Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Actualidad

¡Vive el Festival de Tradiciones de Vida y Muerte, en Xcaret!

El fantástico parque Xcaret, ubicado en la Riviera Maya, te espera para que, del 30 de octubre al 2 de noviembre, recuerdes a nuestros fieles difuntos entre música, danza, color y alegría con su 12a del Festival de Tradiciones de Vida y Muerte.

01-11-2017, 11:38:00 AM

Laura Olmos

La selva del parque eco-arqueológico Xcaret resguarda uno de los mejores sitios para festejar el Día de Muertos. Del 30 de octubre al 2 de noviembre, en la 12ª edición del Festival de Tradiciones de Vida y Muerte, ofrece a sus visitantes diferentes exposiciones, ofrendas, danzas, recorridos, misas, conciertos y múltiples espectáculos que hacen disfrutar al máximo de una tradición única en nuestro país. En esta ocasión el estado invitado es Yucatán. Más de 18 comunidades engalanan el evento con rituales, gastronomía y festejos tradicionales de esta entidad que tiene un sinfín de maravillas por descubrir. El escenario es excepcional: este parque antiguamente era conocido como Polé, donde los mayas llegaban a purificarse en la sagradas aguas de sus cenotes.

 Laura Olmos

Altares

Los altares honran a los fieles difuntos y les ofrecen significativos rituales permeados del sincretismo religioso. Colores, aromas, luz y contraste incitan a no perder detalle de cada uno de sus elementos: agua para mitigar la sed y fortalecer el viaje de regreso; velas, cirios y flor de cempasúchil para alumbrar el camino; petates para su descanso; panes rosados de azúcar que simbolizan los huesos del occiso, acompañados de sus alimentos más gustados en vida. 

 Laura Olmos

Aquí mucha de la comida que se ofrenda se cocina “enterrada”: el mucbipollo, por ejemplo, es una especie de tamal de gran tamaño, relleno de pollo que se cocina bajo de la tierra, envuelto en hoja de plátano. Las ánimas (pixanes) se deleitan también con el relleno de pavo blanco o gallina y se endulzan con agua de horchata. El mantel es blanco y simboliza las nubes. La costumbre maya dicta que hay que poner las fotos de los difuntos en la parte de arriba, pero debajo de los santos y la cruz. Utilizan materiales como barro, jícara, piedra, cristal y nunca se pone plástico ni metal.

 Laura Olmos

El nivel más bajo de los altares es para los niños. Sus almas llegan el 30 y 31 de octubre y el 1 y 2 llegan los adultos. Algunos altares tienen, a un lado, una plataforma rectangular sostenida en cada esquina, por una ceiba agarrada por los Bacabes o Pahuatunes, que simulan sostener el cielo. Cada esquina está asociada a un rumbo del universo. A diferencia de otras partes de la República, los altares yucatecos colocan un camino de cal y al final un huevo cocido. Al respecto dicen los pobladores:

“Si el huevo está crudo puede llegar el demonio y no dejar al espíritu comerse la esencia de la ofrenda”.

La cruz que colocan en esta parte de la península es verde, al lado de un huipil, tradición que se remonta a la Guerra de Castas, en donde las cruces parlantes iban dirigiendo la estrategia militar de los “alzados” (indios de Quintana Roo) que estaban en contra del gobierno. Había un ventrílocuo que hacía hablar a las cruces y decirles a los combatientes lo que tenían que hacer. Cuando se destruyen esas cruces, aparecen otras vestidas de huipil. 

Cementerio

Cuentos y leyendas mayas acompañan el místico recorrido que se complementa con rezos y cánticos. Al tiempo que resuenan los tambores, el humo del incienso permea el olfato, calaveras y catrinas deambulan por el parque, suben y bajan los 52 escalones y caminan por los pasillos del cementerio, cuyos epitafios muestran que la muerte también conlleva un toque de hilaridad.

 Laura Olmos

Por extraño que parezca, en el inframundo también hay clases sociales. Dos pisos dividen a ricos y pobres. Cada uno tiene representaciones de iglesias modestas y ostentosas catedrales. Se puede encontrar la tumba del albañil, del carpintero y del agricultor, pero también las que aluden escritores y poetas. Un refrán grabado en piedra y pensado por un marido que enterró a su esposa reza (con otro que parece redimir a la mujer):

“Señor recíbela con la misma alegría con la que yo te la envío; Aquí yace mi marido: al fin rígido”.

“Creí que no iba a ocurrir nunca. Nunca te olvidaremos abuelita”, a manera de homenaje y remembranza al poema de Jaime Sabines que decía: “tía Chofi, hiciste bien en morirte. Te querías morir y no podías”.

 Laura Olmos

Si andas por la región, no lo dudes y ven a este festival.

……………………………………………………..

Festival de Tradiciones de Vida y Muerte
Xcaret, Riviera Maya, Quintana Roo.
Del 30 de octubre al 2 de noviembre.
Tel: 01 (998) 884-9422
www.festivaldevidaymuerte.com

Te lo contamos en video

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

Ciudad de México
Dulcería de Celaya, el templo de los dulces típicos en CDMX

La Dulcería de Celaya es un espacio de tradición que ningún viajero se debería de perder. Un viaje para probar los mejores dulces de México.

Guanajuato
Mi primer vuelo en globo fue en León, Guanajuato

Deja el miedo en el suelo y aventúrate a hacer ese vuelo en globo que siempre has soñado.

México
El Caballero de Fuego de Nunkiní en Campeche

El Caballero de Fuego es una tradición que se vive en las tierras del Mayab, aquí te decimos de qué se trata.

México
Estas son las imágenes ganadoras de Fotocalavera 2018

Si participaste en el concurso Fotocalavera 2018, quizás tu foto esté aquí. Te presentamos las imágenes más votadas de esta primera edición.