Portada-oct-nov
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Gastronomía

Viñedos Torres Alegre, un imperdible de la Ruta del Vino

Los Viñedos Torres Alegre son un imperdible de la Ruta del Vino si lo que buscas es un lugar para beber y comer delicioso y original.

14-06-2019, 9:30:27 AM
Viñedos Torres Alegre, un imperdible de la Ruta del Vino
mm

Viajera con una gran amor por México, sus lugares y su historia.

Acompañado de una gran cena y una plática casual nos enamoramos de la vinícola Torres Alegre, un imperdible de la Ruta del Vino si visitas Ensenada.

La idea de la cena era conocer Cru Garage Chenin Blanc; sin embargo después de platicar con el enólogo Víctor Torres uno no puede más que quedar completamente encantado con la historia de su vinícola.

La vinícola Torres Alegre

Hace poco más de 20 años, la vinícola Torres Alegre surgió de un sueño familiar de producir vinos en pequeña escala pero con una gran calidad.

Así nació esta vinícola que cuenta con un espacio de 7.5 hectáreas y que produce cerca de 3,500 cajas de vino al año.

Los viñedos y la producción de los vinos están a cargo del enólogo Víctor Torres, quien cuenta con una maestría en el tema en Francia y es fundador de esta empresa familiar.

El lado romántico de este viñedo es que en verdad te sientes en casa, porque cada uno de los miembros de la familia Torres participa en una parte de la producción.

Uno de los hijos de la pareja que forma Víctor y Julieta es el gerente de la empresa; su hija es la encargada de escribir los textos de las etiquetas y los vinos jóvenes llevan el nombre de su hijo pequeño.

Son una vinícola moderna con una fuerte influencia de técnicas europeas, conocidas por Víctor Torres.

Para producir algunos de sus vinos utilizan sistemas de aprovechamiento de energías pasivas y realizan una selección grano por grano y luego vinifican en tanques de acero inoxidable troncocónicos de última generación y en barricas de roble.

Otro dato relevante de este viñedo y su producción es que respetan al máximo las uvas que crecen en el Valle de Gudalupe, las cuidan desde el viñedo y luego evitan corregir el vino con químicos.

“Te dan dolor de cabeza los que tienen taninos añadidos”, resalta Víctor.

Las etiquetas

Del Viko, La Llave y Cru Garage son las tres líneas de la bodega con las que se expresan los distintos varietales de la región de Baja California.

Del Viko es la línea más joven de la casa, durante nuestra cena-maridaje tuvimos la oportunidad de probar el rosado y el blanco y ambos son fáciles de tomar, suaves y frescos.

Por otro lado La Llave es la línea de vinos tintos, un vino con cuerpo y que te recuerda a un buen vino francés.

Finalmente tienen a los Cru Garage, la línea premium de la que solo producen 150 cajas por añada. Vinos que parten de una selección manual grano por grano a las que se le realiza un sangrado del 50% para obtener un jugo de máxima concentración.

Este viñedo ha creado algunos vinos a mano, de hecho para celebrar sus 20 años realizaron una producción así.

Emprende el viaje y visita este viñedo que te sorprenderá con la variedad de sus uvas y la delicia de sus vinos.

Quizá te interese leer