Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Sin categoría

Holbox: Isla de pescadores en Quintana Roo

Cerca del vértice de unión de las aguas del Golfo de México y el Mar Caribe, en el extremo oriental de la Península de Yucatán, se encuentra la Isla Holbox, de 36 km de largo y 1 km en su parte más ancha: al norte y al oeste, el Golfo baña sus costas y por el lado poniente el mar entra por boca Conil para formar en el sur la Laguna Yalahau.

Por el este, en la bahía que forman Punta Mosquitos y Punta Mach, existe un angosto puente de madera que une a Holbox con la costa separada por el canal denominado río Kuká, el cual más adelante se transforma en río Hondo hasta desembocar en Yalahau, casi frente a la Isla de Pájaros.

Estas tierras costeras del norte de Quintana Roo, son ahora parte del Área de Protección de Flora y Fauna Silvestre y Acuática Yom Balam cuya vegetación de manglar cubre casi toda la costa, rodeada de tulares y sabanas inundables, selva baja subperennifolia y mediana subcaducifolia. En estos ecosistemas habitan el venado, el tejón, el jabalí, la zorra, el mapache, las tortugas marinas, la boa, el pavo de monte y aves acuáticas como garzas, pelícanos, fragatas, flamencos, cormoranes y patos, entre otras. Son tierras bajas (de 0-10 m snm), que tienen un origen geológico reciente (Cuaternario), y su temperatura media es de 25 a 27°C con una precipitación pluvial de 900 mm al año.

Antaño, esta isla era llamada también Polbox y Holbox de Palomino, que en maya significa “hueco negro” o “agujero oscuro”, pero hoy en día muchos de sus habitantes la llaman Isla Tranquila y es mejor conocida como “Isla de Tiburoneros”. Originalmente, Holbox estuvo habitada por grupos mayas que instalaron puestos de vigilancia hacia el mar que, como mudos testigos, han quedado a lo largo de la costa de Quintana Roo (decenas de torretas de mampostería que funcionaban como faros de navegación). En esta zona, hay lugares como Conil y Ekab, que fueron puertos comerciales prehispánicos; incluso se sabe que, en 1528, Francisco de Montejo organizó una carrera de caballos en Conil.

A su vez, el pueblo de Ekab, abandonado por las continuas incursiones de los piratas, posee vestigios coloniales y aún conserva gran parte de su antiguo convento. Cuando en 1517 Francisco Hernández de Córdoba y su tripulación llegaron cerca de Holbox, fueron invitados por los mayas para que, en canoas, visitaran sus casas; era una trampa, pero los españoles sólo escucharon “cones cotoche”, por lo que bautizaron al lugar con el nombre de Cabo Catoche. Años después, en 1660, habitó una población de cortadores de palo de tinte, pero como eran ingleses tuvieron que retirarse debido a los tratados acordados con España; tiempo después algunos mestizos se asentaron en ahí, pero también acabaron emigrando a zonas más protegidas.

Ahora en este lugar hay nuevamente campamentos que usan como base temporal los pescadores procedentes de Holbox y de los pueblos aledaños

LA PESCA, EL PUEBLO Y LOS ATRACTIVOS INSULARES

Durante siglos la región fue visitada frecuentemente por corsarios que buscaban alimento, agua dulce y obtenían refugio en la laguna. Asimismo, la tradición pesquera es añeja y asidua, pues desde finales del sigloXIXlos habitantes de los alrededores ya extraían esponjas y capturaban tortugas Carey. Actualmente Holbox es conocido como pueblo “tiburonero” debido a publicaciones y películas que se han filmado allí en años recientes, pero la producción de esta pesca ha disminuido y hoy sólo reditúa de tres a seis tiburones (Ah Xoc) diariamente. Se pescan diferentes tipos como los llamamos tsusum, de 200 kg, el llamado curro de 150 a 250 kg, la tintorera de 300 a 400 kg o las cornudas (xoc) de 300 kg. Con frecuencia también se atrapan enormes mantas que pesan de 600 a 1 000 kg, pero se les deja en libertad porque no son aprovechables; sólo las pequeñas rayas se comen asadas. Un buen complemento de este tipo de pesca son las especies de escama como la lisa, la sierra, el jurel, el sábalo, la picuda y muchas más que son parte importante de la captura. Por otro lado, moluscos como el pulpo y el calamar son también atrapados mas no así el caracol rosaStrombus gigas, el Chac-pelPleuroploca gigantea, el trompetaBusycon contrariumy otras especies que están en veda permanente. Sin embargo, es la captura de la langostaPanulirus arqus, por medio de gancho, red y buceo, en las famosas corridas de invierno” en el noreste peninsular, la que atrae a la mayoría de los pescadores por su demanda y alto valor comercial.

En el Holbox actual, las artes de pesca han cambiado. Hoy en día el método preferido de la mayoría de los pescadores es la “gareteada”, bien llamada pesca robada. Todo empieza por la tarde cuando una solitaria pareja de pescadores sale a “garetear” a escasos 8 ó 10 km del litoral costero; al oscurecer colocan una fina red de seda o filamento, equipada con 10 ó 12 paños de 30 m cada uno, que juntos suman de 300 a 400 m; este conjunto de redes se amarra a la lancha. En tanto el pescador duerme, la corriente arrastra suavemente estas redes hacia el este. A media noche, el pescador se levanta, revisa su contenido y vuelve a colocar las redes; así están hasta las cuatro o cinco de la mañana y a esa hora sacan todo lo que ha quedado en las ellas.

Además de abundante pesca, la isla cuenta con agradables sitios que pueden visitarse con el apoyo de lugareños como Chabelo, Colis o Pollero, quienes lo pueden llevar a hacer un recorrido de tres horas para conocer la costa norte y llegar por el este hasta Punta Mosquitos, en donde la lancha apenas cabe bajo un angosto puente de madera. A partir de ese punto empieza una serie de sinuosos canales donde presurosos peces se alejan de los intrusos entre paisajes inolvidables formados por los manglares, dueños absolutos del escaso suelo. Estos canales son muy someros y cuando hay marea baja resulta difícil cruzar en lancha y ésta tiene que ser desplazada mediante una palanca hasta salir a las aguas más profundas de la Laguna Yalahau, muy cerca del islote conocido como isla Pájaros o isla Morena, donde según la época del año, anidan diferentes aves coloniales. Hacia el este, el fondo lagunar crea incontables canales y tierras inundables que salvaguardan a las reducidas poblaciones de manatí y cocodrilo, explotadas sin control durante siglos. Al oeste, frente a la entrada del mar, en Boca Conil, un sitio de interés y gran belleza es el ojo de agua Yalahau, ideal para nadar y descansar del recorrido. Pero si prefiere aprovechar su estancia de otra forma, puede salir de pesca, admirar los arrecifes coralinos, visitar la zona de Cabo Catoche o ir a las casi inaccesibles ruinas de Yuluk a pocos kilómetros en el continente.

El pueblo de Holbox es un típico lugar costero, donde las casas de madera forman rectas calles de fina arena que disfrutan tanto residentes como visitantes debido a su limpieza y a la posibilidad de caminar descalzo por ellas, y que se han conservado así por deseo de sus habitantes que no han querido que se pavimenten. La basura sólida como envases desechables y conchas marinas es mínima porque desde hace décadas se usa en cimientos y relleno de pisos. El centro es el sitio de reunión social, y durante la tarde y la noche atrae a niños y jóvenes que juegan y conviven durante horas; a su alrededor hay algunas posadas y modestos restaurantes en donde sirven comida del mar. Y como todo pueblo, tiene su feria, que se celebra durante las primeras semanas de abril y generalmente coincide con la Semana Santa; sus celebraciones, llenas de alegría, atraen a varios miles de visitantes que saturan la isla, agotan los cuartos disponibles y se suman a los festejos con los 1 300 habitantes permanentes.

ORIGEN E HISTORIA

Estas tierras nunca estuvieron despobladas como se ha pretendido hacer creer; siempre han estado habitadas por los mayas y sus descendientes. Toda la región era parte del cacicazgo de Ekab, que se extendía de Cabo Catoche a la Bahía de la Ascensión y a éste pertenecían las islas de Holbox, Contoy, Blanca, Mujeres, Cancún y Cozumel. Cerca del ocaso del sigloxix, las islas más grandes, bien protegidas del impredecible y bravo mar, recibían de Yucatán, Bacalar y sus alrededores a muchos sobrevivientes que huían de la rebelión social maya o Guerra de Castas y, posteriormente, en enero de 1891, formaron el Partido de las Islas, con cabecera en Isla Mujeres y que incluía a Holbox. A partir de 1880, algunos empresarios yucatecos inician la colonización del norte peninsular y crean la Compañía Colonizadora de la Costa Oriental y la Compañía El Cuyo y Anexas. Esta ocupación en la era moderna (1880-1920), fue realizada con objeto de ampliar y diversificar la frontera agropecuaria y forestal de Yucatán; por ello, al comenzar el siglo ya existían haciendas y poblados como Solferino, Moctezuma, Puntatunich, Yalahau, Chiquilá, San José, San Fernando, San Ángel, el Ideal y el ingenio azucarero San Eusebio.

En 1902 fue creado el territorio federal de Quintana Roo y en aquel entonces el continente entre Isla Mujeres y Holbox estaba ocupado por explotadores de chicle, palo de tinte, sal y maderas preciosas. En 1910 la población del estado se agrupó en ocho municipios que por motivos económicos fueron divididos en tres zonas que aún persisten: norte, centro y sur; la zona norte comprendía los municipios de Holbox, Cozumel e Isla Mujeres. En aquel tiempo, Holbox era cabecera municipal de ocho localidades, pero poco después, en 1921, Isla Mujeres lo absorbió.

A mediados de siglo, los poblados seguían ubicados junto a las costas, pero, con pocas excepciones, empezaron a sufrir el proceso de poblamiento y explotación de los recursos. En 1960 se dan cambios estructurales en los asentamientos y la importancia de Holbox disminuye, lo cual se refleja en que en esos años su población se reduce a escasos 500 habitantes. La década de los setenta es clave para Quintana Roo, pues es en esa época cuando cambia su estructura poblacional y, en 1974, se transforma en estado.

Ya como estado, en 1975, se reorganiza la política interior: hay un crecimiento intensivo y de cuatro delegaciones se pasa a siete municipios; Isla Mujeres es dividida en tres y se crea Lázaro Cárdenas con cabecera en Kantunilkin, que ahora incluye a Holbox. En este municipio predominantemente rural, destacan los poblados de Holbox, Solferino, Chiquilá, San Ángel y Nuevo Xcan; tiene 264 localidades y 93% de sus tierras son ejidales, entre ellas el ejido Holbox, creado en 1938. En el área continental predominan la agricultura y la ganadería, y en la isla de Holbox las actividades pesqueras. Holbox tiene hoy en día 1 300 habitantes y cuenta con un gran potencial para el desarrollo turístico, que aún permanece desaprovechado.

La lejanía y el aislamiento que han envuelto Holbox a demuestra el valor de sus pobladores, quienes han vivido en los límites de la civilización y enfrentado a través de su historia no sólo tiempos de escasez, sino también la furia de ciclones, huracanes y, ¿por qué no?, la de elementos humanos, con frecuencia negativos. Los últimos momentos de un viejo sistema de explotación especializado en regiones de maderas finas, chicle o copra, ya terminaron. Hoy, son tiempos de un aprovechamiento marino y del litoral, realizado por una dinámica población joven que trabaja optimista para su futuro.

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

El significado de las piñatas
México
El significado de las piñatas y su origen

¡Ya le diste uno, ya le diste dos, ya le diste tres! Conoce el origen y significado de las piñatas: una tradición mexicana que llegó de China.

cómo hacer un nacimiento navideño, paso a paso.
México
Cómo hacer un nacimiento navideño, paso a paso

El nacimiento navideño es un elemento clave para festejar la Navidad. Si quieres poner el tuyo pero no sabes por dónde empezar, te recomendamos seguir estos pasos.

México
6 recetas mexicanas para preparar en Navidad, Año Nuevo y Reyes

Te compartimos 6 recetas mexicanas para preparar en Navidad, año Nuevo y Día de Reyes. Son recetas muy fáciles y deliciosas.

México
Experiencias únicas para el 2018