Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Historia

La historia de la musa que inspiró a Dr. Atl y Diego Rivera 

Carmen Mondragón fue una mujer que marcó la historia de las mujeres en México al desafiar las costumbres de su época: rompió las reglas y nos dejó un gran legado intelectual.

22-02-2018, 3:18:41 PM
Nahui Olin rompió los esquemas de su tiempo
mm

Editor web en México Desconocido

En una foto sepia aparece una joven desnuda de piernas torneadas y piel clara sentada en un sillón de cuero negro. La chica mata el tiempo pasando un collar de perlas por sus delicadas manos que nadie habría notado sobre su grácil pecho descubierto.

Esa belleza diáfana terminó por enturbiarse por las múltiples tragedias que enfrentó en sus 85 años de vida y que Silvia Molina enumera puntualmente: “La actuación de su padre, el general Manuel Mondragón, durante la Decena Trágica, nada menos que contra el esposo y el cuñado de su madrina de bodas; la vergüenza del único matrimonio que tuvo; la muerte de su hijo; el infierno de los celos al Dr. Atl; la partida del capitán Agacino, la soledad, la pobreza, los gatos y la locura”.

Retrato de Nahui Olin, ca 1920Antonio Garduño

Retrato de Nahui Olin, ca 1920

Carmen Mondragón: una mujer sensual en el México de 1920

Pero no era la primera fotografía ni la primera vez que esta sensual joven mexicana de ojos verdes y rostro tristón posara para un artista. Ella es la musa rubia de mirada extraviada que aparece a la derecha del mural de La Creación que Diego Rivera pintó en el Colegio de San Ildefonso, en la Ciudad de México.

Ella también fue la enigmática modelo erótica que aparece en varias de las obras de Gerardo Murillo, Dr. Atl, con quien la joven vivió un romance apasionado y tormentoso; pintándose desnudos y removiendo la moral de la capital y de todo el país en los años 20, y es a él quien se debe el sobre nombre con el que ella se volvió popular: Nahui Olin, en una suerte de bautizo para pertenecer a una época que rugía enfurecida por el nacionalismo y la identidad.

El peso de ser hija de su padre, el general Mondragón

Ella se llamaba Carmen Mondragón y era la hija del general Manuel Mondragón, militar que se dijo ordenó la muerte del presidente de México, Francisco I. Madero, en colusión con Victoriano Huerta. Este hecho, desde luego, ella lo negaba.

Patricia Rosas Lopátegui en su libro Nahui Olin, sin principio ni fin. Vida, obra y varia invención (2011, p. 297) refiere una cita de la propia Carmen:

“Yo, como mujer, no puedo lanzar el guante personalmente contra acusadores inofensivos, pero sí lanzo el guante para batir con la pluma a todo aquel que tocase el nombre de mi padre sin justificarlo (…) en Europa, donde tanto han admirado el talento de este único artillero y técnico mexicano.”

Carmen Mondragón

Carmen Mondragón adolescente

Con educación parisina (del Colegio Francés de San Cosme)

La niña Carmen nació en 1893 en Tacubaya, Ciudad de México, dentro de una familia poderosa, por dedicarse su padre al diseño y perfeccionamiento de armas militares, lo que le valió su gran prestigio y crecimiento económico insospechado, incluso una pistola llevó su nombre: la “Saint Chaumond-Mondragón”.

Bajo este contexto Carmen pasó sus primeros años de vida, recibiendo su primera educación en el Colegio Francés de San Cosme. A los cuatro, toda su familia se mudó a París, Francia, en donde Carmen pasaría ocho años de su vida, estudiando en un internado en el que aprendió diversas artes.

Su matrimonio fallido

Regresó a México y se casó en 1913 con Manuel Rodríguez Lozano, cadete del Colegio Militar, quien además tenía una gran vocación artística y a la postre de los años se convirtió en muralista; sin embargo, el matrimonio con él culminó a los pocos años, tras un viaje de vuelta a Francia. Se dice que ella se embarazó y que el bebé tuvo muerte de cuna, hecho trágico que la pareja no soportó y terminó por separarse. Aunque también hay rumores que indican que él era homosexual, cuya preferencia devastó a Carmen. Esto último nunca fue confirmado.

Nahui por Weston

Carmen Mondragón se hizo llamar Nahui Olin. Aquí retratada por Weston en 1920.

La pasión, el desenfreno y la decadencia de Nahui Olin

Carmen Mondragón se hizo amiga de Diego Rivera, Dr. Atl, Frida Kahlo, José Vasconcelos, Xavier Villaurrutia, Antonieta Rivas Mercado, Salvador Novo, con quienes formó una especie de club de la locura, pues las ideas de todos ellos se oponían mucho al México postporfirista.

Nahui planchaba los alrededores de la Alameda donde alimentaba palomas o recogía gatos sin dueño, medio cojos y apaleados, lloraba con ellos en los brazos si los encontraba muertos y mandaba disecarlos para hacer una colcha que la abrigara por las noches, a decir de Beatriz Espejo en la Revista de la Universidad de México.

Espejo prosigue con el recuerdo de otro artista destacado: “Rafael Coronel recuerda que cuando estudiaba en San Carlos le dio un susto terrible acosándolo, como acosaba muchachitos, y que en ese tiempo la llamaban el Fantasma del Correo por su cara tan polveada, sus faldas cortas al estilo de los veinte y sus amplios escotes.”

Nahui Olin en la revista OvacionesRevista Ovaciones

Nahui Olin en la revista Ovaciones

La memoria de Carmen Mondragón, una incomprendida de su tiempo

La hija del general Mondragón cuestionó su época, rompió parámetros opresivos de la condición femenina a través de escritos, poesía, partituras para piano y esculturas, etcétera, obras que pasaron casi desapercibidas y quedaron casi en el olvido, junto con los desnudos que realizó para los artistas, retratos con los que trató de demostrar la libertad de las mujeres para el disfrute de su cuerpo y sexualidad.

Autorretrato en el Puerto de VeracruzNahui Olin

Autorretrato en el Puerto de Veracruz

Desde la década de los años 80 del siglo pasado, intelectuales como Carlos Monsiváis y Elena Poniatowska trataron de sacar del olvido a la bella hija del general Manuel Mondragón, mujer que murió en 1978 en la pobreza, casi en el anonimato y en una casa llena de gatos.

Poemario de Nahui OlinNahui Olin

Poemario de Nahui Olin

José Emilio Pacheco la llamó el último mito sexual del siglo XX, dejando de lado su aportación como pintora desenfadada, poeta excéntrica y, se dice, compositora locuaz. Una artista de su momento, que Patricia Rosas reconociera como el Quinto Sol (esos soles podrían ser ella, Pita Amor, Frida Kahlo, Nellie Campobello y Elena Garro), cinco mujeres que brillaron por sí mismas en un tiempo de tinieblas adversas a su inteligencia.

Quizá te interese conocer la Historia de la fotografía en México.

Te lo contamos en video

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

Zacatecas
6 cosas que hacer en Zacatecas al caer la tarde

La tarde se termina y no sabes que hacer en la ciudad de Zacatecas, no te preocupes pues la diversión y el entretenimiento no terminan en este hermoso lugar

Nuevo León
Niño Fidencio, el curandero más misterioso de México

Conoce la historia del Niño Fidencio, un curandero famoso por conceder milagros a cientas de personas. Cada 17 de octubre miles de peregrinos que viajan hasta Espinazo, Nuevo León, para rezarle y pedirle que cure sus enfermedades.

México
Conoce los Barrios de los Muertos

Cerveza INDIO junto con México Desconocido te llevan, desde el norte al sur de México, en la Guía Especial Barrios de los Muertos, esos en donde se celebra auténticamente la ceremonia a los difuntos.

Ciudad de México
Pan de muerto: los mejores lugares para probarlo en la CDMX (2018)

¡Llegó la hora de comer pan de muerto! Y estas panaderías y restaurantes son la mejor opción para degustar este clásico pan dulce tradicional de las celebraciones de Día de Muertos.