PUBLICIDAD
Tapijulapa: Para los amantes de la aventura
PUBLICIDAD
Rankings
Newsletter de México Desconocido México Desconocido en Facebook México Desconocido en Twitter México Desconocido en Google+ México Desconocido en YouTube México Desconocido en Flipboard RSS de México Desconocido
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Las islas del Lago de Pátzcuaro, Michoacán

Por: Carlos Romero Giordano

Pocos saben que en el lago de Pátzcuaro aguardan ocho islas más para conocer además de la bella Janitzio. ¡Checa cuáles son y lánzate a su encuentro!

Hablar del lago de Pátzcuaro es evocar uno de los sitios más hermosos del México de ayer y hoy. Para quienes ya disfrutamos de la llamada tercera edad, constituye revivir un cúmulo de anécdotas que ahí se suscitaron y que dejaron una profunda huella en aquel México -entonces bastante desconocido- que lamentablemente no les tocó vivir a las nuevas generaciones.

Viajar en la actualidad a la región lacustre del estado de Michoacán no representa mayores complicaciones, pues existen autopistas, diversas líneas de autobuses con buen servicio, vuelos que llegan a la ciudad de Morelia, etcétera; eso significa que se puede efectuar un recorrido cómodo y rápido.

Pero hace más de 50 años trasladarse a Pátzcuaro era toda una odisea que quedaba plenamente justificada por la belleza, tanto del lugar como del paisaje, que con el correr del tiempo no sólo se ha conservado, sino que en muchos aspectos se encuentra incrementada.

Pocas personas saben que Janitzio no es la única isla dentro del famoso lago de Pátzcuaro, pues comparte su encanto y atractivo con otras ocho. Siete de ellas están pobladas y en algunos casos compiten ventajosamente con el "lugar donde se empezó a poblar", traducción al castellano del nombre purépecha de dicha isla.

Las islas Tecuena y Tecuanita forman un conjunto; Yunuen y Pacanda, ambas extraordinarias, constituyen otro; las tres islas Urandenes, cuyo nombre proviene del vocablo urani que significa "batea", son un grupo más; y por último se encuentran Jarácuaro y Copujo.

En cada una de ellas hay escuela primaria, mientras que la secundaria sólo puede estudiarse en Janitzio en consecuencia, los jóvenes deben trasladarse todos los días en las tradicionales canoas de remos, que manejan con gran destreza, para completar su instrucción básica. ¡Es todo un espectáculo ver la cantidad de chamacos surcando el lago para asistir a la escuela!

De todas las islas, Yunuen merece especial mención, ya que con el apoyo del gobierno estatal y el esfuerzo ejemplar de sus moradores se ha desarrollado un centro vacacional de muy alto nivel. Cuenta con una sala de convenciones con modernos equipos electrónicos, salón de juegos de mesa, dos comedores -uno al aire libre- atendidos con tal esmero que pueden servir de ejemplo de lo que quiere decir "conquistar al turismo".

Alrededor de este conjunto se encuentran unas comodísimas cabañas rodeadas de árboles y jardines. Todo este desarrollo turístico es atendido y administrado por los isleños, quienes hacen su mejor esfuerzo para que la estancia de los visitantes sea grata y confortable. Y en verdad ¡lo logran!

El éxito de este lugar turístico ha sido tan grande, que ahora se están realizando los trámites pertinentes para unir esta isla, por medio de un funicular, con la Pacanda, que por ser más plana se presta para instalar campamentos y canchas deportivas.

Los trabajos comenzaron con un programa intensivo de reforestación y el desasolve de lo que parece ser un ajalapaxco, esto es, un cráter lleno de agua que bien podría convertirse en una magnífica alberca natural.

La transportación turística por el lago está cubierta por 150 lanchas de motor aproximadamente, cuyos tripulantes pueden conducirnos a cualquiera de los extraordinarios canales que lo rodean. Éstos suelen ser los sitios ideales para que los lugareños pesquen, a la manera tradicional, con sus famosas redes en forma de alas de mariposa.

La conservación y "salud" del lago están al cuidado de tres gigantescas dragas cosechadoras que tienen un excelente equipo de trituración y un enorme almacenador para el acarreo de basura. Trabajan constantemente, pero si se presenta alguna emergencia durante el periodo crítico de crecientes, su número se duplica para operar en forma ininterrumpida las 24 horas del día.

Tuvimos la oportunidad de visitar las islas y los canales, siempre rodeados de garzas y gaviotas que revoloteaban por encima de nuestra embarcación y pudimos constatar que la feroz plaga de lirio acuático, que hasta hace pocos años amenazaba con causar daños irreversibles, ha desaparecido casi en su totalidad.

Preguntamos a varias personas de diferentes lugares su opinión sobre este asunto y la respuesta fue coincidente: esto es el resultado del esfuerzo colectivo de los lugareños apoyado ampliamente por instancias del gobierno estatal y que en conjunto han podido crear una conciencia ecológica, lo que ha salvado y preservado el lago de Pátzcuaro, sus canales y sus bellísimas nueve islas.

Pero volvamos atrás y recordemos un poco sobre la isla de Janitzio de antes. El cine nacional se encontraba en su época de oro, y las películas hoy conocidas como clásicas mantenían entonces esa insuperada calidad que las hizo famosas en cada rodaje. Por ejemplo,Redes, filmada con esfuerzos titánicos, dejó constancia de aquellos tiempos en los que Janitzio, entre otras carencias, no contaba con luz eléctrica.

Durante la filmación, los moradores se quedaron boquiabiertos cuando acuatizó un flamante hidroplano que transportaba un refrigerador de gas butano, enviado como regalo a María Félix, para que la célebre actriz pudiera disfrutar de refrescos fríos en cualquier momento.

Por su parte, Agustín Lara, el "músico poeta", dejó en su variadísimo repertorio una melodía que por años era pieza obligada en las serenatas al pie de un balcón. El músico la compuso en una casa que se encontraba en la cumbre de una pequeña loma situada a orillas del antiguo embarcadero de San Pedrito. En efecto, su inolvidable canción Janitzio fue interpretada por las más famosas voces mexicanas, pero quizá fueron Elvira Ríos y Amparo Montes quienes con su personal estilo contribuyeron notablemente a su difusión.

Son las redes de plata un encaje tan sutil, mariposas que duermen en la noche de zafir, como brilla la luna sobre el lago de cristal, así brillan tus ojos cuando acaban de llorar.

...si no tienes clemencia para esta esclavitud, que las aguas se lleven mi llanto y mi dolor, que recoja Janitzio el perfume de mi amor...

Los tiempos cambiaron y con ellos los ritmos y el gusto por la música, sin embargo, es una pena que hoy ni por equivocación se le escuche precisamente en Pátzcuaro y Janitzio, que fueron los sitios donde tuvo su origen, y los que gracias a esa canción despertaron el interés del turismo de aquella época. Pensamos que los jóvenes de esa región debieran rescatarla como parte de un patrimonio cultural que les pertenece.

ISLAS DE PÁTZCUARO

Aquí seis de las nueve islas que se encuentran en el lago de Pátzcuaro:

Isla de Janitzio
Janitzio significa "cabello de elote". Esta isla se encuentra situada al sur del lago, frente a la ciudad de Pátzcuaro. Es la más conocida de toda el área lacustre. Su historia data de la época prehispánica. Cuenta una leyenda que los reyes purépechas guardaron aquí sus tesoros de oro y plata.

Entre sus múltiples atractivos podemos citar la estatua de don José María Morelos; desde su parte más alta, se puede admirar una espléndida vista.

En Janitzio podrás disfrutar del sabor incomparable del pescado blanco, especialidad culinaria de la región.

Isla Jarácuaro
Jarácuaro significa "lugar donde se adora al dios Xaracua". Cercana a la ribera oeste del lago, está unida a tierra firme mediante un puente que permite el acceso en vehículo. Sus pobladores conservan el idioma y las costumbres purépechas.

Isla Pacanda
Pacanda significa "empujas algo en el agua". Al centro del lago, esta isla de forma circular es la segunda en tamaño después de Janitzio. En su interior encontramos una laguna de singular belleza, donde abunda la carpa y el pato, componentes importantes de su deliciosa gastronomía. Sus habitantes se dedican a la agricultura aprovechando la topografía plana de la isla.

Isla Tecuena
La isla más pequeña en el lago, y su nombre significa"miel buena". Al norte de Janitzio, la Tecuena es un sugestivo lugar que invita al descanso y la reflexión.

Islas Urandenes
Tres islas situadas al sur del lago rodeadas por canales de gran belleza. Urandenes significa "batea". Aquí encontramos las principales reservas del pez blanco de la zona. Sus habitantes son diestros en la pesca con redes de mariposa.

Isla Yunuen
Yunuen significa "media luna". Sus principales atractivos son su vegetación siempre verde y su arquitectura, por lo típico de sus construcciones. La parte suroeste de la isla es el lugar favorito de las garzas y otras aves que ahí anidan. Su embarcadero, junto al antiguo faro, está rodeado de árboles frutales.

mapa lago de Pátzcuaro

¿Conoces alguna de estas islas del lago de Pátzcuaro?

Mapa: Universidad de Michoacán

Compartir

¿Quiénes somos? Contacto Políticas de uso Aviso de privacidad separador sitios Alto Nivel Cine PREMIERE Cómo Funciona Nupcias Magazine Soy Entrepreneur
ComScore
IASA Comunicación