Suscríbete: Newsletter Revista
Suscríbete: Newsletter Revista

Buceo en los arrecifes de Cabo Pulmo, Baja California Sur

Acompáñanos en un recorrido por las aguas del Mar de Cortés, en la Reserva de la Biósfera Cabo Pulmo, un paraíso arrecifal único en el Pacífico oriental, ideal para el buceo. ¡Una belleza natural!

Foto:

Las azules aguas del Mar de Cortés alojan la Reserva de la Biosfera Cabo Pulmo, que se sitúa en la bahía del mismo nombre, entre La Paz y San José del Cabo, a 17 km del poblado de La Ribera, precisamente en las coordenadas 23º26' latitud norte y 109º25' longitud oeste.

Con el apoyo de la Universidad Autónoma de Baja California Sur y la comunidad de Cabo Pulmo, organizamos nuestra expedición submarina.

En la región nos recibió nuestro buen amigo Pepe, quien tiene un pequeño y próspero negocio de buceo. El pueblito se compone de pocas casas, sus habitantes se dedican a la actividad turística, pues está prohibido pescar en el área. Cabo Pulmo es un lugar ideal para acercarse a la naturaleza. Levantamos nuestro campamento a la orilla de un gran acantilado, en medio de vegetación desértica, cactus, chayas, biznagas y mezquites.

Esta reserva fue decretada el 6 de junio de 1995, y su importancia ecológica radica en que es el único arrecife coralino de la costa del Pacífico oriental, desde Alaska hasta Tierra del Fuego. Los arrecifes coralinos son asombrosos sistemas biológicos; no son plantas, son millones de esqueletos calcáreos externos de animales que se alimentan por medio de pólipos con los que atrapan pequeñas plantas y animales. Su distribución está limitada a una estrecha franja circumtropical, en donde las condiciones de temperatura, luz, salinidad y sedimentación determinan el desarrollo coralino. Su elevada productividad es resultado del flujo constante de corrientes de agua, eficiente reciclamiento biológico, y alta retención de nutrientes.

El arrecife de Cabo Pulmo está constituido por cuatro barreras de coral dispuestas en sentido paralelo. Tiene una profundidad de entre 8 y 20 metros, con una longitud aproximada de cuatro kilómetros, y un espesor medio de 45 metros. La edad del arrecife se ha estimado en 25 mil años.

La diversidad y abundancia de especies marinas se debe principalmente a que se encuentra en una zona de transición, donde convergen las aguas tropicales templadas con las frías. El lugar alberga más de 220 especies de peces, más de diez especies de corales pétreos, y un número incalculable de invertebrados y algas, además de la frecuente visita de grandes mamíferos, como ballenas, delfines, lobos marinos, mantas y enormes tiburones ballena.

Para bucear en Cabo Pulmo hay que respetar ciertas reglas: está prohibido arponear, portar guantes, llevar cuchillo, usar bloqueadores solares, tirar anclas, tocar los corales, y dañar el arrecife. Los mejores recuerdos se quedan en la memoria y en las fotos.

Los lugares recomendados para bucear en Cabo Pulmo son:

El Islote.

Situado al sur de la bahía de Cabo Pulmo, tiene una profundidad máxima de 18 m. Impresiona la enorme cantidad de abanicos de mar, de intensos colores, rojos, violetas y anaranjados, así como gorgonias blancas, entre las que se desplazan peces ángel, mariposa, ídolos moro, e inmensos cardúmenes de pargos y burritos.

Brazos del Arrecife.

Situados en medio de la bahía, maravillan por la abundancia de fauna. Las paredes están cubiertas de abanicos, distintos tipos de colores verde a dorado. Las escuelas de peces tropicales van y vienen por el arrecife, presumiendo sus intensos colores, como los peces mariposa e ídolos moros, amarillos; los ángeles de Cortés, púrpuras, anaranjados y grises con amarillo, y ángeles de Clarión, de intenso color anaranjado. Entre las rocas emergen los pericos de color verde, los cómicos peces erizo, y peces globo, y en suelos arenosos son comunes las rayas enterradas, además de las numerosas colonias de anguilas jardineras.

Los Cantiles.

Situado al final de la tercera barra, a una profundidad de 18 m, presenta caprichosas formaciones rocosas, donde viven pargos y meros gigantes, así como tiburones gatas y pulpos. Por su proximidad con aguas abiertas, podemos ver especies pelágicas, como dorados, atúnes gigantes, wahoos y tiburones.

El Bajo.

Situado al norte del arrecife de Cabo Pulmo, tiene una profundidad de 14 m. El lugar es bellísimo e impresionante, consiste en una estrecha franja de rocas, cortada por canales arenosos, que aloja cardúmenes de pargos, pez fuerte y todas las especies de peces tropicales, coloridas estrellas de mar, moradas y rojas con negro. Grandes morenas verdes también viven entre las rocas, debajo de las cuales, como alfombra anaranjada con amarillo, yacen numerosas gorgonias, peces piedra, erizo y globo, además de tortugas. Durante buceos nocturnos, las lámparas descubren grandes y rojas langostas, cangrejos, pulpos y holoturios, especie de gusanos de aspecto extraño.

Barco hundido "El Colima".

A dos kilómetros y medio del arrecife, hacia el norte, yacen los restos de un barco atunero, hundido durante una tormenta, en 1939. La profundidad es de 15 m y entre los restos podemos admirar numerosísimos cardúmenes de burritos, pargos y peces erizo, así como peces trompeta y rayas de gran tamaño.

Hay, desde luego, muchos más sitios por descubrir y explorar. La mejor época para bucear es durante el verano y el otoño, cuando el agua no está fría y la visibilidad es mayor.

Cabo Pulmo es un lugar único en el mundo y está en nuestro país, por ello debemos conservarlo con un buceo responsable.

CÓMO LLEGAR

Desde La Paz tomar la carretera transpeninsular núm. 1, rumbo a San José del Cabo. En el camino nos encontramos con El Triunfo, hermoso pueblito de origen minero. Después de atravesar las estribaciones de la Sierra de La Laguna, pasamos por los Barriles y Buenavista, y en la cueva tomamos la desviación hacia el mar, rumbo al poblado de La Ribera. Hasta ahí el camino es asfaltado, después recorrimos 17 km de terracería en buen estado, hasta Cabo Pulmo. En el lugar hay servicios de hospedaje, algunos restaurantes y renta de equipo para buceo y lanchas. Se puede acampar a la orilla de la plaza. Otra opción es salir de San José del Cabo y llegar hasta el poblado de La Ribera por la misma carretera núm. 1; sólo que hay que dirigirse al norte. A partir de la salida, el trayecto toma aproximadamente dos horas y media.

Comparte tu experiencia

Te Recomendamos