Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Sin categoría

Arrecifes: el mundo debajo del agua

¿Qué tal bucear y encontrarte con un barco convertido en un colorido arrecife? Un plan de estos solo es posible en estas playas de ensueño.

mm

#ViajeraExpertaMD y periodista cultural.

Dos de nuestros #ViajerosExpertos nos recomiendan playas del estado de Michoacán, cuyo distintivo son los arrecifes de coral. Es la fauna del mar y ese universo tan misterioso lo que ahora nos convoca.

Faro Bucerías, Michoacán

#ViajeroExperto: Ernesto Polo

 Alfredo Martínez

Las tranquilas olas de sus bahía son una invitación constante a nadar. El agua es templada y los paisajes hermosos. El lugar cuenta con un gran restaurante y diversas enramadas para elegir entre una deliciosa langosta a las brasas o pescado dorado. Se puede caminar hasta la playa La Llorona (se llama así porque la arena parece chillar cuando es pisada), visitar los campamentos tortugueros, pescar, pasear en lancha, practicar buceo y esnórquel o simplemente tenderse al sol para relajarse. A unos cuantos kilómetros se encuentra el parador Palma Sola, un lugar ideal para pernoctar. Pero también es posible acampar en Bucerías. Aquí la noche es un pizarrón infinito de estrellas y el único sonido que se escucha es el del mar.

Te recomendamos visitar dos escondites: el primero se trata de una formación rocosa recubierta de algas donde se observan caracoles, erizos, cangrejos y algunos peces. Es posible llegar caminando, se encuentra hacia el extremo sur de la bahía. El Segundo escondite está debajo del mar: se trata de los restos de un barco pesquero japonés convertido en un colorido arrecife de coral.

 Ernesto Polo

Cómo llegar: Saliendo de Morelia hay que dirigirse hacia Uruapan por la carretera de cuota 14, continuar al sur por la autopista 37 hasta Nueva Italia, y en el crucero conocido como Cuatro Caminos tomar hacia Lázaro Cárdenas. Más adelante hay que elegir la desviación a Manzanillo por la carretera costera 200. A partir de ahí son aproximadamente 150 km hacia el norte antes de llegar a El Faro.

 

Maruanta, Michoacán

#ViajeroExperto: Brian Overcast

 Ernesto Polo

En medio de la costa michoacana se encuentra el “lugar de cosas preciosas”, una playa de soledad y riscos. Su horizonte está lleno de peñascos y para admirarlos se pueden hacer largas caminatas o dar un paseo a caballo. Cerca del pueblo hay una sección de enramadas para relajarse y observar el ir y venir de los pescadores. A 10 km de Maruata está la Bahía de Calola, donde la tortuga negra llega a desovar en la noche. Una estación biológica ha sido instalada para poder estudiarla y bajo su supervisión puede participarse en la liberación de las pequeñas tortugas nacidas bajo la luna llena. Cerca del conocido Dedo De Dios está una pequeña caleta con peñascos y palmeras donde vive una tranquilidad desbordada.

 Ernesto Polo

Cómo llegar: Desde Lázaro Cárdenas se toma la carretera costera 200 hacia el norte, son 174 km a Maruata. Desde Tecomán, Colima, hay que andar la misma carretera 110 km al sur con la ventaja que el camino es aquí menos sinuoso.

 

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

México
El lugar en Guadalajara donde puedes pedir una malteada de cerveza

Bazar de Malta es el único lugar de México que prepara malteadas cervezas artesanales mexicanas. Viaja hasta Guadalajara para conocer este nuevo sitio turístico.

México
5 consejos para que tu perro no se enferme en el viaje

Conoce más sobre las enfermedades de perros, aquí te dejamos algunos consejos para que tu perro no se enferme durante el viaje, porque los paseos en la playa, excursiones en la montaña, largos recorridos en auto, viajes en avión, cambios de temperatura o de alimentación pueden afectar la salud de tu mascota.

Chile serrano, un chile muy mexicano.
México
Chile serrano; un producto básico para los mexicanos

El chile serrano, también conocido como “chile verde”, es muy usado en la gastronomía mexicana. Este chile de aspecto lustroso puede comerse a mordidas o en exquisitas salsas “verdes” que acompañan guisos como enchiladas verdes, aguachile y otras recetas que, gustosos, te compartimos.

Ciudad de México
La mala suerte del primer hotel de México

Se llamaba la Bella Unión pero su buena suerte duró solo siete años, ya que se hospedaron en él oficiales estadounidenses que hicieron algo que le dio mala fama a este alojamiento