Suscríbete: Newsletter Revista
Suscríbete: Newsletter Revista

La muñeca de brujería localizada en el Palacio de Cortés de Cuernavaca

Esta muñeca hecha de madera yacía incrustada en la pared de una chimenea junto con un mechón de cabello. Se cree que fue colocada durante la estancia de la esposa de Hernán Cortés.

Foto:

Durante los trabajos de excavación y exploración del Palacio de Cortés de Cuernavaca, Morelos, realizados en la década del 70, los arqueólogos encontraron los restos de una muñeca de madera con la cabeza atravesada por un alfiler.  

Junto a ella también fue localizado un mechón de cabello humano que el paso del tiempo no ha podido pulverizar. Aunque el vestido de la muñeca no corrió con la misma suerte ya que prácticamente ha dejado de existir. ¿Quién colocó ahí estos artilugios de hechicería y con qué objetivo lo hizo?

La responsable de esto podría ser doña Juana Ramírez de Arellano y Zúñiga, hija del conde de Aguilar y esposa de Hernán Cortés. Ella habitó en esta casa palaciega a partir de 1531.

Mientras vivió ahí mandó a modificar, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Antropoligía e Historia (INAH),  la capilla del padre Melgarejo para convertirla en un comedor y cocina con chimenea, probablemente fue también ella quien colocó el mechón y la muñeca en la pared, ambos artículos relacionados con la hechicería.

En la Edad Media las chimeneas eran consideradas el corazón de una casa y a la vez una puerta mágica para que las brujas salgan y entren, por lo que colocar objetos de brujería en ellas era una práctica algo común.

Un texto de investigación del doctor del INAH, Jorge Angulo Villaseñor, relata que muñecas encontradas en el Palacio de Cortés eran usadas para atraer al ser amado realizando un amarre o para  perjudicar a alguien.

“En ambos casos se requiere además de la muñeca, elementos propios de la persona como cabello, uñas o telas robadas, ya sea pañuelos o retazos de vestido para poder aderezar a la muñeca y que se parezca más al objeto del deseo”, indica  el investigador.

La muñeca puede verse en la sala de El Mayorazgo del Palacio de Cortés, por cierto una de las más olvidadas del museo, un pretexto más para ir a Cuernavaca.

Referencias:

Una muñeca de brujería en el museo de Cuauhnáhuac

Los editores recomiendan: Hernán Cortés. Un conquistador de su tiempo

Comparte tu experiencia

Te Recomendamos