Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Descubre Destinos Barrios Mágicos

Mixcoac

Absorbida por la gran ciudad, esta antigua población “donde sólo la higuera señalaba los cambios del año”, ofrece un emotivo recorrido por las calles y parques que vieron crecer al reconocido poeta Octavio Paz.

mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.


Un poco de historia

Según los historiadores, Mixcoac fue una población de bajo perfil; sin embargo, cuenta con varios atractivos cuya difusión es obligada para el disfrute de sus actuales y futuros visitantes. Su nombre significa “culebra de nubes” o “donde se adora a Mixcóatl”, y sus primeros habitantes se dedicaron al cultivo de maíz, frutos y flores. A la llegada de los españoles, de acuerdo con Hernán Cortés, contaba con 6,000 vecinos que pagaban tributo a Coyoacán con textiles, leña y maíz. En el caserío que conformaba esta población, se fundó el Convento de Santo Domingo de Guzmán hacia 1595, con la finalidad de evangelizar a los indígenas de la zona.

Durante el Virreinato, la vida en Mixcoac transcurría entre las labores del campo y el transporte de sus frutos a la Ciudad de México; escuchar misa al inicio del día y el rosario por las tardes; así como celebrar sus fiestas patronales con peleas de gallos, fuegos artificiales, verbenas y procesiones. A mediados del siglo XIX fue ocupada por las tropas de Estados Unidos como centro de operaciones. Para 1852 Mixcoac estrenó alumbrado público y varios chopos y sauces; un año después sufrió una terrible inundación que arrasó con la población.

Las corridas del tranvía de tracción animal entre el Zócalo y San Ángel tenían una estación en Mixcoac hacia 1857. Ese mismo año se acusó al licenciado Agustín Jáuregui, distinguido habitante de Mixcoac, de ser un liberal activo, por lo que fue fusilado en Tacubaya con otras personas, a quienes se conoce como los “mártires de Tacubaya”. Durante el Porfiriato, Mixcoac alcanzó gran notoriedad, prueba de ello fueron las numerosas fincas de familias adineradas que se construyeron en sus terrenos, como la mansión que ocupa hoy en día el Colegio Williams. Entonces se completaron los servicios de agua, luz eléctrica y vigilancia, y se empedraron las calles. Además, fueron aprovechados los viveros de flores, sembrándose en ellos casi 40,000 nuevas plantas de ornato para la población.

Voces y anécdotas del ayer

En 1675 una epidemia de tifo asoló al barrio de San Juan, por lo que hubo necesidad de quemar los jacales de sus habitantes. Se dice que cuando cesó el fuego sólo quedó de pie un muro en el que estaba la imagen de la Guadalupana. Este milagro propició la construcción del Templo de San Juan Evangelista, bajo la advocación de Nuestra Señora de Guadalupe.

En la memoria de sus habitantes más longevos permanecen algunas imágenes imborrables de Mixcoac: “El pueblo era muy chico, muy bonito, todo estaba empedrado; las familias salían a las puertas de las casas a platicar entre ellas. Casi eran como ocho o diez cuadras, y lo demás era puro maizal. Para ir al centro en ese tiempo venía el cura aquí en frente del Palacio Municipal a darnos la bendición para que nos fuera bien en el camino, pues hacíamos como hora y media, era pura brecha hasta la avenida Coyoacán, que era el único camino para México”, cuenta José Luis Banderas Albarrán.

Tómalo en cuenta

En la Plaza Jáuregui hay pocos comercios de tradición, ubicados a un costado de la Parroquia de Santo Domingo: Papelería Gaby, La Miscelánea Real y Helados Michoacán. En la Plaza Gómez Farías, en el costado sur, se encuentra la tienda de abarrotes El Nuevo Surtidor, fundada en 1945.

En cuanto a las fiestas religiosas de los habitantes de Mixcoac, éstas se dedican a sus santos patrones: Santo Domingo el día 8 de agosto y la Virgen de Guadalupe el 12 de diciembre. Durante la Semana Santa se lleva a cabo la tradicional Visita a las Siete Casas en los templos de la zona y se instalan puestos de obleas, buñuelos y tamales, así como una feria con tómbola, juegos mecánicos y fuegos artificiales.

Recomendaciones

Comentarios

Lo último

Puebla
Cuetzalan, uno de los pueblos más bonitos de México

Cuetzalan es un pueblo mágico que parece salido de un cuento de hadas, estas son algunas razones por las que tendrías que empacar tu maleta y viajar para conocerlo.

México
4 lugares de la CDMX para comer una deliciosa sopa de tortilla

En esta lista encontrarás los mejores lugares de la CDMX para comer sopa de tortilla, arma tu tour y prueba todas.

Guerrero
No te pierdas la Feria Nacional de la Plata en Taxco

¿Buscas un bonito regalo para Navidad? Lánzate a este Pueblo Mágico de Guerrero y descubre las maravillas que los artesanos taxquenses crean con sus hábiles manos en plata.

Durango
Trekking en Durango: haz deporte de aventura y salva el planeta

En el desierto de Durango hay un paraíso que necesita ser salvado: el Cañón de Fernández, donde a tu lado pasan correcaminos, vuelan garzas y hay árboles de más de mil años de vida (1,300 para ser preciso). ¡Sí, en el desierto!