Suscríbete: Newsletter Revista
Suscríbete: Newsletter Revista

¿Sed de adrenalina? Recorre el cañón de La Huasteca, en Nuevo León

Al pie de la Sierra Madre, a sólo 20 minutos de la capital regiomontana –pero lejos del ruido y el bullicio de la ciudad– se encuentra una de las áreas naturales más sorprendentes del norte del país. ¡Explórala!

Desde hace más de 400 años, las formaciones rocosas que enmarcan el horizonte de Monterrey están ahí como guardianas protegiendo la ciudad, haciéndole cosquillas al cielo con los filosos picos de sus paredes. Son tan altas que es posible contemplarlas desde lo lejos y sobre cualquier cima de las montañas del estado.

Se trata del cañón de La Huasteca, un paraíso rocoso enclavado en el Parque Nacional Cumbres de Monterrey. Al llegar, uno suele experimentar una sensación estremecedora ante el cobijo caprichoso de la naturaleza. Y es que la puerta del cañón es la boca del laberinto de las siete sierras, que configuran la parte final de la cordillera de la Sierra Madre Oriental. 

 Marcela GonzálezFoto: Marcela González

Una experiencia para espíritus ávidos de aventura

La aventura comienza desde antes de que se pone un pie en los terrenos del cañón, ya que si se llega temprano, en el camino es posible contemplar el amanecer detrás del Cerro de La Silla, viendo el sol asomarse entre la enorme montaña, pintando poco a poco de rosa las paredes del cañón durante la mañana.

Con más de 550 metros de altura, las paredes de este lugar han visto crecer a nuestros hijos, a nuestros padres y abuelos, y aún nos dan su sombra y nos permiten explorarlas. 

El Cañón de la Huasteca puede disfrutarse con igual deleite desde el lecho del río o bien desde las cumbres. Aquí es posible practicar una infinidad de deportes de montaña; de hecho, éste es un atractivo a nivel nacional e internacional para los practicantes de escalada en roca y en temporadas de lluvia se puede practicar un recorrido en kayak por el río que se forma entre las paredes, cubriendo lo que alguna vez fuera el fondo marino.

 Marcela GonzálezFoto: Marcela González

Al entrar al parque, de frente, se observa la pared más alta, donde existen dos picos con una diferencia aproximada de 15 metros de altura en la cumbre; son el Pico Pirineos (el más alto) y el Pico Independencia. Sus paredes forman una muralla, en cuya parte media (a casi 200 mts de altura) se encuentra la Cueva de la Virgen, cuyo descubrimiento puede ser emocionante para cualquier persona que vaya a su encuentro. No es más que un túnel que cruza hacia el otro lado, y que nos deja ver el espesor de las paredes formadas. Además de estas paredes existen otras de menor tamaño, todas llenas de plaquetas que esperan a los escaladores.

La Cueva de la Virgen

Es casa de animales pequeños; aferradas a los relieves encontramos lechuguillas, agaves victoria (en peligro de extinción) y alguna que otra lagartija que se esconde entre los pliegues rocosos. Hoy en día esta maravilla de la naturaleza guarda la fuerza del movimiento que le dio forma e invita a todos aquellos aventurados que desean dejan atrás el ruido de la ciudad, en busca de un día diferente.

Además de escalada en roca y paseos en kayak, existe un sinfín de actividades que se puede realizar en este lugar, entre ellas:

-Correr
-Ciclismo (de ruta y de montaña)
-Tirolesa
-Rapel
-Paseo en moto
-Paseo en carro

 Marcela GonzálezFoto: Marcela González

Ciclismo en La Huasteca

Algunos lugares que se pueden recorrer en bici dentro de La Huasteca:

Nido de los Aguiluchos (con guía especializado)

Este recorrido te dejará sin aliento: involucra una caminata entre piedras y senderos, un poco de escalada y unos cuantos rapeles. Llegarás a uno de los picos más altos de La Huasteca, a 120 metros de altura, donde por un lado se puede contemplar la ciudad de Monterrey, y por el otro, los picos e inmensas paredes con todo su esplendor.

 Marcela GonzálezFoto: Marcela González

Guitarritas

Se encuentra sumergido entre las paredes del cañón; es un lugar mágico donde antiguamente llegaban los Huicholes para celebrar sus ceremonias. Es un lugar ideal para llegar caminando, en bicicleta o en coche, perfecto para disfrutar del silencio. Asimismo, aquí se puede acampar sin ningún problema. Si vas con un guía especializado, se puede montar una tirolesa entre dos paredes que se encuentran en este lugar.

Guitarritas vía Ferrata (con guía especializado)

Es una experiencia de aproximadamente 7 horas, donde la adrenalina y la emoción recorren el cuerpo durante todo el recorrido. Consta de una pared con “grapas”, las cuales facilitan la subida para los no experimentados en la escalada, así como también de un puente colgante, una tirolesa de 250 metros y unos cuantos rapeles.

 Marcela GonzálezFoto: Marcela González

Tips básicos

-El recorrido pavimentado empieza en la caseta de entrada (sin costo) y termina 19 kilómetros adentro en la Presa Rompepicos.
-Se puede dejar el coche en la entrada del parque y desde ahí comenzar el recorrido hacia la ruta que se prefiera.
-Infórmate de todas las rutas que hay y elige la más adecuada a tu nivel.
-Elige el calzado y ropa adecuados para la actividad a realizar.
-Lleva gorra, bloqueador, lentes y chamarra.
-Verifica las condiciones del clima.
-Lleva una mochila pequeña con agua, comida, lámpara (por si se hace tarde), bloqueador y una chamarra (el clima es muy cambiante en el cañón).
-¡Recuerda avisarle a alguien dónde estarás!

¿Cómo llegar?

Al finalizar la avenida Doctor Ignacio Morones Prieto 327, al término de Sta. Catarina, se encuentra un puente que lleva hacia la carretera a Saltillo. Se debe ir por debajo del puente, tomando la lateral del lado derecho que te conectará un poco más adelante con otro puente que te llevará directamente a la entrada del Parque La Huasteca.

Los editores recomiendan: ¡Sólo para aventureros! Senderismo en el Cerro El Sapo

Comparte tu experiencia

Te Recomendamos