PUBLICIDAD
Corredores Turísticos del Estado de México. Vol. 4
PUBLICIDAD
Rankings
Newsletter de México Desconocido México Desconocido en Facebook México Desconocido en Twitter México Desconocido en Google+ México Desconocido en YouTube México Desconocido en Flipboard RSS de México Desconocido
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Fin de semana en Valle de Bravo, Estado de México

Por: México desconocido

Lánzate a este Pueblo Mágico del Estado de México dotado de una fantástica laguna, ideal para practicar todo tipo de actividades al aire libre, y descubre las bellezas que aloja esta región rodeada de montañas.

Antes de que hubiera laguna ya estaba ahí el bosque que viste a las montañas y el pueblo se llamaba San Francisco del Valle de Temascaltepec. Hoy, esto es un paraíso que no deja de sorprendernos... pues hay un Valle de Bravo para cada gusto, edad y presupuesto; hay deportes en agua, tierra y aire; hay boutiques y artesanías, delikatessen y antojitos...

Viernes

Por su cercanía a la ciudad de Toluca y a la capítal de la República Mexicana, este agradable centro de descanso es uno de los más visitados de todo el Valle de México, especialmente por grupos de excursionistas y familias que gustan de convivir con la naturaleza y disfrutar de un fin de semana alejados del mundanal ruido. Muchas de sus ofertas de hospedaje son de corte rústico, aunque cuentan con las comodidades de complejos turísticos de alto nivel. En su mayoría céntricos, estos hoteles solo te servirán de alojamiento al anochecer, después de haber disfrutado de todas las actividades que este destino te ofrece.

Para alojarte puedes escoger entre la Posada Familiar Dalinda o el Mesón del Viento, los cuales son verdaderos centros de descanso para quien busca relajarse.

Sin haber tenido tiempo para desempacar, es importante que acudas lo antes posible a recorrer Valle y sus alrededores, comenzando con Avándaro, donde además de desayunar unas deliciosas quesadillas de chorizo o unas chalupas, podrás observar parte del lago que ha hecho famoso a este rincón del Estado de México, y en cuyos alrededores existen áreas naturales rodeadas de bosques de pino y oyamel, así como cascadas; es un sitio en el que también existe un club de golf, pista de go-karts y casas de campo que te trasladarán al ambiente montañés típico de las Rocallosas americanas o de los Alpes suizos.

De regreso en Valle, puedes comenzar a recorrer su bello centro, visitando sitios como la Plaza Independencia, donde se encuentra la Iglesia de San Francisco de Asis. También puedes visitar el Templo de Santa María Ahuacatlán, donde se halla una imagen de un Cristo Negro que es considerado milagroso.

Cerca del centro de este sitio se encuentra también el Centro Cultural Joaquín Arcadio Pagaza, ubicado en la calle Alameda. Este sitio se ubica en la que fuera casa de uno de los poetas más importantes de México, y en donde también se muestran obras de arte realizadas por artistas locales y de renombre.

Antes de llegar al embarcadero pirncipal, te recomendamos visites la Casa de la Cultura, en la cual se realizan exposiciones de pintura, fotografía y se imparten cursos de Música, Artes Plásticas, Danza y Pintura.

El lago de Valle de Bravo es sin duda su atractivo más importante. Originalmente fue diseñado como presa por la Comisión Federal de Electricidad, terminándose hascia 1947 y siendo bautizado como sistema hidroeléctrico Miguel Alemán. El lago tiene una superficie de 21.1 km.2 con una profundidad aproximada de 40 m.; es un sitio ideal si lo que quieres es practicar deportes acuáticos y disfrutar de paseos en lanchas y pequeños yates.

Sábado

Este día debes dedicarlo a visitar los alrededores de Valle, donde se encuentran los escenarios naturales que le han dado fama a este sitio, comenzando con la Cascada Velo de Novia, que se encuentra en Avándaro, y que es una caída de 35 metros y rodeada de un bello paisaje natural. Es un lugar ideal para que practiques practicar ciclismo de montaña, la cabalgata o simplemente para caminar. Cuenta con estacionamiento, baños públicos, asadores y seguridad.

Cerca de aqui también se encuentra la Cascada Río del Molino, un lugar propicio también para realizar día de campo familiar, ya que cuenta con mesas y asadores.

Un poco más hacia el norte de Avándaro se encuentra el Parque Monte Alto, compuesto por 20 kilómetros de senderos recreativos para ciclistas, caminantes y cabalgatas, y en el que también se realizan las famosas prácticas de Ala Delta y Parapente que han dado fama a Valle de Bravo.

Si tienes espíritu aventurero, te recomendamos que visites también el santuario de la Mariposa Monarca que se ubica en Piedra Herrada, a 25 kilómetros de Valle de Bravo por la carretera Los Saucos-Toluca, en el que además de observar a este hermoso espécimen, podrás rentar un caballo para recorrer los alrededores.

Si las actividades te han dejado un poco exhausto, te recomendamos que al regresar a Valle no dejes de acudir a alguno de los restaurantes del centro , ya que además de refrescarte con un "mosquito" (licor de naranja o de frutas), bebida típica de la región, podrás recompensarte con una comida o una cena donde podrás saborear algunos de los platillos más reconocidos de la gastronomía mexquense, como la trucha, las carpas empapeladas, la deliciosa sopa de hongos o de médula y los famosos quesos de hebra y rancheros, reconocidos en los alrededores como algo delicioso.

Domingo

Para cerrar adecuadamente con tu visita a Valle, puedes reservar este día para "chacharear" en el mercado de artesanías, donde podrás adquirir ejemplos de trabajos típicos como cerámica de alta temperatura, vidrio soplado, cerámica de barro, tejidos a mano, bordados mazahuas, hierro forjado, cestería de ocoxal, madera y deshilados.

También te recomendamos que conozcas otros rincones poco conocidos de Valle, como el Parque El Pino, donde podrás ver un ahuehuete de más de 600 años. En este sitio además se exhiben los vestigios arqueológicos obtenidos del cerro de la Peña, lugar desde el cual también observarás una bella panorámica del lago de Valle de Bravo. El Pino también representa una parte importante de Valle, ya que en este sitio, en 1530, Fray Gregorio Jiménez de la Cuenca fundó el pueblo.  

Si quieres conocer otros rincones de Valle, te recomendamos que antes de regresar a la ciudad visites la Alameda, área de recreación para los niños, con áreas verdes y pista de patinaje, así como la Plaza Los Tres Árboles, espacio decorado con un kiosco típico decorado con los colores tradicionales de la ciudad, y que también cuenta con dos miradores desde donde se aprecia el Muelle y el Lago de Valle de Bravo.

Cómo llegar

Valle de Bravo se ubica a 134 kilómetros al oeste de la Ciudad de México, y a 80 kilómetros al oeste de Toluca. Para llegar te recomendamos tomar la carretera 15D a Morelia. Desde Toluca, saliendo por Metepec, puedes tomar la carretera local Núm 1, también conocida como Los Saucos, que te llevará hasta Valle de Bravo.

En el DF, desde la Terminal Poniente (Observatorio) salen corridas diarias a Valle de Bravo, Vía Los Saucos cada hora y 15 minutos, vía Amanalco cada hora y 35 minutos y vía Monumento cada hora.

Terminal de Autobuses del Poniente (Observatorio)
Sur 122 y Av. Río Tacubaya 232

Tips

-Valle de Bravo es un lugar ideal para adquirir artesanías de todo el Estado de México. Uno de sus nichos más importantes son los muebles de maderas finas y los artículos de postín, fabricadas también en cristal y acero inoxidable.

-A unos 22 km al oeste de Valle de Bravo se encuentra Amanalco de Becerra, sitio en donde se ubica un templo consagrado a San Jerónimo, edificado entre los siglos XVI y XVII. Entre sus atributos más importantes se encuentra su techumbre a dos aguas y los detalles de su fachada de cantera en donde se destaca la mano de obra indígena.

-A 26 km al noroeste de Valle de Bravo se encuentra la cascada de Ixtapatongo, un espectacular salto de agua de 30 m de altura, cuyo caudal se forma por los escurrimientos de arroyos que bajan entre los pliegues de las rocas.

-Si te interesa practicar ala delta o parapente en Valle no dejes de visitar los campamentos de Cerro Pelón y el Peñón del Diablo, donde es habitual encontrar deportistas asiduos a esta actividad.

Compartir

ComScore
IASA Comunicación