Buscador
Ver revista digital
Playas

De mascota viajera en Puerto Vallarta

08-01-2020, 2:37:32 PM
Jalisco
Pto-Vallarta-2
© César González

Puerto Vallarta es uno de los mejores destinos para viajar con tu mascota. Te contamos qué lugares puedes visitar.

Por la tarde llegamos a Puerto Vallarta, una ciudad junto al mar que fusiona lo contemporáneo con la arquitectura tradicional de un pueblo mexicano, con callejuelas empedradas y casas que se mezclan entre lo antiguo y lo moderno, pero que conservan un mismo estilo con fachadas blancas y techos de teja color terracota. 

Desde que llegamos a este destino nos ambientamos en una combinación perfecta de mar y montañas, con una naturaleza exuberante.

César González

Nos recibió la amiga de mi mamá humana, Tina Kunkel, quien al notar lo hambrientos que estábamos, no dudó en llevarnos a conocer la Playa de los Muertos, un concurrido lugar abarrotado de diferentes opciones de bares y restaurantes que ofrecen una agradable experiencia culinaria con una encantadora vista al atardecer.

Yo me tumbé en la suave arena para disfrutar de la vista al mar, mientras mi mamá y su amiga disfrutaban de una rica cena en el restaurante Cuates y Cuetes, que ofrece una variedad de cortes de aves y carnes, pastas, mariscos y opciones vegetarianas. Aquí también me recibieron con un refrescante platón de agua fresca que bebí al instante.

De paseo por la zona romántica

La noche cayó y para terminar la jornada, mi humana ató mi correa y junto con su amiga Tina dimos un paseo por la zona romántica, también conocida como Viejo Vallarta.

Esta zona, ubicada en Olas Altas, es una de las más concurridas y se caracteriza también por ser un área gay friendly. Tina nos contó que cada año en mayo, la comunidad LGBTQ organiza su propia marcha de orgullo, donde presentan incluso espectáculos drag queen. 

Durante el paseo por sus estrechas calles adoquinadas, pudimos observar numerosas opciones de diversión para los humanos, como restaurantes, bares, spas, tiendas de ropa, hoteles y una diversidad de establecimientos para los visitantes que buscan entretenimiento nocturno. También hay tiendas especializadas, galerías de arte, librerías, mercados, cafés y los inevitables puestos de tacos.

Casa Cúpula 

Nos hospedamos en Casa Cúpula, un hotel completamente pet friendly que se distingue además por consentir a las mascotas que reciben con divertidos paquetes de hospedaje que incluyen paseos (pet walking) y servicio de arreglo canino (pet grooming) para mantenerse siempre frescos y limpios.

César González

Ubicado en una colina privada de la Zona Romántica, en este hotel todos se portaron de pelos conmigo, incluso me presentaron a Maia y Conchita, dos simpáticas perritas de raza Labrador y Lebrel Afgano, respectivamente, quienes al notar mi presencia inmediatamente salieron a recibirme y entre lengüetazos y ladridos nos hicimos buenos amigos; yo me sentía un afortunado galán junto a estas dos hembras de distinguida clase.

Nuestra habitación también estaba de pelos: tenía terraza privada con acceso directo a la piscina, desde donde disfrutamos de espectaculares atardeceres justo a la Bahía de Banderas.

Paseando por el malecón y el centro histórico

A la mañana siguiente decidimos dar una caminata por el Malecón de Puerto Vallarta, donde pude conocer la famosa escultura del caballito de mar, hecha por el artista Rafael Zamarripa

Al alejarnos de la playa, las empinadas calles empedradas de Puerto Vallarta parecen fundirse con las verdes colinas de las laderas. Entre sus blancas fachadas pudimos apreciar una singular construcción que se destaca por encima de los techos color terracota, era la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, símbolo arquitectónico de esta ciudad que se distingue por la corona superpuesta encima de la torre. 

Archivo MD

La Catedral de Puerto Vallarta tiene un estilo de inspiración barroca y es considerada una verdadera expresión del arte popular mexicano, pues combina varios estilos arquitectónicos que con ingenuidad integraron los distintos párrocos, albañiles y artesanos a lo largo de su construcción.

De compras por el río Cuale

Después de andar de pata de perro bajo el intenso calor, mis patitas estaban tan calientes que mi humana decidió dar un paseo por la Isla del Río Cuale. Aquí pude refrescarme un momento y beber un poco del agua fresca del río Cuale, que divide a Puerto Vallarta en dos partes, fluye desde las montañas y desemboca en el Pacífico.

Este lugar pintoresco se caracteriza por su tranquilidad, sus puentes colgantes que son muy divertidos de cruzar, su exuberante vegetación y por supuesto, por el río que le da nombre. Es un rincón medio escondido, tienes que bajar desde el nivel de la calle para acceder. 

Aquí pudimos apreciar el arte en las coloridas pinturas y graffitis, donde mi humana y yo no dejamos pasar la oportunidad de tomarnos unas fotos para el recuerdo. 

Justo en el cauce del río, encontramos el Mercado de Artesanías al aire libre, una especie de parque donde mi mamá humana compró unos pintorescos aretes hechos de artesanía en chaquira que la hicieron ver guapísima.

También pudimos apreciar diversas artesanías de orfebrería, joyería y decorativos, juguetes de madera, artículos decorativos, tapetes y textiles, y muchos otros souvenires de artesanías mexicanas.

Disfruta de una cena asiática

Por la noche nos alcanzó Tina, la amiga de mi mamá, quién nos llevó a degustar de una exquisita cena asiática en el restaurante Archie`s Wok un lugar pequeño pero de ambiente acogedor que ofrece exquisitos platillos a base de la fusión de sabores exóticos de Tailandia, China y Filipinas.

Este restaurante pet friendly es uno de los más reconocidos en toda la Bahía de Banderas —está ubicado justo a unos pasos del muelle de la playa de Los Muertos—, que ofrece un menú que combina alimentos de las islas del Pacífico, técnicas de cocina asiática, ingredientes frescos de México y recetas con otras influencias culturales y culinarias.

Nosotros degustamos un platillo a base de arroz, pasta y verduras al curry, en el jardín de estilo asiático en la parte trasera del restaurante, donde personal del lugar me recibió amablemente y me ofrecieron un refrescante platón de agua que yo me bebí.

Tina contó a mi mamá que la historia de Archie`s Wok comenzó cuando en 1976 se le pidió a Archie Alpenia que se convirtiera en el chef privado del director de Hollywood John Huston, quien decidió hacer de la Bahía de Banderas su lugar para el retiro.

Desde 1986, Archie’s Wok ha sido legendario en la Bahía de Banderas por servir una cocina original que ayudó a establecer la base culinaria de Puerto Vallarta y continúa siendo uno de los restaurantes más queridos de la bahía.

Conectar con la naturaleza

Cansados de andar de pata de perro por el centro y malecón, a la mañana siguiente decidimos alejarnos un poco del bullicio y constante ajetreo de los automóviles de la ciudad, para conectarnos con la naturaleza en un día lleno de aventuras en el Jardín Botánico de Vallarta.

Ya con mi correa puesta, mi humana y yo abordamos la camioneta y nos lanzamos al Jardín Botánico de Vallarta, un lugar increíble para escapar del calor y de las multitudes en las playas turísticas.

Ubicado a unos 25 kilómetros al sur de Puerto Vallarta, por la carretera que lleva a Barra de Navidad, en el camino pude ver la formación rocosa de Los Arcos emergiendo del mar y la belleza natural de las montañas.

Un paraíso

Nos recibió Jesús Reyes, gerente general del Jardín Botánico de Vallarta, quien nos dio una breve explicación de las especies de plantas y nos mostró el mapa del lugar para orientarnos mejor dentro de la espesa selva.

Desde que llegamos quedé asombrado por la exuberante vegetación y la inmensidad de los árboles que se elevan intentado alcanzar un cielo completamente despejado. Primero dimos una caminata dentro de la espesa selva, pude correr bajo los inmensos árboles, percibir una multitud de olores provenientes de las exóticas flores y chapotear por las frescas aguas del río Horcones que baja de la montaña y desemboca en el mar.

Yo estaba fascinado con el despliegue espectacular de flores que pude olfatear durante el recorrido; hay invernaderos de orquídeas, pabellones y una capilla, todos llenos de flores vibrantes. También tuvimos la fortuna de observar una hermosa guacamaya revoloteando de árbol en árbol al mismo tiempo que ponía su pico al aire.

Antes de marcharnos, mi humana decidió echar un vistazo por la tienda de regalos, donde puedes comprar productos alimenticios artesanales, adornos para el jardín y artesanías locales. 

Espectacular vista a Puerto Vallarta

Regresamos a Puerto Vallarta antes del anochecer para disfrutar de un imponente atardecer desde el mirador del restaurante Las Carmelitas. Su ubicación en la montaña lo hace tener una de las mejores vistas a la ciudad y a toda la bahía de Banderas. 

Desde aquí se puede observar el lento caer del sol al mar mientras disfrutas de una comida o bebida. Como mi mamá humana y su amiga Tina tenían antojo de pizza, solo ordenaron unas refrescantes bebidas para mirar la puesta de sol por encima de la ciudad de Puerto Vallarta.

La vista desde aquí es para enamorarse: la ciudad bajo la falda de las verdes montañas que terminan a la orilla del mar y las acompañan los tejados color terracota que se enmarcan con un cielo tornasol de naranjas y azules intensos es verdaderamente un espectáculo visual digno de admirar. 

Auténtico sabor italiano

Ya entrada la noche, bajamos al centro de Puerto Vallarta para comer una deliciosa pizza en L` Angolo di Napoli, un restaurante céntrico donde se puede disfrutar del auténtico sabor y estilo italiano. Aquí fueron amables conmigo y me recibieron con una enorme sonrisa, me dieron muchos apapachos y me sirvieron un platón de agua fresca.

Mi humana y su amiga Tina ordenaron de entrada un antipasto italiano, una mezcla de carnes frías con corazones de alcachofa, aceitunas negras, queso parmesano y provolone ahumado. Todo se veía tan delicioso que no pudieron resistirse a ordenar una exquisita pizza al horno de salsa pesto, mozzarella, arúgula fresca, tomate cherry, jamón serrano y parmesano reggiano.

Yo estaba tan a gusto disfrutando de los exquisitos olores que emanaban de la mesa, hasta que mi mamá humana decidió que era hora de regresar al hotel Casa Cúpula para empacar y alistarnos para partir a la mañana siguiente.

Datos de interés:

  • 151 km dividen a Pérula de Puerto Vallarta
  • Se llega por la carretera federal 200 Manzanillo-Puerto Vallarta
gayfriendlyjaliscolgbtqpet friendlyplayas d eméxicoPuerto Vallarta
mm Elodie Casteilla y César González
Suscríbete al Newsletter

Recibe infomación sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

revista

Revista Digital México Desconocido

Septiembre 2020

Te recomendamos estos artículos de este mes:

Camino Copalita en Oaxaca
Camino Copalita en Oaxaca
¡Sírvanme la del estribo!, en Tequila, Jalisco
¡Sírvanme la del estribo!, en Tequila, Jalisco
El Maque de Michoacán
El Maque de Michoacán
La mujer del corazón de barro en Puebla
La mujer del corazón de barro en Puebla
Aventura y naturaleza en Loreto, Baja California Sur
Aventura y naturaleza en Loreto, Baja California Sur
Burbujas de Granito en Chihuahua
Burbujas de Granito en Chihuahua
Comentarios