Buscador
Ver revista digital
Gastronomía

Las mejores nieves mexicanas: 5 lugares imperdibles para refrescar el alma

dolores-hidalgo-nieve-artesanal-de-la-flor-de-dolores_JCmd

Hay destinos donde las nieves son un verdadero regalo para el alma. Aquí te decimos dónde refrescarte con las mejores nieves mexicanas.

Las nieves mexicanas son un claro ejemplo de la afortunada combinación entre los ingredientes locales y la elaboración artesanal y tradicional de un oficio que se ha transmitido de manera oral a través de los años. Retomamos de recomendaciones de Booking, estos 6 lugares imperdibles donde te refrescarás con las mejores nieves mexicanas.

Dolores Hidalgo, Guanajuato

Éste es un Pueblo Mágico sumamente pintoresco y denominado la Cuna de la Independencia. Visita la parroquia y observa la placa que señala el punto desde el que el cura Miguel Hidalgo dio el Grito. Degusta una tradicional nieve exótica de Dolores, como la de aguacate, chicharrón, ceviche, vino, cerveza, arándanos, maracuyá, xoconostle, mole y muchas más. Un imperdible es el Museo José Alfredo Jiménez, espacio en honor al músico oriundo de este lugar.

Tepoztlán, Morelos

Una de las más conocidas, son las Tepoznieves, porque cuando se visita este Pueblo Mágico son infaltables. En el pueblo, hay varios establecimientos donde podrás probar estas ricas nieves artesanales. Encontrarás desde los típicos sabores, hasta los más elaborados (también conocidos como las nieves de los Dioses) como el Arrullo de Luna, el Beso del Tepozteco o el de Pétalos de Rosas.

Mérida, Yucatán

Pasar la tarde y refrescarse con un sorbete o nieve en la Heladería y Sorbetería Colón es sólo una de los sencillos momentos que definen un viaje a Mérida, que se nutre de las bombas, del calor que abrasa, de la alegría de los yucatecos. Esta sorbetería se inauguró en 1907 y por ello es la más tradicional. Sin embargo, en el renglón de los helados hay muchas nuevas propuestas entre las que se distinguen los Helados Pola, donde encontrarás sabores tan audaces como de frijoles con puerco, el guiso que se come los lunes en toda Mérida, como dicta la tradición. No te pierdas el recién inaugurado Museo Manzanero y el Gran Museo del Mundo Maya.

Pátzcuaro, Michoacán

En este Pueblo Mágico hay un sabor con más de 100 años de historia, hecho a base de almendras, miel y leche que en sus primeros años la vendían a solo ¡cinco centavos! Ahora es una de las más populares y degustada por los visitantes que en cada cucharada se llevan un poco de historia. Un atractivo imperdible de este lugar es la Casa de los 11 patios, donde el aire se llena de un toque colonial y artesanal gracias a los maestros que trabajan ahí y ofrecen sus creaciones. Deleita tu paladar con los tradicionales chongos zamoranos y otros dulces típicos como el chocolate de metate, los rollos de guayaba, el dulce de leche o la nieve de zapote.

Atlixco, Puebla

Ximitl es una heladería en donde podrás encontrar helados de chile en nogada, chapulines y cecina. Este lugar es sencillo y lleno de tradición -iniciaron en 1959- donde hay otras sorpresas como nieve de chapulines, mole poblano, pinole, mezcal, cecina y ponche. Aunque su Zócalo tiene un encanto único, no se debe perder la oportunidad de subir el cerro o visitar el Museo de Bonsai.

Cocina mexicanaheladosnieves
autor Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.
Suscríbete al Newsletter

Recibe infomación sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Comentarios