Portada-oct-nov
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Gastronomía

El delicioso y picoso cangrejo marciano de Popotla, Baja California

De aspecto temible pero con un sabor delicioso por dentro, así es el cangrejo marciano que preparan en Baja California.

08-08-2019, 1:13:44 PM
El delicioso y picoso cangrejo marciano de Popotla, Baja California
mm

Viajero que además de experiencias por la vida anda tras el click.

Entre todos los manjares marinos que se pueden comer en los restaurantes de Baja California, existe uno reconocido por su exquisito sabor y por su temible apariencia exterior: el cangrejo marciano.  

El mote se lo ganó por su extraña apariencia, “como de extraterrestre”, dicen los cocineros, aunque en realidad en otros lugares se le conoce como cangrejo araña, ya que sus patas son largas y es en ellas donde guarda la preciada carne que hace que cientos lleguen a Popotla, una villa de pescadores en Rosarito, ubicada a unos 28 kilómetros de Tijuana.  

La villa de pescadores de Popotal es famosa por su aspecto todavía rural y por la variedad de mariscos frescos que vende, muchas veces aún vivos y expuestos sobre las agrestes mesas de madera: pescados, almejas, ostras, erizos de mar, jaibas y crustáceos son las especialidades, todo del Pacífico.  

Los comensales que gustan del artrópodo marciano llegan sobre todo los sábados y domingos, que es cuando el ambiente festivo y playero se arma en todos las marisquerías provistas a la orilla del mar pedregoso

Quien entre a cualquiera de los restaurantes es recibido por el sonido de música, risas y sobre todo el “taz-taz-taz” que se genera cuando la gente golpea con piedras redondeadas por el oleaje, y sobre la mesa, las tenazas de sus cangrejos para fracturarlas y extraer de ellas la deliciosa pulpa

Sí, aquí no hay pinzas para langosta que ayuden a quebrar la estructura ósea de los crustáceos, aquí a cada cliente se le da su par de piedras marinas, eso sí bien lavadas, para asestarle unos contundentes golpes al marciano.

En algunos lugares ofrecen el cangrejo marciano a la mantequilla, en otros bañado en una salsa roja y picosa, todo hay que comerlo con las manos, para nada con cubiertos y nadie se preocupa de terminar sucio;al contrario, si se termina con la camisa manchada es igual a haber disfrutado como se debe de este singular platillo bajacaliforniano.

¿Qué más pedir?

Cuando comas un cangrejo marciano en cualquiera de los restaurantes de Popotla, no te olvides de pedir una cerveza en bola acompañada de una brocheta de camarones. 

¿De pasada qué puedes hacer?

No pierdas las oportunidad de realizar un recorrido en cuatrimoto por los Arenales de Cantamar, dunas frente a una vista espectacular mar. Están ubicados a solo 15 minutos de Popotla.  

Quizá te interese leer: