Suscríbete: Newsletter Revista
Suscríbete: Newsletter Revista

Aguas termales nocturnas en Ixtapan de la Sal, 100% relajación

Vive experiencia nocturna de relajación en Ixtapan de la Sal, en este Pueblo Mágico podrás bañarte en aguas termales durante la noche, ¿te gusta la idea?

Foto:

El fin de semana pasado fui al Pueblo Mágico de Ixtapan de la Sal; tenía ganas de recorrer sus calles y sobre todo, sumergirme en sus famosas aguas termales. Me habían dicho que el Balneario Municipal era un buen lugar para vivir esta relajante experiencia, y un amigo me aconsejó visitarlo de noche. 

- ¿En la noche?, pregunté. 

- Sí, te prometo que lo vas a disfrutar más. El balneario tiene servicio nocturno hasta las dos de la mañana y es exclusivamente para adultos, así que no tendrás que lidiar con niños y podrás relajarte de lo lindo, me respondió. 

Después de ese tip, obviamente que no dudé en esperarme hasta que el sol se ocultara, para que comenzara la aventura. Durante el día aproveché para recorrer el centro de Ixtapan, visité la Parroquia de la Asunción de María y Capilla del Señor del Perdón, y caminé por su Plaza Principal. También fui al pueblo de San Pedro Tecomatepec, famoso por sus artesanías de barro; unas verdaderas bellezas. 

San Pedro Tecomatepec - Ixtapan de la Sal / CortesíaFoto: San Pedro Tecomatepec - Ixtapan de la Sal / Cortesía

Al anochecer decidí sentarme y comer algo ligero, luego volví a caminar por las callecitas del centro y fui hacia el Balneario Municipal "El Bañito", inaugurado en 1941. Este punto es uno de los principales atractivos de este Pueblo Mágico. Durante el día se puede disfrutar de masajes y faciales terapeúticos, y del resto de las instalaciones como el tobogán, las piscinas de esparcimiento y el área infantil.  

Balneario Municipal "El Bañito" - Ixtapan de la Sal Foto: Balneario Municipal "El Bañito" - Ixtapan de la Sal

Eran alrededor de las 10 de la noche y la luna brillaba como nunca. Después de pagar mi entrada me dirigí hacia las albercas termales. Me asignaron un vestidor y me indicaron entrar al área donde se encuentran las piscinas de hidromasaje. Esta albercas no son muy grandes (pero tampoco tan pequeñitas), para 20 personas máximo; tampoco son muy profundas. Te puedes sentar en su perímetro y en algunos puntos disfrutar de potentes salidas de agua. El agua es cristalina y caliente, y muy agradable. Pedí una piña colada y me senté a disfrutar de mi cuerpo sumergido; sentía cómo la tensión de mis hombros se evaporaba e inmediatamente empecé a relajarme. 

Alberca de hidromasajeFoto: Alberca de hidromasaje

A los 20 minutos pasé a las albercas de aguas termales. Comencé en la de barro. Ahí el agua es muy turbia -por obvias razones- la idea de esta piscina es darte un baño de barro. En una de las orillas hay barro fresco que puedes aplicar en tu cuerpo. Después de una buena exfoliación con el barro y una mascarilla para la cara, mi piel se sentía suave como la de un bebé. 

Aguas termales - Balneario Municipal de Ixtapan de la SalFoto: Aguas termales - Balneario Municipal de Ixtapan de la Sal

Luego de mi sesión de belleza con barro, me fui a la alberca central, que es la más grande. El agua estaba tibia como la de barro. Permanecí muy poco ahí y luego me fui a la alberca más pequeña, donde está un borbollón de agua. En esa piscina redonda y pequeña el agua es muy cristalina y caliente. Fue sumamente agradable, pero después de un tiempo el calor me agotó (no reacciono muy bien en ambientes a altas temperaturas). Decidí que era momento de terminar esta experiencia nocturna de relajación e ir a descansar. 

Volví al hotel agotada, pero contenta y muy relajada. Me di una ducha rápida, me metí a la cama y me dormí inmediatamente. No solo tenía la piel suave como la de un bebé, dormía como uno. 

Este viaje exprés a Ixtapan de la Sal era lo que necesitaba para despejarme un ratito de la rutina, descansar y relajar el cuerpo y la mente... a la luz de la luna. 

Experiencia nocturna en el Balneario Municipal "El Bañito"

Allende Sur, Ixtapan de la Sal, Estado de México
De 20:00 a 2:00 hrs.
Entrada y una bebida nacional: $100

Los editores recomiendan: Aguas termales con poderes curativos (Hidalgo)

Comparte tu experiencia

Te Recomendamos