Portada-2020-MD-507
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Historia

Cuando Madero entró a la Ciudad de México y tembló

En la víspera de que Madero llegara triunfante a la Ciudad de México, sobrevino un temblor, quizá como una anunciación. Nada eclipsó la victoria del mandatario.

27-05-2019, 10:52:31 AM
Cuando Madero entró a la Ciudad de México y tembló
mm

Viajera con una gran amor por México, sus lugares y su historia.

Una vez que Porfirio Díaz renunció a la presidencia, Francisco I. Madero hizo su entrada triunfal a la Ciudad de México el 7 de junio de 1911; la madrugada de ese día parecería que la Tierra anunciaba con un temblor que los tiempos estaban por cambiar.

La noche del 6 de junio la gente regresó a sus hogares dispuesta a levantarse temprano para ocupar las calles, las avenidas, los monumentos y las aceras para no perder detalle de la entrada de Madero que se había pactado para la mañana del día siguiente.

Esa calma y ese júbilo se detuvo cuando a las 4:26 de la mañana del 7 de junio de 1911 se sintió en la Ciudad de México, y en toda la República, un temblor oscilatorio que hizo caer casas, muros y columnas.

La gente empezó a salir despavorida a las calles, gritando y rezando, invocando a dios para que salvaguardara sus vidas.

Terremoto Maderista

Se empezó a considerar a este temblor como el terremoto maderista pues coincidía con la llegada del presidente a la Ciudad de México.

El sismo tuvo una magnitud de 7.8 grados y tuvo su epicentro en la costa de Michoacán. Además dejó, según señalan los registros, 40 víctimas mortales, al desplomarse el Regimiento de Artillería en Rivera de San Cosme.

El terremoto de Madero provocó daños importantes en el altar de la iglesia de San Pablo, grietas en las calles en donde se flexionaron los rieles del tranvía. También un total de 250 casas quedaros destruidas, la mayoría en Santa María la Ribera.

Madero llegó triunfante

Pese a la gravedad del terremoto, cuando amaneció se hizo un recuento general de los daños y buena parte de la población dio por terminado el problema y desde las 8 de la mañana la gente empezó a emocionarse con la llegada de Madero.

La gente empezó a barrer las calles, a mover los escombros y a sacar sus banderas a la calle para recibir al mandatario.

Se esperaba la llegada de Madero a las 10 de la mañana, pero el ferrocarril llegó hasta las 12:30.

La gente le aplaudió al mandatario y las sonrisas inundaron los rostros de los mexicanos, algo bueno estaba por venir.

El día 8 los periódicos dieron un pequeño espacio al temblor de la madrugada pero la noticia de la llegada de Madero a la capital ocupó las 8 columnas.

Más de 100 mil personas aclamaron al caudillo que había logrado acabar con un régimen de más de 30 años.


El recorrido de Madero por la ciudad duró 3 horas, iba acompañado de su esposa, Sara Pérez de Madero, que lo apoyó todo el tiempo.

Madero recorrió todo el Paseo de la Reforma durante el trayecto hacia el Zócalo y pasó por la construcción que más tarde sería el Monumento a la Revolución.

Madero arribó con éxito y desde entonces se acuñó la frase: “el día que Madero llegó, hasta la tierra tembló”.

https://disfrutatuciudad.mx/

Quizá te interese leer: