PAG-000-MD-505
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Descubre Destinos Naturaleza

Xochimilco, la vida entre canales y flores

Te contamos un poco del pasado y el presente de Xochimilco, Patrimonio de la Humanidad desde 1987.

30-08-2019, 10:00:58 AM
Xochimilco, la vida entre canales y flores
mm

Viajera por naturaleza errante.

Desde épocas precolombinas Xochimilco ha abastecido al sur y centro de la Ciudad de México de distintos productos agrícolas. Los amantes de las plantas sabemos que es el sitio ideal para encontrar gran variedad de plantas de ornato, árboles, flores, hortalizas y todo lo necesario para crear tu propio espacio verde.

Tania Alemán Saavedra Tania Alemán Saavedra

Xochimilco y su riqueza natural

El lago de Xochimilco es uno de los cinco lagos más importantes en la formación de la cuenca lacustre del Valle de México. Hoy en día este importante sistema acuífero esta reducido a unos cuantos canales que abarcan la mitad norte de la delegación Xochimilco, una parte de Tláhuac llegando hasta las delegaciones Iztapalapa y Coyoacán.

Desde tiempos de nuestros antepasados el agua del lago de Xochimilco fue ocupada principalmente para la agricultura. En sus brazos caudalosos que se extendían por la ciudad, las embarcaciones abastecían de verduras, hortalizas y flores a la parte sur de la ciudad.

Ignacio Guevara

Lago de Xochimilco: portador de una tradición milenaria

En este legendario lago se comenzó a desarrollar el sistema de agricultura milenaria conocido como chinampa. Se trata de una especie de islas artificiales construidas por la comunidad que reposan en el lago y que destacan por su vasta fertilidad. En 1987, el sistema agrícola de la chinampa fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco. 

Hoy en día la producción en las chinampas es muy rica, manteniendo siempre las bases que los antepasados dejaron a su paso. Verduras, hortalizas, frutos y flores, sobre todo flores desbordan estas tierras fértiles, todo esto gracias al trabajo y amor de sus habitantes.

Tania Alemán Saavedra

El palacio de la Flor

En mi visita a este oasis citadino hice de todo. Comencé recorriendo el Palacio de la Flor, un mercado de plantas que vale la pena conocer. En este sitio encontraras plantas de ornato, arboles frutales, plantas medicinales, cactáceas, abonos, fertilizantes y mucho más.

Lo mejor de todo es que la mayoría de las plantas que aquí se venden son cultivadas en la región. Muchos de los locatarios son productores que ofrecen sus plantas directamente al comprador, sin intermediarios. Gracias a esto las familias productoras pueden recibir el pago justo por su trabajo y nosotros, los amantes de las plantas, conseguimos calidad, buen precio y orientación para su cuidado.

Tania Alemán Saavedra

Los rostros del lago

Ya había conocido la riqueza de productos que las tierras de Xochimilco ofrece, era momento de conocer a los rostros y el trabajo detrás de toda esa diversidad y belleza. Así que me embarque en en una trajinera por los caminos de agua del lago. Resulta una experiencia muy relajante que te aleja del complicado ritmo de la ciudad.

Tania Alemán Saavedra

Después de comer unas deliciosas quesadillas, chalupitas y tostadas la trajinera entró en una parte del lago llena de callejones, sí callejones delimitados por terrenos de chinampas flotantes. En una de esas chinampas fui recibida por tres hermosas niñas ataviadas con ropas coloridas y plantas en las manos. Conocí a su abuelo, el señor Juan Vanegas Barrios, quién me contó que toda su vida ha trabajado y cuidado la tierra. Amor y respeto son los principios fundamentales que Juan y su familia practican en su natal lago, que al estar en peligro necesita de la ayuda de todos para seguir dando vida.

Tania Alemán Saavedra

El lago en peligro

Lamentablemente poco a poco el viejo Lago de Xochimilco ha ido desapareciendo debido a la sobreexplotación, contaminación y el inminente avance de la mancha urbana. Hoy en día 189 kilómetros de canales resisten el embate de la contaminación, 14 de estos canales son de uso turísticos y el resto forman parte la zona productora chinampera. Son nueve los principales canales: Apatlaco, Cuemanco, Tezhuilo, Nacional, Amelaco, Toltenco, Oztotenco, Apampilco y Atlitic. 

La forma en que podemos ayudar a familias como la de Juan Vanegas, El Abuelo Valiente, es consumiendo sus productos además de cuidar y respetar todo lo que el lago nos ofrece en nuestra visita. Debemos comenzar a crear un turismo responsable que con pequeñas acciones preserve el hogar de personas maravillosas, especies únicas y cultura milenaria.

Tania Alemán Saavedra

Te puede interesar: