PAG-000-MD-505
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Vive Experiencias Fines de Semana Museos

Hacienda El Lencero, un museo con 500 años de historia

Hacienda El Lencero era una parada obligada entre México y Veracruz, ahora es un museo en donde se recuerda parte de la vida de Santa Anna

01-04-2019, 10:36:21 AM
Hacienda El Lencero, un museo con 500 años de historia
mm

Viajera con una gran amor por México, sus lugares y su historia.

Santa Anna adquirió la Hacienda El Lencero en 1842, una vieja propiedad que había sido el paso obligado de los viajeros y comerciantes que se marchaban a la Ciudad de México o que regresaban al Puerto de Veracruz, un punto estratégico.

La hacienda no era para el descanso del mandatario, más bien era un negocio, por lo que le cobraba a los viajeros derecho de tránsito.

Sin embargo, la historia de este lugar que ahora es un museo inició mucho antes.

Foto: Wikipedia

La Hacienda El Lencero desde tiempos de Cortés

Esta hacienda empezó a construirse en 1525 por Juan Lencero, un soldado de Hernán Cortés que tras recibir un premio de la corona decidió invertirlo en este lugar.

En sus inicios el sitio funcionó como una posada para los viajero que se dirigían al Puerto de Veracruz y tiempo después empezó a diversificar sus actividades. La hacienda se empezaba a dedicar a la ganadería, a la reparación de carruajes, a la alfarería, al cultivo de algodón y al de la caña de azúcar.

Casi tres siglos después, el lugar fue vendido a Antonio López de Santa Anna por 45 mil pesos en oro. En 1870 la hacienda fue vendida y por muchos años fue una de las haciendas azucareras más importantes de la región.

Y finalmente en 1935 el lugar fue rescatado por Rafael Murillo y actualmente es un museo con hermosos jardines.

En 1981 el gobernador Agustín Acosta Lagunes adquirió el lugar y ordenó la restauración de la casa principal.

La era de Santa Anna

La nueva hacienda de Santa Anna era en esos tiempos un paraíso, un espacio bordeado por jacarandas y laureles.

La casa estaba edificada sobre una terraza a la que le brindaba un fresco especial una enorme higuera. A la belleza colonial del lugar se le agregaba un hermoso lago donde las aves retozaban alegremente.

Santa Anna convirtió con el tiempo al Lencero en su centro de operaciones, un lugar desde donde observaba la vida política, mientras descansaba en su hamaca.

Uno de los detalles más curiosos que le ocurrieron al mandatario en esta hacienda fue la muerte de su primera esposa y, posteriormente, protagonizó un nuevo matrimonio con Dolores Tosta.

Para demostrarle su amor a Doloritas mandó a reconstruir el frente de la vieja capilla, las columnas y el campanario, los cambió para romper con el estilo colonial del mismo.

El reinado de Santa Anna en el Lencero se acabó en 1856 cuando Ignacio Comonfort decretó el embargo de los bienes de Santa Anna y el mandatario fue enviado al exilio.

La hacienda convertida en museo

Hacienda El Lencero actualmente funciona como museo, uno que conserva las belleza de la época. Dentro del recinto se pueden ver muebles, objetos y recuerdos del tiempo en el que se construyó y de sus 500 años de historia.

Además la belleza de sus jardines y de sus árboles, vale la pena ser recorrer el corredor de los pájaros, su salón de armas, el de juegos y el de música.

Tómate un rato para conocer este inmueble lleno de historia.

Quizá te interese leer:

Biografía de Antonio López de Santa Anna

¿Te gustaría ir a Xalapa?