PAG-000-MD-505
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Arte y Artesanías

16 plantas medicinales mexicanas para todo mal

Las plantas medicinales han sido el remedio de nuestros ancestros. Quizá conoces varias de esta lista, pero no sabes cómo sacarles provecho.

28-02-2019, 4:37:53 PM
16 plantas medicinales mexicanas para todo mal

Regina Toledo

Como si fuera el paraíso, los más antiguos pobladores de esta tierra acudían a la naturaleza para abastecerse de alimento y medicina. Veían en ella una sabiduría superior de la cual aprender con agradecimiento.

Actualmente las cosas han cambiado; sin embargo, aún somos afortunados cuando alguien nos ofrece un tecito caliente para curar cuerpo y alma. Por estas razones te compartimos la siguiente lista de 16 plantas medicinales mexicanas, para que las conozcas y las utilices para conseguir tu bienestar.

Plantas medicinales

1. Pasiflora

Insomnio, ansiedad, taquicardia, presión arterial alta, fibromialgia y convulsiones son los males que cura esta exótica flor de pétalos morados, cuyos sépalos, pistilos, estambres y filamentos flotan en el aire, como diminutos tentáculos.

2. Abrojo amarillo

La delicadeza de esta flor amarilla con pistilos expuestos y abundantes hojitas verdes es conocida en Sonora, Puebla y Michoacán por ayudar a curar infecciones urinarias y malestares de riñón; sin embargo, en Oaxaca la usan para aliviar dolores de abdomen agudos.

3. Achiote

Sus semillas están celosamente resguardadas por una espinosa cápsula porque son un tesoro maya que hay que proteger. Antiguamente se utilizaban para curar enfermedades graves como inflamación de la pleura y diabetes. Actualmente se sigue usando mucho entre los pueblos de Yucatán y Michoacán; así un poco de polvo de achiote y unas gotas de vinagre disueltas en un vaso de agua quitan el dolor de garganta. Al cocerlo en agua con un poco de miel ayuda a resolver problemas de ansiedad. Sus hojas se ponen completas sobre la cien para quitar el dolor de cabeza. Las mujeres lo usan también para pintar sus labios.

4. Árnica del monte

A un lado de los caminos crecen sobre fuertes tallos con hojas largas, unas flores amarillas que miran siempre hacia arriba. Dependiendo de su preparación –molida, hervida, untada o tomada– ayuda a desinflamar interna o externamente y aliviar dolores por caídas y golpes.

5. Bugambilia camelina

Seguramente has visto este arbusto, lo que te sorprenderá es que sus flores son siempre blancas y diminutas y la parte colorida son las hojas que las protegen. Al preparar todo el conjunto como una infusión, se obtienen remedios para curar la tos, el dolor de pecho, los resfriados y hasta la bronquitis.

6. Cempasúchil

Esta hierba aromática de hojas dentadas y flores amarillas o naranjas se utiliza para curar dolores de cabeza, “espanto”, insomnio, llanto excesivo y nerviosidad.

7. Chaya

La reconocerás por sus amplias hojas con pelos puntiagudos en hojas y tallo. Una infusión de sus hojas frescas es diurética. Como es alta en fibra, ayuda a limpiar los intestinos y sus hojas cocinadas se aplican como cataplasma para tratar el reumatismo y las articulaciones inflamadas. Incluso se le atribuyen propiedades para prevenir la anemia y mejorar la memoria.

8. Diente de león

Los problemas de hígado, vesícula o bilis se tratan con esta planta, que los distraídos confunden con mala hierba. También se utiliza para combatir enfermedades que afectan a los lactantes como ojos irritados, fuegos en la boca, estreñimiento, falta de apetito, tos, fiebre, inflamación de abdomen y prácticamente cualquier mal que ataque a los recién llegados al mundo.

9. Guajilote, cuachilote, chote, kat, turi

Tiene tantos nombres porque se encuentra repartido en gran parte de México. Desde Tamaulipas y San Luis Potosí hasta Yucatán por el Golfo de México y desde Sinaloa hasta Chiapas por el Pacífico. Sus usos medicinales varían, pero se le atribuyen propiedades laxantes y diuréticas, así como la capacidad para curar el asma y la molesta garraspera.

10. Hierba del pollo

Agruras, ardor en el pecho y garganta, conjuntivitis, hemorragias y calentura son los males que se le atribuyen que cura esta planta de flores azules y pistilos llamativos.

11. Hierba del sapo

Crece siempre cerca de riachuelos en colinas y cañones, sus hojas son puntiagudas, lo mismo que sus flores que van del morado al azul. En el norte de Guanajuato se utiliza para tratar dificultades urinarias y piedras en los riñones; así como para bajar los niveles de colesterol en la sangre.

12. Huizache

Es un árbol espinoso de hasta 6 metros de altura. Para hacer remedios para la salud se usa su corteza, espinas, hojas y vainas. Las enfermedades que cura, sabiendo utilizarlo, son tan variadas como encías sangrantes, indigestión, infecciones de la piel, caída del cabello y picaduras de alacrán.

13. Malvilla

Sus cinco frágiles pétalos amarillos, junto con sus hojas, ayudan a combatir el tan temido dolor de dientes y muelas.

14. Mirto rojo

Sus flores rojas llaman la atención a gran distancia, si se toma un baño de tina con sus hojas machacadas en agua combate reacciones alérgicas de la piel. Y si se deja remojando en agua recién hervida es un eficaz remedio para el resfriado.

15. Muicle

Al hervir en agua sus hojas verdes, junto con sus flores naranjas, se obtiene agua morada, desde siempre se ha utilizado como tinte y en una proporción menos concentrada se usa como té para aliviar los cólicos menstruales, limpiar erupciones cutáneas y acabar con el estreñimiento.

16. Rosa roja

Por su belleza, la hemos usado como adorno sin saber sus propiedades curativas. Al dejar reposar sus pétalos durante al menos nueve horas y aplicar en compresas, alivia las pequeñas quemaduras, así como el salpullido y las cortadas. Para refrescar el estómago, micción dolorosa y nerviosidad se dejan reposando cuatro flores en un litro de agua recién hervida durante una hora y se bebe media taza.

Quizá te interese leer:

4 películas que retratan la herbolaria mexicana

Códice Badiano de plantas medicinales mexicanas