Portada-oct-nov
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Historia

Siqueiros, el muralista mexicano que intentó matar a León Trotski

En 1940 el artista David Alfaro Siqueiros participó en un atentado contra el revolucionario ruso León Trotski. Conoce los motivos de esta agresión.

09-10-2019, 4:00:30 PM
Siqueiros, el muralista mexicano que intentó matar a León Trotski

David Alfaro Siqueiros fue, de todos los muralistas mexicanos, el que más políticas radicales tenía. Era miembro dirigente del Partido Comunista y fue uno de los pocos artistas expulsados de México debido a su activismo político. 

Uno de los sucesos más destacados de la vida del artista fue su participación en el atentado en contra de León Trotski en 1940, cuando tuvo que huir a la ciudad chilena de Chillán para no ser encarcelado.

Un viaje a Moscú

En la década de 1920, el pintor Siqueiros y Diego Rivera, también miembro activo del Partido Comunista, viajaron a Moscú para participar en las reuniones de la Internacional Comunista, la organización comunista mundial. 

Joseph Stalin.

Ahí, Siqueiros mostró su apoyo incondicional a Stalin; y, por el contrario, Rivera simpatizó con las ideas de León Trotski, aunque más tarde abandonaría el trotskismo. Por su parte, Siqueiros mantuvo su cercanía con el estalinismo, incluso como dirigente en brigadas de combate en España.

En 1936, el Presidente Lázaro Cárdenas, por intermediación de Rivera, le otorgó a León Trotski asilo político en México. Siqueiros, junto con otros simpatizantes estalinistas, comenzaron a planear el asesinato del revolucionario ruso y enemigo de Stalin.

El fallido intento de asesinar a Trotski

Finalmente, el 24 de mayo de 1940, en la madrugada, el intento de asesinato se llevó a cabo. El propio Siqueiros y un séquito de veinte personas irrumpieron en las inmediaciones de la casa de Trotski y su esposa Natalia Sedova en la avenida Viena en Coyoacán.

Museo Casa León Trotski en Coyoacán.

Después de eliminar a uno de los guardias, entraron a la propiedad y se acercaron a la habitación matrimonial a la que comenzaron a disparar a diestra y siniestra. Milagrosamente Trotski y su esposa salieron ilesos. Aún se pueden observar los orificios de los disparos en las paredes de la casa, hoy Museo Casa León Trotski. 

Luego del atentado, Siqueiros se exilió en Chillán, Chile, para evitar la cárcel en México. Ahí realizó el fresco “Muerte al invasor”, el cual es hoy el mayor atractivo de esa ciudad.

Quizá te interese leer: