PAG-000-MD-505
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Sin categoría Historia

Lomas de Chapultepec, a casi 100 años de la fundación de la colonia de la clase alta mexicana

La Chapultepec Heights Company vendió en precio oro los terrenos para fundar esta colonia

08-08-2019, 9:09:16 AM
Lomas de Chapultepec, a casi 100 años de la fundación de la colonia de la clase alta mexicana
mm

Viajero que además de experiencias por la vida anda tras el click.

Cuando se publique este texto a la colonia Lomas de Chapultepec solo le faltarán dos años para cumplir 100. Me pregunto por qué me asombra la edad de esta fastuosa colonia de la capital del país y la respuesta podría encontrarse en que, caigo en cuenta,  es más vieja que el Palacio de Bellas Artes, la Torre Latinoamericana e incluso el mismo Monumento a la Revolución, si consideramos que este se concluyó en 1938.

Es decir que Las Lomas ha presenciado a la par de su casi contemporánea, Columna de la Independencia, la expansión urbana, la creación de nuevas vialidades y el crecimiento hacia el cielo de la ciudad. Y con todo y los cambios a su alrededor se podría decir que las Lomas de Chapultepec conserva su exquisita esencia arquitectónica y socioeconómica: me explico: nunca ha dejado de ser el lugar de residencia de la clase alta de México.  

Y justo así la idearon los socios, mexicanos y extranjeros, que constituyeron en 1921 la Chapultepec Heights Company. Ese mismo año, el 6 de octubre, compraron a Alberto Cuevas Lascuráin 2,210,940 m2 de los terrenos conocidos como Pila Vieja, Barrilaco y Nopalera, establecidos dentro de la Quinta Sección de la Hacienda de Los Morales

Para el 20 de diciembre, también de 1921, la Chapultepec Heights Company recibió autorización presidencial para adquirir un tramo adicionada en la misma Hacienda de los Morales, ahora a Carlos Cuevas Lascuráin. A cualquiera de las dos fechas se les puede considerar el nacimiento de lo que hoy conocemos como las Lomas de Chapultepec. 

Bueno, en ese entonces no se llamaba así, la colonia nació con el nombre de Chapultepec Heights (más abajo diremos por qué le cambiaron la nomenclatura), la cual, antes de empezar a ser fraccionada y vendida, fue diseñada urbanísticamente por el egresado de la Universidad de Oxford, José Luis Cuevas, quien convenció a los socios de hacer del nuevo residencial bajo el concepto Garden City, diseño urbano desarrollado y usado en Inglaterra

Este consistía en hacer sendas casas con las mejores ventajas de la vida moderna: provistas de amplios jardines y rodeadas de calles arboladas, lo que significaba la síntesis del campo y la ciudad.

Por esta razón a los primeros compradores se les entregaron escrituras de venta con la estipulación de que sus viviendas no deberían tener bardas, sino setos ovallados con una altura máxima de un metro; algo totalmente extraño en México, aunque con los años, como lo puede ver cualquiera que ahora se dé una vuelta por allá, nadie se resistió a construir bardas altas para procurarse seguridad y privacidad.  

Los que adquirieron terrenos empezaron a construir con diversos estilos, los bungalows estadounidenses, los chateaux franceses, las villes a la italiana y sobre todo casas al estilo colonial californiano, cuyo estilos prevalecen a la fecha y de los cuales se pueden ver muchos ejemplos en la actualidad. 

Entre los primeros en comprar propiedades en Chapultepec Heights estuvieron el mismo José Luis Cuevas, Antonio Rivas Mercado, creador de la Columna de la Independencia y Martín Luis Guzmán, dueño de El Mundo, a quien se le permitió pagar el predio la mitad en efectivo y la mitad publicitando los terrenos en su periódico

Los socios de la Chapultpec Heights Company sacaron provecho de todas las ventajas que hubo en la época gracias a sus buenas relaciones con la gente del poder: se les permitió cobrar en precio oro la venta de sus terrenos y el ayuntamiento los privilegió, por encima de colonias más pobres, al colocarles servicios tras sopesar que los desarrollos para ricos devolvían más velozmente lo invertido en ellos. 

Tal vez lo único que no les salió bien fue el hecho de que el presidente Plutarco Elías Calles no les permitió en 1924 quedarse con el nombre de Chapultepec Heights, puesto que estaba prohibido el uso de palabras extranjeras en rótulos, así que no les quedó más remedio que cambiarle la nomenclatura por Lomas de Chapultepec. 

También de puede interesar: 

El sorprendente origen circense de la colonia Roma de la Ciudad de México

El Castillo de Chapultepec y el Museo Nacional de Historia

Chapultepec se convertirá en el centro cultural más grande del mundo