Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Vive Experiencias Spa y relajación

Nirvana: el nuevo deseo de San Miguel

Cuando creíamos que ya lo habíamos visto todo en esta bella población, un nuevo lugar rodeado de árboles que invitan al descanso, nos sorprendió. ¡Conócelo!

mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.

Cuando creímos que ya habíamos visto y vivido todo en la gloriosa Ciudad Patrimonio de San Miguel de Allende, encontramos esta versión campestre junto al río Laja. Estás y no en la ciudad: lo mejor de dos mundos en un sólo destino.

A tan sólo 12 minutos del maravilloso centro, Nirvana Restaurant & Retreat es un nuevo refugio rodeado de árboles que imaginamos como “la casa de campo a todo lujo” del viajero frecuente que ama esta ciudad de Guanajuato. También es una buena opción si se quiere únicamente ir a comer al aire libre o consentirse en el spa al caer la tarde. México desconocido estuvo ahí y realmente fue una experiencia de sanación y liberación espiritual. Un fin de semana inolvidable.

Personalidad e interiorismo
– Piedra y madera se involucran para formar un concepto cálido y acogedor.
– Relajación, donde el protagonista que llena todo es el río Laja. Adormece y calma con su constante devenir.
– Aromaterapia en todo el espacio.
– Habitaciones temáticas con terraza donde obras plásticas y artesanías de todas partes del mundo se integran al entorno.
– Aguas termales y spa invitan al huésped a reinventarse.
– Invernadero, caballeriza y granja para visitar.
– Restaurante integrado a la naturaleza con productos orgánicos locales, comandado por el chef mexicano Juan Carlos Escalante. Casi todo proviene del huerto y la granja, recolectados cada día.

Entorno
Además de la ciudad de San Miguel y sus tesoros en cada esquina… Recomendamos darse una vuelta en cuatrimoto por:

– Estación de ferrocarril (con más de 100 años).
– San Miguel Viejo, edificado sobre una plataforma piramidal mesoamericana, a la orilla de la Presa Ignacio Allende, rodeada de cultivos y pastizales.
– Ex Hacienda de Tirado, entre una zona volcánica y el Altiplano mexicano.
– Puente antiguo a Guanajuato, parte del Camino Real de Tierra Adentro (recién nombrado Patrimonio de la Humanidad).
– Santuario de Jesús Nazareno de Atotonilco (también Patrimonio de la Humanidad).
– Ex Hacienda de la Erre, donde Allende, Aldama, Abasolo e Hidalgo tomaron el mando del Ejército Insurgente.

Actividades
– Cabalgata o ciclismo: senderos y recorridos guiados por expertos. También pregunte por el tour Bicentenario Todo Terreno.
– Tours a la ciudad: historiadores disponibles para acompañar al huésped.
– Clases de yoga y meditaciones guiadas.
– Disfrute de un tratamiento completo en el spa (muy recomendable).

Contacto
Camino Antigua Estación ffcc 11, Centro.
Santuario de Atotonilco, Guanajuato.
Tel. 01 (415) 185 2194 y 95.
www.nirvanarestaurantretreat.com

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

México
El lugar en Guadalajara donde puedes pedir una malteada de cerveza

Bazar de Malta es el único lugar de México que prepara malteadas cervezas artesanales mexicanas. Viaja hasta Guadalajara para conocer este nuevo sitio turístico.

México
5 consejos para que tu perro no se enferme en el viaje

Conoce más sobre las enfermedades de perros, aquí te dejamos algunos consejos para que tu perro no se enferme durante el viaje, porque los paseos en la playa, excursiones en la montaña, largos recorridos en auto, viajes en avión, cambios de temperatura o de alimentación pueden afectar la salud de tu mascota.

Chile serrano, un chile muy mexicano.
México
Chile serrano; un producto básico para los mexicanos

El chile serrano, también conocido como “chile verde”, es muy usado en la gastronomía mexicana. Este chile de aspecto lustroso puede comerse a mordidas o en exquisitas salsas “verdes” que acompañan guisos como enchiladas verdes, aguachile y otras recetas que, gustosos, te compartimos.

Ciudad de México
La mala suerte del primer hotel de México

Se llamaba la Bella Unión pero su buena suerte duró solo siete años, ya que se hospedaron en él oficiales estadounidenses que hicieron algo que le dio mala fama a este alojamiento