Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Descubre Destinos Barrios Mágicos

Santa María Magdalena Atlitic

Ubicado al suroeste del DF, este Barrio Mágico te conquistará con sus múltiples escenarios verdes, como Los Dinamos, ideales para pasear a pie o a caballo y disfrutar de sus increíbles paisajes.

mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.


Un poco de historia

En principio perteneció a Coyoacán, dominio tepaneca, y después fue tributaria de los mexicas. En 1535 los españoles fundaron Santa María Magdalena como reducto indígena, según el Códice de San Nicolás Totolapan. Los frailes franciscanos y dominicos evangelizaron Atlitic o “lugar donde abunda el agua” y le impusieron como santa patrona a María Magdalena. En el siglo XVI construyeron una ermita que fue transformada dos siglos después en el templo actual. Las instalaciones fabriles que la caracterizaron surgieron en la parte baja del río Magdalena. Jerónimo de León estableció, ese mismo siglo, un batán para la producción de paños de lana.

Una centuria después, la familia Contreras creó un obraje que desde entonces conservó el apellido de sus propietarios. En el siglo XIX Antonio de Garay, inversionista mexicano, fundó con capital francés la fábrica textil de La Magdalena, de las mejor equipadas, y frente a ella se estableció otra: El Águila. Ambas contribuyeron al desarrollo económico de la región, pues produjeron hilados y tejidos de lana, algodón y casimires de diversas clases. El acceso de la materia prima se hacía a través de la vía del ferrocarril México-Cuernavaca.

El abundante caudal de los ríos Magdalena y Eslava propició la instalación de dinamos o plantas hidroeléctricas escalonadas que generaban energía eléctrica en 1897 para las diversas fábricas de la Magdalena Contreras. Hoy en día, el Parque y Corredor Ecoturístico Los Dinamos es el atractivo principal de este lugar, visitado por numerosos turistas y deportistas los fines de semana y días festivos.

Voces y anécdotas del ayer

El recuerdo del hermoso paisaje de Santa María Magdalena Atlitic permanece en una linda canción compuesta por Severiano Briseño e interpretada por la famosa cantante Lucha Reyes, que dice así: “Caminito de Contreras, subidita del Ajusco, de las verdes magueyeras… de ahí se me viene el gusto y subo corriendo al Ajusco sólo por venirte a ver…”.

Tómalo en cuenta

Uno de los comercios de tradición en La Magdalena se localiza sobre la calle Emilio Carranza, a un costado del Mercado Turístico, y se llama El Caminito de Contreras, restaurante fundado en 1945 que ofrece barbacoa, carnitas y antojitos mexicanos.

La fiesta en honor de Santa María Magdalena se celebra el día 22 de julio en la Plazuela Magdalena, nombre del pequeño centro. Para ello se ponen juegos mecánicos, caballitos, la rueda de la fortuna, puestos de antojitos y más. Los pueblos vecinos llevan sus estandartes al templo y traen presentes a la patrona, como arreglos florales, y cohetes; mientras que los variados grupos de danza hacen su labor en el atrio del templo. En fin, puedes apreciar aquí una fiesta muy bonita, típica de pueblo.

Recomendaciones

Comentarios

Lo último

Puebla
Cuetzalan, uno de los pueblos más bonitos de México

Cuetzalan es un pueblo mágico que parece salido de un cuento de hadas, estas son algunas razones por las que tendrías que empacar tu maleta y viajar para conocerlo.

México
4 lugares de la CDMX para comer una deliciosa sopa de tortilla

En esta lista encontrarás los mejores lugares de la CDMX para comer sopa de tortilla, arma tu tour y prueba todas.

Guerrero
No te pierdas la Feria Nacional de la Plata en Taxco

¿Buscas un bonito regalo para Navidad? Lánzate a este Pueblo Mágico de Guerrero y descubre las maravillas que los artesanos taxquenses crean con sus hábiles manos en plata.

Durango
Trekking en Durango: haz deporte de aventura y salva el planeta

En el desierto de Durango hay un paraíso que necesita ser salvado: el Cañón de Fernández, donde a tu lado pasan correcaminos, vuelan garzas y hay árboles de más de mil años de vida (1,300 para ser preciso). ¡Sí, en el desierto!