Suscríbete: Newsletter Revista
Suscríbete: Newsletter Revista

De viajero a viajero: Gabriela Guerra Rey

Gabriela Guerra, además de viajera, es periodista y editora. Sus recuerdos de infancia, en un pueblo de Cuba, su país natal, y sus viajes por los pueblitos pintorescos de México bastaron para lograr la simbiosis perfecta que la llevó a escribir Bahía de sal, libro por el que obtuvo el premio Juan Rulfo para Primera Novela.

Foto: Jesús Cornejo
Laura Olmos

Laura Olmos

Mi lugar favorito de México es el Pacífico. En mis primeros años de vivir aquí extrañaba el mar de Cuba. ¡No sabía que iba a necesitarlo así! Por su ubicación geográfi ca, situada en un archipiélago rodeado de cayos, a veces los isleños nos sentimos presos, pero cuando estamos lejos nos falta algo vital. A finales de 2010 emprendí el viaje hacia el Pacífico mexicano y quedé enamorada. Estuve varios días en Zipolite, Oaxaca. Las mejores puestas de sol las he visto en el malecón de La Habana y en Zipolite.
 
“En mi itinerario del Pacífico también visité Ensenada, otra revelación. Pese a que sus aguas son frías y por momentos turbulentas, tiene una magia especial, que es juntar los pueblos de México con el infinito del mar.
 
Después fui por carretera a La Paz. Me gusta viajar por tierra porque me permite descubrir lugares y entrar en contacto con la naturaleza. Ahí nadé, cerca de una hora, con el tiburón ballena. Fue una experiencia única: la luz penetraba la superficie en forma de cono y a un costado de mí daba vueltas un animal gris, pintado, rayado, moteado, ¡magnífico! Me sentí heredera del océano, retoño de sus líquidos, liquen de sus profundidades.
 
“Si tuviera que decidir vivir fuera de la Ciudad de México, me iría a Guanajuato. Mi mamá siempre dice que cuando viajo, ella se traslada a través de mí; me pide que escriba sobre el lugar y que le compre algún recuerdo. Tengo imanes, ropa típica, artesanía y hasta arena”.

Con qué brindar

-Tequila y ron cubano. Siempre tengo una botella de Havana Club 7 años en mi casa, ¡me encanta! Ahora bebo poco porque entreno para correr maratones, pero cuando alguien me visita me gusta ofrecerle café cubano –que casi nadie toma porque es fuerte–, ron o tequila.

Qué escuchar en un viaje

-Cuando voy a Veracruz me gusta escuchar los sones, boleros y danzones que tienen mucha influencia de Cuba. Tengo amigos que me cuentan que cuando eran niños, en la radio se escuchaban las emisoras cubanas. Hoy en día en Cuba solo se baila danzón en festivales o lugares pequeñitos y en México es parte de una tradición.

Qué no falta en su maleta

-Un libro y mi computadora, por si acaso me agarra la creación en algún lugar.

Platillo favorito

-Tacos de suadero

Comparte tu experiencia

Te Recomendamos