Portada-oct-nov
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Gastronomía Restaurantes

Los mejores chiles en nogada de la CDMX

Te llevamos a siete restaurantes de la Ciudad de México para que disfrutes de los mejores chiles en nogada esta temporada.

22-08-2019, 2:12:01 PM
Los mejores chiles en nogada de la CDMX
Viridiana Mirón
mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.

¡Arrancó la temporada de chiles en nogada! Es por eso que nos dimos a la tarea de buscar para ustedes los mejores chiles en nogada de la CDMX. Basados en las críticas, reseñas y recomendaciones de amigos y viajeros en internet elegimos los siguientes restaurantes de la ciudad para probar sus propuestas y compartir con todos los viajeros que forman parte de la comunidad de México Desconocido un vistazo de lo que podrán probar.

En esta guía gastronómica encontrarán desde los chiles en nogada los tradicionales hasta los más atrevidos. Y es que al ser una receta de dominio popular, cada quien la reinterpreta de una manera diferente y única, pero conservando esos rasgos únicos que la distinguen: el chile, las frutas de la temporada, la nuez de castilla y la granada.

TOMA EN CUENTA: Ninguno de los chiles en nogada que presentamos a continuación están capeados, aunque algunas fuentes sugieren que así debería de ser. Todos los chefs de estos restaurantes coinciden en que este platillo contiene demasiada grasa por los ingredientes que contiene como para capearlo.

¡Buen provecho!

TESTAL

Dolores 16, Centro, Centro
http://testal.mx/

Testal, el nombre del lugar, es la porción de masa de maíz que se convertirá en tortilla al ser aplanada. ¿Qué más mexicano que el maíz en la cocina? En septiembre de 2015 este restaurante abrió sus puertas y, desde entonces, no ha hecho más que crecer y consolidarse como una opción culinaria original en el Centro Histórico de la CDMX.

Y no es para menos: su cocina está basada en la riqueza de la gastronomía mexicana, con un especial acento en los platillos de origen michoacano. El lugar consta de tres áreas de servicio cuya decoración dicta el nombre y define la atmósfera: mazorcas, frida y murales.

El gerente general, Roberto Tinoco, habló sobre la esencia que el restaurante propone en su chile en nogada: “Además, aquí no preparamos un chile capeado ni le agregamos algo frito, ya que el tipo de salsa de este platillo es muy espesa de por sí. Cuidamos que no sea denso ni pesado para que nuestros clientes lo disfruten sin sentirse abrumados”.

Martha López es la encargada de cada plato. En promedio se preparan 40 chiles en nogada al día y se sirven numerados, lo que ayuda como control al restaurante, pero también como comensal te recuerda que eso que comerás es una creación única e irrepetible.

La reinterpretación es de-li-cio-sa. Los chiles verdes poblanos previamente asados y pelados, se rellenan con al menos 10 elementos, entre los que destacan la carne de cerdo y res picada a mano, durazno criollo de Calpan, frutos secos como los piñones blanco y rosa, nuez de castilla, almendra y nuez pecana; en lugar de acitrón se usa jícama caramelizada.

La nogada, por su parte, tiene tequila, jerez y mezcal. Y, se cubre naturalmente con granada, otra fruta de temporada. La frescura de la nogada, la explosión de los sabores en la boca… todo vale completamente la pena.

No dejes de probar: entre los platillos estrella fuera de temporada están los uchepos, las corundas, el churipo, el borrego tatemado y los chilaquiles de chapulín. Claro, para comer puedes preguntar por los menús que se preparan de acuerdo con la temporada.

Tip viajero: visita el Barrio Chino, el Palacio de Bellas Artes y el Museo de la Tolerancia, ya que quedan a unos cuantos pasos. Un recorrido por el Centro Histórico bien puede arrancar con un desayuno dominical.

Don Lázaro El Viajero

Av. Instituto Técnico Industrial 241, Santa María la Ribera
https://www.instagram.com/restaurantedonlazaro/


Si eres un amante de los platillos bien servidos, tienes que probar los chiles en nogada de Don Lázaro El Viajero. ¡Y es que son gigantes! Cada uno pesa casi un kilo y su tamaño es totalmente proporcional al sabor.

La receta es casera y es herencia de la familia de don Lázaro, el fundador del restaurante. Esta receta fue recuperada por los sucesores y actualmente la prepara Rosita, la cocinera del lugar –quien también se encarga de otras exquisiteces como del bacalao en temporada navideña.

Todos los ingredientes son frescos e incluso los chiles son seleccionados uno por uno para incrementar la calidad del platillo. 

Además, el relleno está hecho con carne de cerdo picada y no con carne molida. Se acompaña con un montón de ingredientes como yerbas de olor, jitomate, aceituna y, por supuesto, con granada.

Cabe señalar que Don Lázaro El Viajero cuenta con más de 70 años de tradición e historia. Como mencionamos, se fundó gracias a don Lázaro, un inmigrante ucraniano que llegó a México y que quedó enamorado de nuestro país y de su gente.

No dejes de probar: Una de las especialidades de la casa es el caldo de gallina. Aunque si terminaste muy satisfecho con el chile en nogada, puedes simplemente degustar una refrescante y deliciosa agua de limón. 

Tip viajero: Ya que estás en la icónica Santa María la Ribera, aprovecha para visitar lugares tan emblemáticos como el Kiosko Morisco o el Museo de Geología.

ROLDÁN 37

Calle de Roldán 37, Centro Histórico
Instagram.com/roldan37oficial
Viridiana Mirón

Este restaurante ubicado a pocas cuadras del Zócalo de la CDMX ha sido reconocido en los últimos seis años como uno de los mejores lugares de todo México para comer chiles en nogada.

Durante 109 años la familia del chef Rómulo Mendoza se ha dedicado a la comercialización de chiles. Rómulo siguió el camino de la gastronomía y llevó con él la tradición familiar de los chiles verdes, es por eso que a Roldán 37 se va a comer chiles y esta temporada es una buena oportunidad para ir a probar los chiles en nogada preparados que siguen la receta de su abuela combinada con la de Frida Kahlo y Lupe Marín.

Antes de empezar y como aperitivo prueba un mezcalito de la casa servido en medio chile verd e. El ligero picor del chile en combinación con el mezcal traído de Oaxaca preparará tu paladar para el festín de sabores que implica el chile de nogada.

La presentación de este chiles es exquisita y elegante, tal como su sabor balanceado. La nogada, que lleva un toquecito de tequila y queso fresco traído de Veracruz, es perfecta para comerla solita con una tortilla azul hecha a mano. También combina muy bien con los pétalos de rosa que adoran el plato (sí, es comestible).

No dejes de probar: Además de los chiles en nogada, vale mucho la pena probar la variedad de chiles rellenos que ofrece.

Tip viajero: Visitar este restaurante es la excusa perfecta para dar un paseo por el Centro Histórico. Las opciones son infinitas.

EL CARDENAL

Av. Juárez 70. Dentro del hotel Hilton. Alameda Central (3 sucursales +)
restauranteelcardenal.com
Viridiana Mirón

Este restaurante (cualquiera de sus cuatro sucursales) es uno de los consentidos del Centro Histórico porque desde 1969 ha ofrecido platillos mexicanos ejecutados a la perfección y que recuerdan la calidez de la comida casera.

Cada agosto, El Cardenal se viste de manteles largos y festeja los ingredientes de la temporada con un sabroso menú de tres tiempos. Para abrir el apetito una enchiladita de huitlacoche bañada en salsa verde y para cerrar, una refrescante nieve de tuna con mezcal.

Una de las características que distingue a este restaurante es el cuidado que prestan en la ejecución de este laborioso platillo. Y es que como bien indica Marcela Briz, propietaria y una de las hijas de los fundadores de este lugar “la construcción de este platillo debe ser delicada y se debe cuidar cada uno de los ingredientes. Por ejemplo, la nogada tiene que tener la textura adecuada para fundirse con el relleno y la nogada”. ¡Y vaya que lo logran! Cada uno de sus ingredientes está en el punto exacto.

No dejes de probar: Entre los clásicos (y muy recomendables) de este restaurante están los escamoles a la mantequilla, el queso fresco tapado con flores de calabaza y el molcajete con un extraordinario queso que fabrican en su granja en Zumpango, Estado de México.

Tip viajero: Las sucursales de Palma y la Alameda están en la ubicación perfecta para disfrutar de un paseo cultural. Visita algunos de los imperdibles que se encuentran a la redonda, como el Munal, el Palacio Postal, el Museo Franz Mayer, Bellas Artes o el Museo Memoria y Tolerancia.

LA POBLANITA

Luis G. Vieyra 12, San Miguel Chapultepec (2 sucursales +)
lapoblanita.com.mx
Viridiana Mirón

Uno de los lugares imperdibles para ir a comer comida poblana en la Ciudad de México es La Poblanita, un restaurante fundado en 1947, que empezó como una taquería y que durante la última década ha llevado la gastronomía poblana a diferentes partes del mundo, luego de que participaran en el otorgamiento que la UNESCO dio a la gastronomía mexicana como Patrimonio Intangible de la Humanidad presentando los famosos chiles en nogada, las chalupitas y el mole.

Además, se ha colocado como uno de los consentidos, sobre todo para comer generosos y exquisitos chiles en nogada acompañados de arrocito blanco y que pesan ¡1 kilo! Pero no te preocupes, si no tienes hambre puedes pedir medio.

El tamaño no es lo único que hace especiales a estos chiles. Su mezcla de dulce y salado es perfecta. El relleno de estos enormes chiles verdes traídos de Baja California combina la carne de cerdo con manzana, pera, durazno, piña, plátano macho, membrillo, semillas y acitrón. Su nogada se distingue por incluir un poco de brandy, pues de acuerdo con el chef Adalberto Díaz, así lo dicta la receta original. El resultado: un platillo para chuparse los dedos.

No dejes de probar: las chalupitas y el mole son dos de los platillos imperdibles.

ANGELOPOLITANO

Puebla 371, Roma Nte.
Instagram.com/angelopolitano/
Viridiana Mirón

Si hay un restaurante que celebre a lo grande la temporada de chiles en nogada es Angelopolitano en la colonia Roma. Muy cerca del metro Chapultepec se ubica este restaurante que rinde homenaje a la comida poblana de forma vanguardista pero guardando la tradición de esta gastronomía. Este año, el chef Gerardo Quezadas preparó para sus comensales un festín de siete chiles en nogada diferentes, desde el clásico Angelopolitano, de los recetarios familiares de principios del siglo XIX (lo probamos y está delicioso) hasta otros con rellenos inesperados como bacalao, pato, jaiba, cordero y quinoa para los vegetarianos -también hay nogada deslactosada-.Todos ellos son presentados de manera delicada y muy atractiva, y su vista refleja perfectamente el equilibrio de su sabor: el dulce de las frutas que se mezcla sutilmente con lo salado de la carne y el chile. Les recomiendo acompañar este platillo con una copa de vino espumoso; el maridaje que ofrecen exalta perfectamente cada uno de los sabores.

Para aquellos que prefieren una opción lo más apegada a la receta original que crearon las monjas agustinas aquel 28 de agosto de 1821, entonces pide el chile tradicional. Quezadas siguió los recetarios de las familias Palafox, De la Vega y escritos del siglo XIX. Es una de las más apegadas a la receta original, pues a diferencia de los demás, estos chiles están elaborados con carne picada en lugar de molida, frutas del huerto, nueces, almendras, piñones y nogada de nuez de castilla.

No dejes de probar: Aquí el mole es un obligado que no te puedes perder. Prueba el clásico mole poblano o un sabroso pipián verde.

Tip viajero: La ubicación de este restaurante de comida poblana es perfecta para aprovechar ir dar un paseo por la Condesa y la colonia Roma. Muy cerca de ahí también se encuentra la Estela de Luz y una de las entradas al Bosque de Chapultepec.

AZUL Y ORO

Centro Cultural Universitario, Ciudad Universitaria
azul.rest/azul-y-oro
Viridiana Mirón

En el Centro Cultural Universitario, dentro de Ciudad Universitaria, al sur de la ciudad, se encuentra uno de los restaurantes favoritos para comer chiles en nogada. El chef Ricardo Muñoz Zurita ofrece en sus restaurantes cuatro tipos de chiles (de Atlixco, Coxcatlán, Puebla y un cuarto vegano) y cinco nogadas a escoger: saladita, dulce, mixta, vegana y la nogada 1378, que se caracteriza por incluir pepita de calabaza, nuez fresca, clavo comino y queso. Esta última nogada aparece registrada con el número 1378 en el libro “La cocinera poblana” del año 1877.

Los ingredientes con los que se preparan estos chiles, como la manzana panochera, la pera de San Juan y el durazno criollo son traídos desde Calpan, Puebla, y le dan un toque de dulzor justo a cada uno de los distintos rellenos que son contenidos en chiles verdes brillantes y crocantes, y es que a diferencia de otros lugares, aquí no se asan, sino que los pochan o escalfan, lo que les da un sabor más intenso.

Estos chiles son servidos a temperatura ambiente, adornados con coloridos listones y montados en bellos platos de talavera poblana y cubiertos de oro, pues no hay mejor forma de comer un platillo de fiesta que con la elegancia que corresponde.

No dejes de probar: El legendario mole negro Oaxaca, el manchamanteles y las enchiladas de jamaica orgánica son algunos de los favoritos.

Tip viajero: Planea una visita con tiempo y asiste a uno de los conciertos de la Sala Nezahualcóyotl que se encuentra justo frente a su tarraza. Otra visita que vale la pena es al MUAC, donde se realizan exposiciones de arte moderno a lo largo de todo el año.

Quizá te interese leer: