Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Cultura y artesanías

Peyote, un viaje para conocerlo

El peyote es un cactus endémico de México que tiene propiedades alucinógenas, cuyo consumo requiere de hacernos conscientes de su valor ritual y de que está en peligro de extinción. Conoce aquí todos los detalles sobre el también llamado hikuri o planta sagrada.

23-05-2018, 4:01:10 PM

El venado canta y el sol se levanta,
en la wirikuta en la tierra del peyote,
el águila vuela en el cielo del desierto,
en la wirikuta en la tierra de los sueños.
(fragmento canto del peyote del caminante del desierto Tlahuizminani)

De dónde es el peyote

El peyote se da en las regiones desérticas de México y se usa desde tiempos prehispánicos con fines medicinales y visionarios. Los indígenas raramuris, huicholes, mexicas y, posteriormente, navajos y otras etnias norteamericanas lo usaron para sanar cuerpo y espíritu, es por eso que lo llaman “medicina”.

En la actualidad el lugar más común para consumir peyote o hikuri —llamado así por la cultura wixarika (también conocida como huichol)— es la región conocida como Wirikuta, en San Luis Potosí.
Wirikuta es famosa por ser el lugar donde los indios huicholes peregrinan cada año para recolectar el cactus y obtener sus poderes visionarios.
Peyote en WirikutaJacqueline Castellón Fuentes

¿Qué significa el peyote para los huicholes?

Para los huicholes el hikuri o peyote es considerado un maestro, lo llaman “el sabio” porque es como un libro donde pueden ver cómo conducirse en su mundo espiritual, al mismo tiempo que les dice cómo cuidar a su familia y a su comunidad para que su mundo siga existiendo.

Se dice que el hikuri o peyote sana el alma y limpia el espíritu ya que al ingerirlo es posible llegar a nuestro pasado, conectar con nuestro ser interior y ver qué es lo que nos está dañando.

Por lo anterior, días después de ingerirlo nuestros pensamientos están más lúcidos y somos capaces de hacer cambios en nuestra vida personal que de otra manera no hubiéramos podido hacer.

Por lo tanto es importante entender que el peyote no es una “droga”; es decir, no fue creado de manera sintética para producir alucinaciones, por lo que su uso va más allá de lo recreativo. Si lo consumes con un fin medicinal, es seguro que se ilumine tu camino.

Cabe mencionar que aunque el peyote no está considerado como droga, es un delito federal portarlo o extraerlo de su lugar de origen, ya que es una especie que está en peligro de extinción. Los únicos que tienen permiso de transportarlo y cultivarlo son los huicholes.

Evita problemas: déjalo en su hábitat. No intentes llevarte uno para sembrarlo o consumirlo en tu casa, ya que existen varios retenes militares y policiacos en la carretera y podrías meterte en un grave problema.

Peyote en WirikutaJaqueline Castellón Fuentes

Leyenda de cómo nació el peyote

Una antigua narración huichol cuenta que un grupo de cazadores hambrientos salieron a buscar alimento para ellos y su pueblo. Después de varios días de caminar y caminar, vieron un venado y lo persiguieron para cazarlo.

Este venado en su recorrido los llevó a lo que hoy es Wirikuta, la tierra sagrada, y en este lugar desapareció ofrendando su vida para convertirse en el peyote, cactus que ahora es vida y sustento para el pueblo wixarika o huichol.
Sin embargo, su persecución no rindió frutos porque después de varias semanas y de haber recorrido varios kilómetros finalmente el venado desapareció en el lugar que hoy es Wirikuta. Los cazadores asombrados vieron cómo sus huellas se convertían en peyotes.

Llevaron el peyote a su pueblo. Se alimentaron con él y vieron que también sanaron sus enfermedades y su espíritu; por eso lo consideraron un dios.

Desde ese momento, los huicholes realizan una peregrinación cada año desde su lugar de origen hasta Wirikuta para recrear el recorrido que hicieron sus antepasados cuando perseguían el venado y para pedirle lluvias, sustento y salud para su pueblo.

Debido a esta leyenda a la recolección del peyote se le conoce como “la cacería del venado”.

El corte del peyoteJacqueline Castellón Fuentes

Efectos del consumo del peyote

El hikuri o peyote es un enteógeno que contiene diferentes alcaloides psicoactivos, entre ellos la mezcalina que en sí es la responsable de sus efectos alucinantes y psicodélicos.

Los efectos más comunes son los siguientes:

  • sensación de calor o sudoración
  • hormigueo en todo el cuerpo como si algo caminara dentro de él
  • pupilas dilatadas
  • sensación de desdoblamiento
  • alucinaciones auditivas y visuales
  • gran vitalidad y fuerza

Para que realmente logres conectarte con tu interior y tengas un viaje de armonía, aquí te daré unos consejos que en lo personal me han funcionado a lo largo de los 12 años que llevo aprendiendo de este maestro.

Pedir permiso

Lo primero que debes hacer cuando estés en el desierto es pedir permiso a todos los guardianes y esencias que habitan en Wirikuta para poder entrar y convivir con ellos en su espacio sagrado y así no te sientan como un invasor.

Si quieres tener una buena visión o medicina, es necesario que vayas preparado desde días antes absteniéndote de lo siguiente:

  • Carne
  • Alcohol
  • Tabaco
  • Sal
  • Sexo

Al menos una semana antes de hacer tu viaje deja de consumir los alimentos mencionados y evita los encuentros sexuales con la intención de que estés desintoxicado y que el efecto del peyote sea mayor.

Ofrenda por el peyoteJacqueline Castellón Fuentes

Ofrendas al primer peyote

Es muy importante que cuando vayas a cortar el peyote, que cuando encuentres el primero no lo cortes y, en cambio, le dejes una ofrenda para agradecer toda la medicina que te regalará; puede ser desde tabaco, copal, flores, fruta, chocolate o hasta tu cabello, unas gotas de sangre o algo que signifique mucho para ti.

Pide ayuda al peyote

Busca ahora sí los que cortarás. Antes de tomarlo, platica con él, cuéntale tu intención por la cual vas a consumirlo, pide su ayuda, su sabiduría. De este modo conectarás tu espíritu con el suyo y juntos volarán con alas de luz.

Tal vez te parezca una locura ponerte a platicar y pedir ayuda de una planta, pero debes recordar que desde tiempos inmemoriales este cactus es considerado sagrado y mágico.

La creencia se basa en que tiene un espíritu que te guiará por el interior de tu ser para ayudarte a obtener respuestas conectándote con el pasado para entender tu prsente. No lo dudes… háblale.

El corte del peyoteJacqueline Castellón Fuentes

Conserva la raíz

Ya que encontraste ese “venadito azul” que saltó ante tus ojos, no lo arranques de raíz. Según antropólogos, botánicos y mi propia experiencia, esta no es la manera correcta, ya que es muy difícil —casi imposible— que vuelva a crecer.

Lleva un hilo de algodón o una piedra plana y corta solamente la cabeza del cactus; no olvides cubrir con tierra la parte que queda y ponle un poco de agua, de esta forma tendrá más oportunidad de retoñar.

Dosis para consumir peyote

El viaje con peyote es algo muy mágico pero debes tener mucho cuidado con la dosis que consumirás, ya que el efecto puede durar de 8 a 24 horas de acuerdo con la cantidad que consumas.

Si quieres una experiencia tranquila y de reflexión, la dosis que te recomiendo es de una a dos cabezas de peyote.

Una experiencia media la obtendrás con cuatro a ocho cabezas.

Para una experiencia visionaria o alucinante la dosis recomendada es de ocho a doce cabezas.

Debes tener en cuenta que el efecto tarda en llegar aproximadamente una hora, así que no ingieras más cantidad hasta pasado este tiempo, así evitarás tener un mal viaje debido a una ingesta elevada.

Cortar el peyoteJacqueline Castellón Fuentes | México Desconocido

Condiciones óptimas para consumir peyote

Si vas a hacerlo por tu cuenta, lo más recomendable es consumirlo por la noche o cuando el sol se está poniendo, en un ambiente tranquilo y de ser posible con verdaderos amigos que puedan ayudarte en caso de sentir temor o molestias físicas.

Consúmelo en ayunas para potencializar el efecto y preferiblemente enciende un fuego, ya que ceremonialmente se cree que es la luz que iluminará tu viaje.

La otra manera de contactar con esta medicina es ir a una comunidad wixarrika y buscar un marakame (chamán) y hacer el ritual de acuerdo con su costumbre.

Sin duda, esta será también una vivencia única que te dejará vivir la ceremonia de manera tradicional, solo que por experiencia te digo que es un viaje muy largo y de mucha ofrenda, ya que salen desde la Sierra de Jalisco o Nayarit hasta el desierto de San Luis Potosí, recreando la peregrinación de sus ancestros.

La antesala del viaje en peyote

Es muy posible que vomites debido al sabor tan amargo que tiene este cactus, pero no te preocupes es parte de una limpieza y depuración de tu organismo. Lo que sí te puedo compartir es que después del vomito es probable que tu viaje se dispare, que el mundo exterior desaparezca y te encuentres inmerso en un viaje interno de colores y aprendizaje.

La experiencia del “viaje” con peyote

Lo más seguro es que tu viaje sea una gran experiencia en la cual te conectarás con tu interior y con todo lo que en ese momento se encuentre a tu alrededor.

La magia del peyote te permite hermanarte con la naturaleza, con el cosmos y, en general, con la vida: te vuelves uno con el universo.

Después de vivir en el mundo del venado azul (peyote) entenderás porque es considerado un maestro y una planta de poder la cual merece todo nuestro respeto y admiración. ¡Protejámosla de la extinción!

Peyote brujoJacqueline Castellón Fuentes | México Desconocido

El peyote brujo, un viaje al inframundo

El peyote brujo o tsiwiri es una variedad de peyote que se encuentra en el mismo desierto de San Luis Potosí y aunque no es tan popular como el peyote hikuri, también tiene propiedades psicoactivas.

Sin embargo, son pocas las personas que se atreven a consumirlo. De hecho, dentro de los grupos indígenas que consumen peyote los únicos que utilizan el tsiwiri son los raramuris, quienes consideran que este cactus tiene un poder mucho mayor al del hikuri y por esta razón consideran que este sólo debe ser consumido por los ancianos o la gente sabia de su comunidad.

Por otro lado, los huicholes estiman que este tipo de peyote provoca locura a quién lo consume y es por eso que no lo usan dentro de sus ritos.

Otra creencia es que este tipo de peyote te lleva al inframundo y te provoca alucinaciones más bien obscuras y demoníacas.

A diferencia del hikuri, el tsiwiri no se puede consumir solamente a mordidas ya que su sabor es mucho más amargo y desagradable que el del hikuri.

Peyote brujo, para iniciadosJacqueline Castellón Fuentes | México Desconocido

Es necesario mezclarlo con agua y machacarlo por completo para lograr una mezcla que de preferencia deberá consumirse con algo dulce natural como miel o fruta.

El principio activo de esta cactácea no es la mezcalina sino la feniletilamina, la cual provoca alucinaciones más fuertes.

Nuestra mente se vuelve muy ligera, haciéndonos viajar por otras dimensiones y nuestro sentido auditivo se agudiza tanto que podemos ser capaces de aislar cada uno de los sonidos que escuchamos aunque provengan de kilómetros de distancia.

Su poder psicoactivo es tan alto que no es necesario comer más de dos ejemplares para comenzar a sentir sus efectos.

El tsiwiri nos permite visualizar incluso a los espíritus que habitan en todas las cosas y llegar a un nivel muy alto de desconexión; es tal vez por esta razón que los huicholes creen que causa demencia, ya que si no eres capaz de lidiar con todo lo que ves, sientes y escuchas es muy probable que tu cordura se pierda en ese viaje.

Así que lo que te recomiendo es que si quieres tener una bonita y sana experiencia dejes al peyote brujo para los sabios.

Quizá te interese leer sobre Real de Catorce.

*Jacqueline Castellón Fuentes es una periodista que se ha especializado en el acercamiento a Wirikuta y la cultura wixarika. Su trabajo está enfocado en la defensa de esta región y la puesta en valor de la cosmovisión de los pueblos originarios.

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

México
4 hoteles de lujo para unas vacaciones inolvidables

En estos hoteles de lujo pasarás unos días de descanso que recordarás para siempre. Déjate consentir, estas serán las mejores vacaciones de tu vida.

Sonora
El sapito buffo alvarius de Sonora: una medicina que se fuma

Casi de manera fortuita, Jacqueline Castellón participó de una ceremonia seri que le causó fascinación: fumar sapito buffo alvarius en Punta Chueca, Sonora. El consumo de esta sustancia debería hacerse siempre en un entorno ritual para que los efectos de la medicina sean benéficos. Ella recomienda esta experiencia. ¿Te animas?

México
La fiesta del mariachi llega a Guadalajara

Celebran en Guadalajara el 25 Encuentro Internacional del Mariachi y la Charrería, una fiesta llena de color, diversión y música.

Guanajuato
México enamoró a Bruselas con una alfombra monumental

México enamoró a Bruselas, Bélgica, con una alfombra monumental que fue la pieza principal del Flower Carpet 2018 en la capital belga.