Suscríbete: Newsletter Revista
Suscríbete: Newsletter Revista

Ruta para conocer y disfrutar al máximo la CDMX

¿Realmente conoces la Ciudad de México? Entre las infinitas opciones que ofrece la metrópoli, hicimos un recorrido por los lugares menos tradicionales y más actuales. ¡Acompáñanos!

Foto: iStock

¿Qué es lo primero que todo visitante debe ver en nuestra capital? ¿Lo tradicional? ¿Lo nuevo? Ser anfitrión para presentar la CDMX a un extranjero me ha devuelto un mapa mental mucho más amplio y diverso de lo que es esta megalópolis. Origen y destino de miles de historias, pensé que la conocía. Una lista casi infinita de opciones y poco tiempo para recorrerla hacía que mi entusiasmo tomara cause: tenía que decidir. Así lo resolví.

Sí, al principio pareció sencillo. Una breve lista de los cuatro o cinco lugares típicos se formó en mi mente; eso es lo que todo visitante debe apreciar en la Ciudad de México, ¿no? Zócalo, Palacio de Bellas Artes, un par de museos en la zona del Paseo de la Reforma, otros más en Coyoacán. Pero realmente, tras ir a estos lugares, ¿podemos decir que conocemos la cara más actualizada de la capital? La respuesta vino en forma de duda, una duda que poco a poco se esfumaría.

Todos los que en ella vivimos tenemos una idea de la CDMX propia, esa que nos llena de orgullo y que queremos compartir. Esta ciudad no tiene por qué ser la de todos; pero, inevitablemente, hay puntos en los que casi todos coincidimos, y la primera lista que formé en mi cabeza los cubría, pero estaba seguro de que había más.

Basé mis principales propuestas en tres zonas en específico: Coyoacán, Roma y Polanco. Un lugar para desayunar; otro, quizá un museo para visitar; uno para comer algo y tal vez ver una película mexicana; y finalmente, un último sitio donde sentarse tranquilamente a tomar algo. El tiempo para hacerla de guía turística era muy corto y debía diseñar un buen itinerario, que abarcara al menos un poco de lo fascinante que hay en mi terruño. El tiempo es un factor a considerar en una ciudad como la nuestra, y debía echar mano de las herramientas que tenemos disponibles los  capitalinos. Siempre he pensado que conocer bien un lugar conlleva saber moverse por sus calles. Ecobicis, Metrobús, Turibús, Metro, taxis y por supuesto caminar, todo forma parte de este incesante sistema de transporte.

Te podría interesar: 100 cosas que hacer en la Ciudad de México

PRIMERA Y SEGUNDA PARADA: EL DESAYUNO Y EL MEDIODÍA

¿A qué visitante no le encanta la gastronomía de nuestro país? En este rubro, la CDMX tradicional tiene para todos los gustos; yo me incliné, por su amplia propuesta, su historia y su localización estratégica, por el Mercado de Coyoacán. Carnitas, barbacoa, pozole, quesadillas, jugos y hasta hot cakes de figuras de tu personaje favorito. Si los encantos culinarios de un local no cautivan al comensal, seguramente lo harán los de junto.

LOS IMPRESCINDIBLES DE COYOACÁN

  • Cineteca Nacional
  • Museo Anahuacalli
  • Teatro Enrique Lizalde
  • Café Marabunta
  • Restaurante Azul y Oro
  • Neverías de Coyoacán
  • Espacio Escultórico de Ciudad Universitaria
  • Centro Cultural Universitario, UNAM

Te podría interesar: Un paseo por los pueblos y capillas de Coyoacán

La segunda parada estaba realmente cerca: el Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC). Desde que se inauguró en 2008 este importante recinto, diseñado por el arquitecto mexicano Teodoro González de León, y ubicado dentro del Centro Cultural Universitario de la UNAM, se ha convertido en uno de los favoritos por los capitalinos. Aquí se presentan las mejores exposiciones de arte contemporáneo, en uno de los marcos arquitectónicos más excepcionales.

TERCERA: MÁS COMIDA Y CINE

Si bien podríamos quedarnos en Coyoacán, pues las alternativas que esta zona ofrece son tantas y tan variadas, decidí apuntar en segundo lugar la colonia Roma, otro de los clásicos con nuevas propuestas.

Muchas, si no es que todas, de las actividades cotidianas del capitalino giran en torno a la comida; mucho más si la podemos unir con otro aspecto importante de nuestra vida, como por ejemplo el cine. Por esto consideré llevar a mi visita al Cine Tonalá, pequeño espacio cultural que ocupa su tiempo en dos cosas: presentar filmes independientes (así como también artes escénicas y stand-up de comedia); y preparar platillos memorables. Nada mejor que pasar la tarde conociendo la rica y abundante cultura de la capital.

Te podría interesar: Ruta de la Generación Beat en la colonia Roma

LOS IMPRESCINDIBLES DE LA CONDESA

  • Fonda Mayora
  • Artspace México
  • Casablanca Atelier
  • Global Comics
  • Moxie Tostadería y Tepachería
  • Restaurante Quesería de Mí
  • Pulquería El Aserrín
  • El Plaza Condesa

CUARTA: UN CIERRE MUY AROMÁTICO

En Temístocles, en la colonia Polanco, a pocos metros de Masaryk y sus numerosas boutiques exclusivas, está el lugar ideal para terminar un día relajadamente: Theodor, que entre infusiones calientes y servidas en teteras, promete una elegante combinación de aromas, sabores y texturas.

Con entusiasmo, quizá el cierre podría ser un brindis en la Licorería Limantour, un inmejorable marco para celebrar los encuentros. Y es aquí, después de un brindis, al chocar nuestras copas que una mirada cómplice me deja saber que mi visita la ha pasado bien, y yo me siento eufórico de todo lo que se quedó en el tintero.

Te podría interesar: De paseo en bici por Polanco

LOS IMPRESCINDIBLES DE POLANCO

  • Esquites de Moliere
  • Restaurante Belmondo
  • Museo Tamayo
  • Paseo en la Torre del Reloj
  • Away Spa del Hotel W
  • Tienda de muebles Histeria
  • Escaparates de Masaryk

¿Cuánto tiempo es necesario para conocer realmente la esencia de esta cuidad multiforme? ¿Cuántas veces hay que visitarla para ser completamente descubierta? La Ciudad de México es un destino que enamora siempre. Solo es necesario recorrer sus calles para saber que en ellas se guarda mucho más de lo que todos, aún los que vivimos aquí, podríamos llegar a imaginar.

 

Los editores recomiendan: 5 fachadas espectaculares de la Ciudad de México

Comparte tu experiencia

Te Recomendamos