Portada-oct-nov
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Historia

Tlaxcala, Tlaxcala, ¿cómo se fundó?

Descubre cómo se fundó Tlaxcala y anímate a visitar este sitio de incontables y atractivas edificaciones que datan de la época colonial.

19-07-2010, 11:40:23 AM
Tlaxcala, Tlaxcala, ¿cómo se fundó?
INAFED
mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.

Tlaxcala es un estado sorprendente. Así que te invitamos a conocer la historia de su fundación y a que visites sus bellos y emblemáticos edificios.

Historia de la fundación de Tlaxcala

La fundación del asentamiento prehispánico de Tlaxcala, se remonta hacia el año 1208 de nuestra era. Fue efectuada por tribus nómadas chichimecas sobre los llamados llanos de Poyauhtlán que posteriormente serían los Cohuatlichán.

Los conquistadores españoles arribaron a estas tierras en septiembre de 1519. Casi de inmediato entablaron feroces combates contra los indígenas tlaxcaltecas. Estos últimos, estaban encabezados por el bravo Xicoténcatl.

Poco tiempo después, Xicoténcatl debió pactar la paz con Cortés. Y es que luego se unió con él para apoyarlo en la conquista de otras ciudades indígenas. Entre ellas tenemos: Cholula, Tepeáca, Texcoco y el sitio de Tenochtiltlan. Sin embargo, en este último sitio, Xicoténcatl fue ejecutado por órdenes de Cortés.

Por su magnitud y población, Tlaxcala maravilló a tal grado a Hernán Cortés y sus huestes, que cuando el capitán extremeño se refirió a ella llegó a compararla con las ciudades europeas de Granada, Venecia y Génova.

INAFED

Tlaxcala

¿Qué significa “Tlaxcala” y cuándo se fundó su ciudad colonial?

El nombre de Tlaxcala es una desviación del vocablo nahua: texcallan, que significa despeñadero. Aunque también se le ha atribuido el de “Tierra del maíz“. Esto debido a que el jeroglífico del lugar representa dos manos haciendo una tortilla.

La ciudad colonial se fundó el 3 de octubre de 1525. Esto después de que el Papa Clemente VII ordenara la creación de la ciudad novohispana de Tlaxcala. Para la edificación de las nuevas construcciones, se utilizaron los restos de los edificios prehispánicos que los españoles habían destruido.

Además, en 1535, esta ciudad se hizo acreedora al primer escudo de armas otorgado por el rey Felipe II. Y, en 1563, se le confirió el título de “muy noble y muy leal” mediante una Cédula Real.

Tlaxcala, una ciudad única

Aunque la estructura urbana se ajustó al esquema reticular del tipo de tablero de ajedrez, la distribución de las edificaciones no siguió del todo el patrón colonial típico. Esto ya que la parroquia no se ubicó en la plaza principal junto a los edificios de gobierno.

Sin embargo, hoy día la ciudad conserva un buen número de inmuebles de extraordinario valor arquitectónico de los siglos XVI, XVII y XVIII. Dentro de ellos destacan algunos ejecutados en los estilos barroco y churrigueresco.

Edificaciones emblemáticas

Entre estas edificaciones sobresale la basílica de la Virgen de Ocotlán. Se encuentra en la cima de un cerro aledaño a la población, que constituye uno de los máximos exponentes del barroco en la región. Aunque en el lugar existió un templo más primitivo, la iglesia actual se construyó durante la segunda mitad del siglo XVIII.

Posee una hermosa fachada fabricada mediante un elaborado trabajo de argamasa. Este se combinó con el cálido color de la mampostería. En su interior se encuentran preciosos retablos churriguerescos. Y, el Camarín de la Virgen con una excelsa decoración barroca y valiosas obras pictóricas.

En el centro de la ciudad se encuentra la plaza principal. Esta recibe el nombre de la Constitución. En su costado oriente se levanta un largo portal de 28 arcos que se considera el segundo más largo del país. En el extremo sur de la plaza se abre otra arquería llamada Portal Chico.

Mientras tanto, al costado norte se hallan el Palacio de Gobierno y el Municipal. Estos están instalados en lo que originalmente fueran las casas reales y consistoriales construidas a mediados del siglo XVI y reedificadas en el XVIII por haber sido afectadas en un terremoto.

Junto al Palacio de Gobierno se yergue la que antiguamente fuera la parroquia de San José, hoy Catedral de Tlaxcala construida entre los siglos XVII y XVIII. Al poniente de la plaza está el majestuoso Palacio de justicia, antigua Capilla Real considerada como la primera construida en América.

Dicha edificación ostenta una hermosa fachada barroca fabricada en argamasa y edificada hacia fines del siglo XVIII. Más al sureste de la plaza principal se localiza la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción de Tlaxcala, que fuera el convento de San Francisco construido entre 1537 y 1540.

El templo basilical, cuya fachada es de una notable sobriedad renacentista, surgió de la transformación del ex convento en los siglos XVII y XVIII. Entre las bellezas que este conjunto posee, se hallan en el interior un alfarje con reminiscencias del estilo mudéjar. También la admirable capilla de la Tercera Orden con sus extraordinarios retablos y valiosas pinturas, y en un extremo de su atrio una capilla abierta de 1539 que tiene características del estilo gótico.

Josué Cuatepotzo

Josué Cuatepotzo

Más allá de la ciudad de Tlaxcala

En los alrededores de la histórica ciudad de Tlaxcala, se pueden mencionar las localidades de Tepenyaco. Esta tiene un majestuoso conjunto franciscano del siglo XVI de templo convento y capilla abierta y la parroquia de San Francisco.

Esta última fue construida en el siglo XVII. Posee una exquista fachada que recuerda a los templos poblanos, adornados con una bella combinación de azulejo y ladrillo, salpicados con ornamentación en argamasa o estuco.

Por otra parte, está Xiloxostla. Esta posee la parroquia de Santa Isabel. Su interior está cuajado de yeserías Isabel y su interior cuajado de yeserías de un rico contendido popular. Dicho aspecto la sitúa entre las magníficas obras de este género en la región.

Atlihuetzia, por su parte, cuenta con un imponente templo franciscano del siglo XVI y una parroquia dedicadas a la Inmaculada Concepción, con una extraordinaria colección de retablos y esculturas estofadas de los siglos XVII y XVIII.

Finalmente se encuentra el poblado de Huamantla, en el que se halla la parroquia de San Luis, obra del siglo XVII que también aloja en su interior algunos notables retablos.

Salvador Morales

Salvador Morales