PAG-000-MD-505
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Historia

Las mujeres en la Independencia de México, rostros borrados de la historia

¡Vivan las mujeres que nos dieron Patria! Te contamos sus historias.

12-09-2019, 1:42:52 PM
Las mujeres en la Independencia de México, rostros borrados de la historia
mm

Filósofo por formación. Contempla el alma e imaginación de México.

El papel de las mujeres en la Independencia de México es un tema poco estudiado. Por lo general, Leonaria Vicario y Josefa Ortiz de Domínguez han fungido como las representante del género femenino en la gesta del México independiente.

Sin embargo, las mujeres jugaron diversos roles, desde enfermeras y cocineras, hasta influyentes líderes. Te contamos la historia de cuatro de ellas.

Altagracia Mercado, la heroína de Huichapan

Altagracia Mercado fue una militar mexicana que luchó con sus propias manos durante la guerra de independencia. Se calcula que nació a finales del siglo XVIII en Huichapan, Hidalgo. Formó y financió su propio batallón insurgente que se enfrentó en diversas ocasiones contra el ejército realista.

Finalmente su regimiento cayó el 24 de octubre de 1819. Tras la tribulación, su ejército se dispersó y otros tantos fueron capturados. Pese a que había quedado sola, Altagracia Mercado se siguió enfrentando a las fuerzas de España. Tras su detención, el comandante que la detuvo le perdonó la vida. Se dice que el militar español afirmó:

«Mujeres como ella no deben morir».

Huichapan, Hidalgo.

Mariana Rodríguez del Toro

Fue una novohispana liberal que conspiró y apoyó el movimiento de independencia. El 8 de abril de 1811, la noticia de la captura de los líderes insurgentes llegó a la Ciudad de México, tras lo cual muchos independentistas cayeron en desánimo.

Pese ser Semana Santa, el virrey Francisco Xavier Venegas festejó la captura, con lo cual los conspiradores dieron por aniquilado el movimiento. Reunidos en una tertulia literaria que servía como reunión de conspiración, Mariana Rodríguez del Toro incitó efusivamente:

«¿Qué sucede, señores?, ¿no hay otros hombres en América aparte de los generales que han caído prisioneros?»
«¡Libertar a los prisioneros: tomemos aquí al virrey, ahorquémoslo!»

Durante la misma reunión los liberales planearon la fecha para el secuestro y asesinato del virrey. Sin embargo, el proyecto de los insurgentes fue revelado por José María Gallardo, quien le contó el plan al padre Camargo, su confesor. El sacerdote violó el secreto de confesión, tras lo cual Mariana Rodríguez y su esposo fueron capturados y liberados hasta 1820.

Pese a ser torturada, Mariana jamás confesó los nombres de sus cómplices. Murió en 1820, pocos meses antes de la consumación de la independencia.

Rafaela López Aguado

Rafaela López Aguado nació en 1754, provenía de una familia española cuyos orígenes databan de la Conquista. Pasó a la historia por ser madre de los hermanos López Rayón, quienes motivados por el mayor de ellos, Ignacio, se entregaron a la causa independentista.

En 1815 el menor de sus hijos, Francisco, fue detenido y condenado a muerte por el ejército realista. Con la intención de detener al resto de los hermanos López Rayón, se le ofreció a doña Rafaela el perdón de la vida de Francisco si convencía a sus hermanos de deponer las armas. Doña Rafaela contestó contundente:

«Prefiero un hijo muerto que traidor a la Patria».

Rafaela López Aguado

María Ignacia Rodríguez de Velasco

María Ignacia Rodríguez de Velasco de Osorio Barba y Bello Pereyr, popularmente conocida como la Güera Rodríguez, fue una aristócrata criolla que brindó su apoyo a la causa independentista.

Fue ampliamente reconocida en la clase alta de la sociedad novohispana debido a su belleza y fortuna. Se le atribuye una relación amorosa con Agustín de Iturbide, a quien se dice impulsó e incitó para que consumara la independencia de México. Además, también se piensa que tuvo vínculos pasionales con el libertador Simón Bolivar y con el explorador Alexander Von Humboldt.

María Ignacia fue una de las mujeres en la independencia de México que participó como benefactora. En marzo de 1811 fue acusada ante la Santa Inquisición por mantener comunicación con Miguel Hidalgo y Costilla. Además, el inquisidor Juan Sáenz de Mañozca la incriminó por adulterio.

Sin embargo, la Güera Rodríguez solo fue exiliada a Querétaro por un tiempo. Rodríguez apeló a falta de pruebas y acusó al inquisidor de homosexualidad, por lo cual los cargos en su contra fueron retirados.

Tuvo tres matrimonios y cuatro hijos, además de varios amantes. Su participación en la independencia es un tema que genera mucha controversia y no es del todo nítida. Sin embargo, su mayor aporte estuvo al lado de Agustín de Iturbide, sobre quien tuvo una fuerte influencia.

Durante la entrada triunfal del Ejército Trigarante, el futuro emperador Agustín de Iturbide desvió el desfile para pasar frente a la casa de María Ignacia, lo cual demostraba el vínculo amoroso entre ambos.

La Güera Rodríguez

Quizá te interese: