Buscador
Ver revista digital
Conoce México

Las trajineras, el último transporte prehispánico que existe

Historia de las trajineras
© Flickr/Javier Castañón Historia de las trajineras

Las trajineras, además de ser uno de los grandes emblemas de Xochimilco, se han convertido en el único medio de transporte que data de la época prehispánica. ¡Conoce la historia!

Descubre la historia de las trajineras

A pesar del mestizaje que se dio entre las culturas originarias y los conquistadores, hay herencias que han sobrevivido al paso de los siglos. Y entre ellas tenemos a las populares trajineras; un medio de transporte característico de Xochimilco y que data desde la época prehispánica. ¡Conoce su historia!

En la época precolombina existieron diferentes formas para transportar diversos objetos –esto a pesar de que no se tenían animales de carga–. Entre ellas se encontraban los míticos corredores, quienes eran capaces de trasladar hasta 23 kilos, así como de llevar algo desde Veracruz a la Ciudad de México en menos de 24 horas.

Corredores prehispánicos
Corredores prehispánicos

Sin embargo, dentro de la misma Ciudad existían pequeñas embarcaciones que servían para trasladarse: las canoas y las trajineras. Estas últimas eran utilizadas por los xochimilcas, quienes se habían asentado en Xochimilco desde el año 1350 aproximadamente.

Cabe señalar que, gracias a las características lacustres de la región, los grupos indígenas desarrollaron diversas tecnologías que les permitieron adaptarse. Un gran ejemplo es el de las chinampas; éste era un método agrícola que permitía cultivar sobre el agua en una especie de balsa.

Y aunque, en ese entonces las trajineras no eran como las conocemos ahora, eran útiles para desplazarse entre los canales y para permitir que los pobladores realizaran sus actividades cotidianas.

Te puede interesar: Trajineras de Xochimilco: todo lo que tienes que saber sobre las nuevas medidas de seguridad

La transformación de las trajineras a lo largo del tiempo

A pesar de los múltiples cambios que hubo a raíz de La Conquista, los españoles conservaron el sistema de acueductos. Gracias a esto, la región continuó siendo un centro importante de producción agrícola y de comercio.

No obstante, durante la época del Porfiriato, los paseos en trajinera se volvieron muy populares entre los catrines. Rápidamente la demanda incrementó y las embarcaciones fueron remodeladas y mejoradas; se les agregó un techo para proteger del sol a los paseantes y se adornaron con arcos de flores naturales.

En las chinampas era común encontrarse con flores muy hermosas. Debido a esto, era un sitio perfecto y muy llamativo para dar románticos paseos. Por ello, recibió el sobrenombre de “lugar de los jardines flotantes“. Además, como forma de cortejo, los catrines mandaban a colocar los nombres de las mujeres de su interés o de sus novias en la trajinera.

Sin embargo, las transformaciones no se detuvieron en esa época. Así, las flores naturales se cambiaron por papel maché y pasta, aunque la tradición de los nombres permaneció. Otro de los grandes cambios ocurrió durante las primeras décadas del siglo XX.

En ese entonces, el atractivo turístico de Xochimilco comenzó a explotarse con mayor intensidad. Se construyeron embarcaderos, se reforestó parte del bosque de Nativitas y se incrementó el comercio así como las actividades culturales y la cantidad de recorridos. Asimismo, surgieron misteriosas leyendas que han incrementado el carácter místico de Xochimilco.

Te puede interesar: Enamórate de Xochimilco con un tour inolvidable y quesadillas ilimitadas a bordo

La historia de las trajineras
Luis Peagui La historia de las trajineras
historia de las trajinerastrajineras de xochimilcotransportes prehispánicos
autor Amante de la literatura, de la fotografía y de descubrir los tesoros de México.
Suscríbete al Newsletter

Recibe infomación sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Comentarios