Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Sin categoría Actualidad

16 lugares que visitar antes de los 40

Hicimos esta lista de lugares que visitar antes de los 40 para inspirarte a viajar, aunque sabemos que nunca es tarde ni temprano para salir y conocer.

26-09-2018, 3:34:35 PM

¿Cuántos de estos lugares que visitar antes de los 40 te faltan?

Gracias a estilos de vida alternativos y más saludables, hemos expandido las fronteras de la juventud. Por ello creemos que es momento de despojarte de cualquier prejuicio de edad y atreverte a explorar estos destinos que con alma joven y carácter maduro se disfrutan mejor. Te compartimos esta lista con 16 lugares que visitar antes de llegar al cuarto piso: 

1. Playa Mermejita, Oaxaca

Al oeste de San Agustinillo y del Pueblo Mágico de Mazunte se localiza uno de estos lugares que visitar, una bahía poseedora de una línea costera poco concurrida y con infraestructura turística básica: por eso te la recomendamos, pues si bien no es la típica playita hippie donde acampar es obligatorio (aceptémoslo, al acercarse a cierta edad se prioriza en comodidades), sí ofrece un entorno casi virgen y de exclusividad.

David Pa

Otro motivo por el que no debes perderte la visita a Playa Mermejita es que se trata de una de las escasas bahías de Oaxaca donde ocurre la “arribazón” de la tortuga laúd, la más grande de las tortugas marinas. Este fenómeno consiste en el arribo por centenares de este reptil amenazado que acostumbra anidar por las noches para evitar a los depredadores. En compañía de los voluntarios de los campamentos tortugueros de Mazunte, podrás admirarlas y ayudar a su protección.

2. Casa Madero, Coahuila

Más de 400 años (421, para ser exactos) avalan la calidad de los vinos de Casa Madero, el segundo en esta lista de lugares que visitar y la vinícola más antigua del continente americano y la empresa con más años de funcionamiento en México. Visitar la hacienda San Lorenzo, sitio donde la marca hunde sus profundas raíces, en el Valle de Parras, resulta idóneo para aquellos que buscan experiencias gastronómicas y culturales irrepetibles: créenos que pocas vivencias se comparan con el privilegio de degustar un vino en el entorno donde prácticamente nació esta bebida en América.

Camina entre sus jardines y fuentes hasta llegar a las bodegas, donde probarás algunos de sus caldos; extiende el romance con el vino con más solera del país hospedándote en la hacienda, que también funge como hotel. No pierdas oportunidad de visitar también el cercano Pueblo Mágico de Parras de la Fuente, cuna de Francisco I. Madero con valiosos edificios que dan muestra de la arquitectura virreinal del norte de Méxic.

3. Puente de Otinapa, Durango

¿Eres de los que ya se ha arrojado del bungee pero buscas agregarle un elemento especial a tu siguiente salto? O, por el contrario ¿has llegado a un punto en el que quieres experimentarlo por primera vez y por ello deseas hacerlo más que memorable?

Sin importar a cuál pregunta contestes afirmativamente, el “remedio” que te recetamos en esta lista de lugares que visitar antes de los 40 es viajar a Durango y dirigirte hacia el oeste de la capital hasta llegar a Otinapa, pequeño pueblo en las faldas de la Sierra Madre Occidental. A poco menos de 30 minutos del poblado se encuentra el puente ferroviario de Otinapa, desde el cual podrás arrojarte a más de 100 metros de altura atado a una liga de bungee.

4. Laguna de la Media Luna, San Luis Potosí

El cuarto de los lugares que visitar es esta maravilla de agua y piedra, a la que te recomendamos acudir antes de que el cuerpo comience a pedir tregua a causa de la edad, pues para disfrutarla con toda profundidad ‒literalmente‒ será necesario que demuestres fuerza muscular, buena condición y resistencia física.

¿Cumples con los requisitos? Entonces equípate con traje de neopreno, aletas y tanque de oxígeno y sumérgete en su interior; en compañía de buzos expertos, podrás penetrar en las grutas y cuevas bajo la superficie del agua, admirar la fauna y flora que habitan en este manantial, e incluso ‒si tienes suerte‒ hallar alguno de los muchos fósiles prehistóricos aquí registrados.

5. Jardín de la cerveza de Hércules, Querétaro

Hay delicias de la vida que se disfrutan sin importar la edad, como la música, la cerveza y la comida ‒todo ello combinado con buena charla y risas al aire libre‒. Encuentra lo anterior dentro del beer garden o jardín de la cerveza de la empresa Hércules, que a su vez se ubica en lo que antes fueran las instalaciones de la compañía textil del mismo nombre.

Pide un sampler con cinco vasos de degustación o vete directo por las maltas más pedidas de su catálogo, como son Macanuda (brown ale), República (pilsner de estilo alemán) y Spinning Jenny (pale ale británica).

6. Ruta Transpeninsular de Baja California

Existen travesías que todo aquel que se considere un viajero de respeto debe realizar, como completar el Camino de Santiago en España o remontar la Ruta 66 que atraviesa los Estados Unidos.

Para cumplir ese mandato sin salir de territorio nacional, dirígete a Tijuana, Baja California, para desde esa ciudad tomar la Carretera Transpeninsular 1 que te llevará a recorrer la península de punta a punta hasta Los Cabos, Baja California Sur. En el trayecto de acompañarán preciosas vistas del desierto del Vizcaíno, el Mar de Cortés y los bosques de la Sierra de San Francisco, al interior de la península. De esos itinerarios que se convierten en viajes de vida.

7. Toniná, Chiapas

A estas alturas “del partido” seguramente ya has conocido varias de las muchas zonas arqueológicas con que cuenta nuestro país, así que si quieres añadirle una palomita especial a tu currículum de “Explorador de Pirámides” viaja hacia el bello estado de Chiapas.

Localizadas a 10 kilómetros de Ocosingo están las ruinas de la antigua ciudad de Toniná, levantada con toda grandiosidad por la cultura maya a partir del siglo i de nuestra era. Y si bien todos los monumentos habilitados para su visita al público son de relevancia, no puedes irte de Toniná sin ascender hasta la cima de su gran pirámide, la más elevada de todo México con 74 metros de altura.

8. Ciudad de México

Sí, probablemente te parezca sorprendente ver al otrora D. F. en esta lista de lugares que visitar antes de los 40, pero lo cierto es que aún hay muchos viajeros que no han disfrutado los muchísimos atractivos que posee la capital de todos los mexicanos. Es la cuarta ciudad continuamente habitada más antigua de toda América, aunque posee vestigios como Cuicuilco, en el sur de la ciudad, que datan del 800 a.C.

En ella encontrarás cuatro sitios declarados Patrimonio de la Humanidad: el Centro Histórico, los Canales de Xochimilco, la Casa-Estudio de Luis Barragán y el Campus Central de Ciudad Universitaria. Cuenta con excelentes escenarios para eventos musicales y deportivos, como el Auditorio, el Palacio de los Deportes, el Estadio Azteca, el Estadio Olímpico Universitario (hasta hace poco, el único recinto olímpico de América Latina) o el Autódromo Hermanos Rodríguez, por mencionar algunos. Su escena gastronómica, incomparable: dos de los 50 mejores restaurantes del mundo (Pujol y Quintonil) están aquí. Además, su oferta museística consta de más de 200 sitios.

9. Sayulita, Nayarit

Esta es la típica playa que a tus papás o tíos les parecerá demasiado “alocada”, mientras que a tus hermanos y primos más jóvenes resultará un poco “aburrida” por la poca presencia de antros y clubes nocturnos. Para ti será perfecta, pues si bien conserva cierta vibra juvenil y surfer, se trata de un pueblito playero que se disfruta mejor en calma, caminándolo, probando su gastronomía internacional y tomándose fotos frente sus casitas de colores.

El estilo de hospedaje de Sayulita es del tipo casero: no faltan las posadas, hotelitos boutique ni bungalows a tiro de piedra de una mezcalería o boutique de artesanías  Es la clase de sitio en el que nadie te juzgará por haberte hecho en la espalda baja ese tatuaje tribal de tus años más febriles.

10. Mineral de Pozos, Guanajuato

Este es quizás el mejor momento para conocer este Pueblo Mágico al oriente del estado de Guanajuato, pues aún conserva su aura de poblado detenido en el tiempo pero ya cuenta con servicios turísticos y gastronómicos para hacer de tu visita algo más que una experiencia inspirada de la novela Pedro Páramo. Si disfrutas de la arquitectura y la historia, obligada es la visita a la parroquia de San Pedro Apóstol o El Triángulo, hacienda de beneficio minero cuyas ruinas son el escenario de relatos de riqueza desvanecida y fantasmas.

Los campos de lavanda, a las afueras del pueblo, te regalarán largos ratos de fotos y selfies, aunque si gustas de actividades más movidas puedes rentar una bici y atravesar el semidesierto cubierto de flores y nopaleras, hacer rapel dentro de un tiro de mina y acampar bajo un cielo nocturno atiborrado de constelaciones.

11. Hacienda Yaxcopoil, Yucatán

Su nombre significa “Lugar donde hay álamos verdes” en lengua maya, y de entre todas las haciendas de Yucatán te sugerimos visitar esta porque en ella encontrarás todo lo que hace únicas a las propiedades henequeneras de la península, pues si bien conserva el lujo de sus decorados, el hecho de que muchos de sus espacios luzcan deteriorados por la selva le dota de una especial atmósfera romántica. Sus salones y cuartos ostentan muebles originales, pisos de mosaico y suntuosos candelabros; te encantarán el baño de la casa principal y la cocina, pues todavía lucen utensilios de la época.

12. Los Tuxtlas, Veracruz

A tabaco, orquídeas e incienso huele esta región al sur de Veracruz, la cual te recomendamos explorar con la ciudad de San Andrés Tuxtla como base de operaciones. A poca distancia de ese pueblo se ubican las cascadas de Eyipantla, que con sus 60 metros de altura se parecen a un muro de agua que ruge entre la jungla.

Otros portentos hídricos son la Laguna Encantada y la laguna de Catemaco, famosa por su Isla de los Monos y el misticismo que la envuelve. Esta región, bendecida con abundante humedad, es hogar de más de un millar de especies de flora, muchas de ellas medicinales y estrechamente relacionadas con la celebridad curativa que tiene la región. Hazte una limpia, nunca cae mal antes de llegar a la cuarta década…

13. Bacalar, Quintana Roo

La intensidad azul de la Laguna de los Siete Colores ha posicionado a este pueblito maya dentro de esta lista de lugares que visitar. Nadar, hacer esnórquel o atravesar la laguna en una barca son las actividades sugeridas, aunque también se vale tenderse en la orilla o a merced del vaivén de una hamaca a descansar.

¿Le quieres añadir contenido cultural a tu estancia? Ve al Museo de San Felipe, dentro del macizo fuerte del mismo nombre, y aprende sobre el conflicto que convirtió este paradisíaco rincón en un campo de batalla: la Guerra de Castas. Caminar por las calles del pueblo para comprar artesanías (huipiles, cestos de palma, piezas de talla en madera) resulta también una excelente opción.

14. Tren Chepe Express, Chihuahua

Regálate la oportunidad de viajar a bordo de la novísima modalidad de lujo del tren Chihuahua-Pacífico, el cual está compuesto por solo seis vagones de ferrocarril divididos en clases Turista y Ejecutiva con capacidad para 60 pasajeros. Si te decides por la segunda categoría tendrás acceso a un elegante bar, una terraza lounge y al restaurante Urike, todos con ventanales panorámicos para admirar los paisajes de la Sierra Tarahumara.

15. San Cristóbal de Las Casas, Chiapas

Bohemia pero animada, de vigorosa herencia indígena pero a la vez cosmopolita, tienes que visitarla antes de que las noches de música, baile y cerveza queden descartadas de tus planes vacacionales. El famosísimo bar Revolución es donde tanto artistas locales como turistas europeos y viajeros nacionales confluyen para derribar las barreras culturales al son de rock y música tropical.

David Paniagua

¿No eres aficionado a desvelarte? Igualmente debes acudir a “San Cris” para comprobar de primera mano la forma en que los ancestrales bordados mayas se complementan de forma exitosa con el diseño contemporáneo; es en el andador Real de Guadalupe, en el centro de la ciudad, donde más boutiques de diseño y comercio justo encontrarás.

16. Guadalajara, Jalisco

Sin duda, la zona metropolitana de la capital tapatía es una de las más divertidas de México, ya que en ella podrás cantar con los mariachis de El Parián de Tlaquepaque; pasar la noche en vela bailando en los antros de la Avenida Chapultepec; hacer una ruta de cafeterías y boutiques en la colonia Americana o dedicarle cada noche de tu fin de semana a cenar en cualquiera de sus deliciosos restaurantes.

  • Descarga aquí la guía completa  de 16 lugares que visitar antes de los 40 y encuentra más fotos y distintas opciones de hospedaje, comida y touroperadores. 

Te lo contamos en video

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

Quintana Roo
Le Chique, lo mejor de la cocina mexicana moderna en la Riviera Maya

Le Chique es uno de los mejores restaurantes de México y muchos son los premios que lo avalan. ¡Deja que su cocina de vanguardia te sorprenda!

Campeche
Calakmul y su Fauna: paraíso natural

Sumérgete en el paraíso natural que Calakmul tiene para ti y descubre el tesoro escondido en su mítica selva

Sol y música te esperan en el Festival de Jazz de Mazunte
Oaxaca
Sol y música te esperan en el Festival de Jazz de Mazunte

Lánzate a las cálidas playas del Pueblo Mágico de Mazunte donde se llevará a cabo la 13 edición del Festival Internacional de Jazz.

Zacatecas
6 cosas que hacer en Zacatecas al caer la tarde

La tarde se termina y no sabes que hacer en la ciudad de Zacatecas, no te preocupes pues la diversión y el entretenimiento no terminan en este hermoso lugar