PAG-000-MD-505
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Zonas Arqueólogicas Conoce México Historia

Piezas prehispánicas mexicanas asombrosas que están en el extranjero

Además del “penacho de Moctezuma” existen otros tesoros prehispánicos de México que residen en otros países. Conoce estas piezas extraordinarias.

01-07-2019, 9:51:37 AM
Piezas prehispánicas mexicanas asombrosas que están en el extranjero

Seguramente habrás leído o escuchado acerca del “penacho de Moctezuma”. Una bella pieza que ha desatado varios debates, no solo por las dudas acerca de su autenticidad, sino también sobre si debería regresar a México o permanecer en el Museo de Etnología de Viena, en donde se exhibe. 

Archivo MD

Además de esta pieza de enorme valor patrimonial para México, se dice que existen más de nueve mil objetos arqueológicos en territorio extranjero. A continuación te compartimos algunas de ellas y un poco de su historia.

Fragmentos de los murales de Teotihuacan

Esta es la colección de fragmentos de murales prehispánicos más grande en el extranjero. Los fragmentos fueron saqueados de Teotihuacan por Harald J. Wagner durante la década de 1960, un estadounidense cautivado por la cultura teotihuacana.

Actualmente la mitad de los fragmentos saqueados se encuentran en el Museo de Young en San Francisco. La otra parte fue devuelta a México en 1986 y se exhiben en el Museo Nacional de Antropología de la Ciudad de México.

La serpiente de dos cabezas

Hecha a partir de cientos de mosaicos de turquesa y concha de ostra, se dice que fue un pectoral asociado a personajes de la élite mexica. Los mexicas consideraban a las serpientes como criaturas que podían unir el inframundo, el agua y el cielo. 

El pectoral fue vendido por la Duquesa Massimo en 1894 al Museo Británico en donde permanece desde entonces. 

La máscara de Tezcatlipoca

Es un cráneo humano cubierto por un mosaico de turquesas, lignito y concha de ostra roja. Se piensa que esta pieza representa a Tezcatlipoca, cuyo significado en náhuatl es “espejo negro que humea”, que es el señor de los cielos y la tierra.

La pieza permanece también bajo el resguardo del Museo Británico.

Códice de Dresde

De los cuatro manuscritos antiguos mayas originales que aún subsisten, está el Códice de Dresde. Está hecho en papel amate y representa los calendarios rituales y de adivinación; los cálculos de eclipses del sol y la luna; y el calendario de celebraciones de año nuevo.

El manuscrito forma parte desde 1739 del acervo de la Biblioteca Real de Dresde en Viena. Puedes conocer el códice consultando la Biblioteca Digital Mundial.

Placas mayas de jade

Estas placas fueron encontradas en el área arqueológica de Chichén Itzá, debajo de los templos dedicados a Chac Mool y en cenotes. Representan a personajes de la vida élite maya. 

Las piezas se encuentran bajo la custodia del Museo Peabody de Arqueología y Etnología de la Universidad de Harvard, Estados Unidos.

Códice Trocortesiano o Códice de Madrid

Además del Códice de Dresde, el Códice de Madrid es otro de los manuscritos mayas que aún se conservan. El libro revela los aspectos de la vida cotidiana de los antiguos habitantes de la península de Yucatán y sus rituales asociados con el calendario solar.

El Códice de Madrid se encuentra alojado en el Museo de América de la ciudad de Madrid, España. Consulta aquí el Código de Madrid.

Quizás te interese leer: