Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Sin categoría

El macuahuitl, la brutal arma azteca

Las navajas de esta arma quedaban incrustadas en carne y huesos de los enemigos de los guerreros aztecas, haciendo heridas imposibles de curarse. Esta es la historia del macuahuitl.

24-04-2017, 6:36:19 AM
mm

Editor web en México Desconocido

El conquistador español Cristóbal de Olid cabalgaba acompañado de otros invasores cuando un guerrero azteca, armado con un palo provisto de incrustaciones de obsidianas afiladas, le salió al paso para asestarle con aquel brutal instrumento bélico un duro golpe a su caballo abriéndole el cuello.

La bestia cayó muerta al suelo, más guerreros llegaron a ese lugar provistos con el mismo tipo de arma usándola para masacrar al resto de los corceles y jinetes. Aquel temible artefacto se llamaba macuahuitl.

Arqueología experimental. Una forma de saber cómo se usaba este el macuahuitl

Su existencia fue documentada por cronistas españoles y también aparece en los códices prehispánicos, no obstante, ha sido una pieza escurridiza para los arqueólogos porque casi ninguno se ha encontrado en excavaciones, amén de que las únicas dos piezas existentes desaparecieron: una por un incendió y la otra en una bodega del Museo Nacional de Antropología e Historia.

El macuahuitl medía entre 70 y 80 centímetros de largo, debido a su peso tenía que ser tomado por los guerreros con ambas manos, de ahí que los conquistadores los describieran como “espadas de dos manos”.

 

                 Leer: El atlatl, la mortífera arma azteca

Fue el arma principal de la lucha cuerpo a cuerpo en el periodo mexica, cuenta para México Desconocido el investigador de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), Jorge Bertín Nicolás Salazar, quien a la vez pertenece a un programa de arqueología experimental, que consiste en reproducir armas prehispánicas para usarlas y realizar teorías sobre cómo era su uso en el campo de batalla.  

El macuahuitl en los códices

Recientemente proveyeron a especialistas en artes marciales de reproducciones de macuahuitls, todos coincidieron en que se requiere de un entrenamiento constante para la manipulación de este objeto, por lo que deducen que los guerreros aztecas debieron empezar desde muy temprana edad en la práctica del instrumento.  

La arqueología experimental descrita en el párrafo anterior y que es aplicada por Jorge Bertín Nicolás y otros investigadores, permite echar abajo las teorías de arqueólogos de antaño que creían que el macuahuitl no servía para nada porque las navajas de obsidiana se rompían con facilidad haciéndolo inservible.

El investigador Jorge Bertín Nicolás

“Hoy sabemos por nuestros experimentos que las navajas de obsidiana pueden duran muchos golpes sin romperse”.

Otro arqueólogo llamado Marco Antonio Cervera expone que efectivamente las navajas llegaban a romperse, pero dejaban microlascas incrustadas en la carne de las víctimas, lo cual hacía de las heridas algo de difícil curación.

El mismo investigador indica además que es muy probable que los aztecas llevaran consigo navajas de repuesto. Los estudios sobre esta arma apenas empiezan.   

Referencias: 

El macuáhuitl.  Un arma del posclásico tardío en Mesoamérica

Macuahuitl

El macuahitl (lanza de mano) un estudo tecno-arqueológico

El macuahuitl y el tlatzintepuzotilli, dos armas indígenas

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

México
Equinoccio de otoño en Dzibilchaltún

Todo está listo para que este fin de semana retorne el dios Kin (sol) abrazando con sus centellantes y cálidos brazos a la sagrada tierra del Mayab por medio del equinoccio de otoño en Dzibilchaltún.

México
Consejos para el aeropuerto para personas con discapacidad visual

Estos consejos para el aeropuerto ayudarán a que las personas con discapacidad visual se desplacen de una manera más eficaz y cómoda.

Escuela Nacional para Ciegos
México
Escuela Nacional para Ciegos, el comienzo de la inclusión

La Escuela Nacional para Ciegos en nuestro país se fundó el 20 de septiembre de 1870, ¿conocías la existencia o la historia de este lugar?

Yucatán
Equinoccio de otoño: el retorno de Kukulcán en Yucatán

Un gran fenómeno astroarqueológico sucederá el 21, 22 y 23 de septiembre: el equinoccio de otoño, cuyo juego de luz y sombras te asombrará en el sitio arqueológico de Chichén Itzá. ¡No te lo pierdas!