objetos de piedra verde, ornamentos elaborados en concha y espina de mantarraya. Gracias a todas estas excavaciones, entierros y exploraciones llevadas a cabo hasta hoy, comenzamos a conocer cada vez más el desarrollo cultural alcanzado por este sitio maya. Con los hallazgos se ha podido confirmar que Tenam Puente participó de la última etapa de la cultura maya clásica que representa la transición al Posclásico temprano, momento en que la metalurgia cobra mayor fuerza y aparecen objetos elaborados en alabastro.

Pasado de Comitán

El antiguo Balum Canan, “Lugar de las nueve estrellas”, es fundado en una ciénaga por indígenas tzeltales, quienes aún lo llaman así. En 1486 la comunidad cambia su nombre por Komitlán, palabra náhuatl que significa “Lugar de fiebres”. En 1528 fue conquistado por Pedro de Porto Carrero; y en 1556 Diego Tinoco trasladó y fundó la población en el lugar donde se encuentra actualmente.

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

Mercados de México
México
Mercados tradicionales para comprar adornos de Navidad

En diciembre los mercados tradicionales en todo México se transforman para ofrecer los adornos de Navidad. Te dejamos la lista alguno de ellos, para que tengas la Navidad más feliz de todas.

El significado de las piñatas
México
El significado de las piñatas y su origen

¡Ya le diste uno, ya le diste dos, ya le diste tres! Conoce el origen y significado de las piñatas: una tradición mexicana que llegó de China.

cómo hacer un nacimiento navideño, paso a paso.
México
Cómo hacer un nacimiento navideño, paso a paso

El nacimiento navideño es un elemento clave para festejar la Navidad. Si quieres poner el tuyo pero no sabes por dónde empezar, te recomendamos seguir estos pasos.

México
6 recetas mexicanas para preparar en Navidad, Año Nuevo y Reyes

Te compartimos 6 recetas mexicanas para preparar en Navidad, año Nuevo y Día de Reyes. Son recetas muy fáciles y deliciosas.