Portada-2020-MD-507
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Naturaleza Actualidad

La biodiversidad mexicana celebra: el Lobo Mexicano abandona la lista de especies extintas

Un gran logro para la naturaleza de nuestro país: el Lobo mexicano sale de la lista de especies extintas.

02-12-2019, 3:36:43 PM
La biodiversidad mexicana celebra: el Lobo Mexicano abandona la lista de especies extintas
Jorge de la Madrid
mm

Viajera por naturaleza errante.

Hace algunos días la SEMARNAT comunicó que el Lobo mexicano, considerado extinto en su medio silvestre, había abandonado recientemente este estatus. Sin duda se trata de una gran noticia y esperanza para la biodiversidad del país.

El Lobo mexicano, Canis lupus baileyi, es una de las cinco subespecies del lobo gris. Su hábitat se restringe a América del Norte y antes de su depredación abarcaba los estados de Sonora y Chihuahua, extendiéndose hasta el oeste de Texas, sur de Nuevo México y centro de Arizona. Desde la década de 1970, esta especie había sido declarada extinta debido a la caza indiscriminada y a la depredación de su hábitat.

Un nuevo comienzo

La más reciente modificación en la Lista de especies en riesgo de la Norma Oficial Mexicana fue realizada el pasado 14 de noviembre. En ella el lobo gris mexicano abandonó la categoría de “Probablemente extinto en el medio silvestre”. Ahora, y después de muchos esfuerzos, esta especie queda incluida en la categoría “En peligro de extinción”.

Este es un gran paso en la conservación y restauración de la biodiversidad mexicana. Que no hubiera sido posible sin el arduo trabajo de reproducción en cautiverio realizado en Estados Unidos. Así como el esfuerzo mexicano por reintroducir los ejemplares a la vida silvestre en la Reserva de la Biósfera de Janos en Chihuahua.

Protección y conservación

Desde 2007 se han realizado distintos esfuerzos por conservar al lobo mexicano, entre ellos se encuentra el Programa de Acción para la Conservación de la Especie: Lobo Gris Mexicano, coordinado por la CONANP.

En 2011 tuvo lugar la primera liberación de ejemplares en vida silvestre en el estado de Sonora. Las once liberaciones siguientes se realizaron en Chihuahua entre la Reserva de la Biósfera Janos, y las Áreas de Protección de Flora y Fauna Tutuaca, Papigochic y Campo Verde.

En diciembre de 2013 se liberó a la primera pareja reproductiva exitosa. En la primavera del siguiente año se registró la primera camada de lobos mexicanos en vida libre después de 30 años de su extinción. Hasta el día de hoy se ha documentado el nacimiento en su hábitat natural de nueve camadas, con aproximadamente 30 cachorros en total. En último nacimiento fue registrado en septiembre de 2019.

Queda un largo camino para que esta hermosa especie deje de estar en peligro, los esfuerzos continuan y una de las mejores formas de ayudar es educando y difundiendo su importancia para el país.

Te puede interesar: