Portada-oct-nov
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Naturaleza

6 lugares increíbles del Valle de Tehuacán que te encantará conocer

Te llevamos a conocer el Valle de Tehuacán y todo lo que hay en sus alrededores. ¡Sorpréndete!

09-08-2019, 2:19:54 PM
6 lugares increíbles del Valle de Tehuacán que te encantará conocer
Archivo MD
mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.

Esta porción de tierra tiene la aridez como su compañera. Es de fósiles, cactáceas gigantes, salineras y aguas minerales. Es la región donde los mixtecos han hecho su casa y han labrado la tierra; el lugar donde inició la agricultura. En parte de su territorio tiene lugar la Reserva de la Biosfera Tehuacán-Cuicatlán, una zona natural protegida donde abundan especies endémicas, la riqueza de la que se habla también se comparte con Oaxaca.

1. Valle de Tehuacán-Cuicatlán

A 39 km de Tehuacán, autopista 135.
Usa la App what3words para llegar al Valle de Tehuacán-Cuicatlán:
///duraron.negando.dedicada

Dentro de la Reserva de la Biosfera Tehuacán-Cuicatlán se localiza este valle que posee la biodiversidad más rica de toda América del Norte. En su superficie se han desarrollado los bosques más densos de cactus columnares en el mundo donde agaves, yucas y robles crean una de las regiones más singulares; de las 86 especies de cactáceas que aquí crecen, el 11 por ciento son endémicas.

Los restos arqueológicos demuestran desarrollos tecnológicos y la domesticación temprana de cultivos. La presencia de un sistema excepcional de gestión del agua de canales, pozos, acueductos y presas, el más antiguo del continente, da constancia de ello, con la aparición de asentamientos agrícolas y el desarrollo de numerosos grupos de plantas; por lo cual también es considerado un centro mundial de agro biodiversidad. Los pueblos indígenas que la habitan han creado una tradición cultural milenaria de respeto a la naturaleza.

2. Tehuacán

A 127 km de la ciudad de Puebla, autopista 150.
Usa la App what3words para llegar al Parque Juárez:
///notará.pone.legua

El centro presume su Parque Juárez. Cerca está la Catedral de la Inmaculada Concepción, del siglo xviii, con las cúpulas de talavera en perpetuo diálogo con el cielo. También está el Ex Convento del Carmen, erigido en el siglo xvii. De inspiración barroca y neoclásica, su interior ahora alberga el Museo de Mineralogía y el Museo del Valle de Tehuacán. A unos pasos está el Palacio Municipal; su interior regala el mural Tehuacán y sus cinco regiones, pintado por Luis, Rutilio y Santiago Carpinteyro, quienes con vivos colores plasmaron la evolución de Tehuacán, desde su fundación hasta la época moderna.

Aquí pertenece el Festival del Mole de Caderas, una tradición culinaria que ocurre en octubre, cuando se lleva a cabo la Matanza de Chivos. Se dice que desde 1784 se lleva a cabo esta celebración; iniciaba con el envío de los pastores y el ganado a Guerrero y Oaxaca ‒rumbo a Tierra Caliente‒ para pasar el verano ahí. Cuando eran sacrificados para obtener su carne como alimento, los sirvientes solo recibían los huesos de los chivos, surgiendo así el mole de caderas. En 1997, este platillo emblemático fue incluido en el directorio de festivales de Conaculta, y declarado patrimonio cultural del estado de Puebla, el 22 de octubre de 2004.

Este también es el sitio de los manantiales; desde 1445 son valorados por los pobladores del Valle de Tehuacán debido a las propiedades curativas de sus aguas y a su gran riqueza hidromineral mundialmente reconocida. La historia arqueológica y paleontológica de la región se exhibe en el Museo de la Evolución Tehuacán; en sus cuatro salas es posible conocer sobre la era paleozoica, la teoría del Big Bang y la formación de los planetas; la era mesozoica y la existencia de organismos, la era cenozoica y los mamíferos, y la biodiversidad de la región.

No hay que despedirse de Tehuacán sin antes ir a su zona arqueológica, casa de la cultura popoloca ‒considerada pieza fundamental en el desarrollo de Mesoamérica‒. Estuvo dedicada al señor del inframundo Mictlantecuhtli y habitada por comunidades que datan de 8500 años a.C aunque su construcción es de mediados del siglo xiv. Hasta hoy, solo se han explorado 16 de las 126 hectáreas que integran esta ciudad; se han descubierto restos de drenaje y conductos de agua. Al caminarla, es posible ver la plaza del Templo de Fuego Nuevo, dedicada a la renovación del tiempo cada 52 años.

Está flanqueada por los desplantes de las trece columnas de los Señores de la Noche y las nueve columnas de los Señores del Día; cuenta con un templo dedicado a Ehécatl-Quetzalcóatl, y un conjunto central en donde se asienta la estructura más alta del sitio, el Templo Mayor y el Templo de las Calaveras. El sitio se distingue por los conjuntos de edificaciones distribuidos en los desniveles de la meseta; destacan plazas diseñadas para ceremonias y unidades habitacionales donde residían los gobernantes y sacerdotes.

3. Zapotitlán Salinas

A 25 km de Tehuacán, federal 125.
Usa la App what3words para llegar al Jardín Botánico Helia Bravo
Hollis: ///domar.hojaldres.agahado

Antes de llegar a este pueblo rodeado por cactáceas gigantes, visite las salinas. Se sabe que hace 105 millones de años este territorio fue un brazo de mar que conectaba con el Golfo de México, por lo que el subsuelo es rico en sales. Aquí se puede conocer el proceso de extracción del mineral y probar de esta sal en una rica tortilla de maíz hecha a mano. Uno de sus atractivos es el Jardín Botánico Helia Bravo Hollis, con más de 2,700 especies de plantas.

Un recorrido por sus senderos interpretativos permite ver de cerca sus 53 especies de cactáceas en su entorno natural y observar aves. Dentro del jardín está el Centro de Interpretación Ambiental cuya finalidad es la conservación y desarrollo de la flora y la fauna silvestre, así como la promoción de la enseñanza y estudio científico; y un complejo con cabañas Cerca están las ruinas de una antigua ciudad llamada Cutha, una cascada y salineras, cuya producción de sal sigue siendo ancestral.

4. San Juan Raya

A 49 km de Zapotitlán Salinas, federal 125 y camino estatal.
Usa la App what3words para llegar al Museo Paleontológico:
///grasa.permanente.azafata

Esta pequeña comunidad atesora fósiles del cretácico inferior de México y huellas de dinosaurios en el Museo Paleontológico Comunitario. Además, los miembros de la comunidad organizan diversos recorridos para llevar a los visitantes en bicicleta o a caballo al Cerro del Pavimento, que hace la suerte de mirador.

Otra opción es visitar el Parque Ecoturístico Turritelas donde se pueden ver fósiles de dinosaurios y marinos con una antigüedad de más de cien millones de años; por último espera el Santuario de Cactáceas Gigantes. Ya que se está por la zona, bien vale la pena dirigirse a Reyes Metzontla; al igual que San Juan Raya, ambas son juntas auxiliares de Zapotitlán Salinas. Aquí se realizan las artesanías de barro más reconocidas del país, galardonadas con el Premio de Ciencias y Artes en 2005.

5. San Gabriel Chilac

A 21 km de Tehuacán, autopista 135.
Usa la App what3words para llegar al Museo del Agua:
///concreto.tablones.aparcar

Aquí se desarrolla uno de los proyectos de iniciativa social más exitoso que implica los procesos de producción de maíz y amaranto de la cultura popoloca. También aquí es posible conocer a los autores de los textiles bordados con chaquira, especialmente la blusa chilalteca, confeccionada de bordados con la técnica plisado, que consiste en colocar chaquira con chaquira para formar figuras prehispánicas.

La elaboración puede tardar hasta un año y su costo alcanza los 40 mil pesos. No hay que perderse el Museo del Agua donde se expone la evolución de la cultura hidro-agroecológica que dio origen a las civilizaciones mesoamericanas. Es un espacio que sensibiliza sobre los problemas de este vital líquido.

6. Coxcatlán

A 38 km de San Gabriel Chilac, estatal 980.
Usa la App what3words para llegar al parque municipal de Coxcatlán:
///revuelve.dibujante.delgada

Aquí, como al resto de la región del Valle de Tehuacán, se le reconoce como la cuna de la agricultura y de la irrigación mesoamericana, domesticando aguas broncas provenientes de escurrimientos de origen pluvial, mediante represas y terrazas escalonadas de las cuales existen muchos restos en esta región. La presa Purrón y el canal de Santa María son construcciones monumentales que aún se conservan.

La captación y aprovechamiento del agua de lluvia fue un patrimonio cultural ampliamente extendido desde la prehistoria de la región, y de allí debió transmitirse a otras regiones. Esta notable la armonía alcanzada en la antigüedad entre la ecología de la región, la tecnología utilizada y la organización social.

7. Tlacotepec de Benito Juárez

A 79 km de Tehuacán, federal 150 y estatal 980.
Usa la App what3words para llegar a la zona arqueológica de Teteles:
///sumados.nación,ocultos

Uno de los asentamientos más importantes de la región de Puebla- Tlaxcala, Tehuacán y el centro de México se desarrolló en este lugar y se le conoce como zona arqueológica de Teteles de Santo Nombre. Floreció hacia 400-650 d.C., fue contemporáneo de Teotihuacán y Cholula. En su extensión aproximada de 60 hectáreas se conservan restos de plataformas habitacionales, montículos piramidales, plazas, terrazas, zonas de circulación, construcciones aisladas y altares que hacen de este sitio el más grande y monumental del sur de Puebla.

Te recomendamos: