Portada-2020-MD-507
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Historia

Mormones, quiénes son y qué hacen en México

Existen muchos mitos sobre los mormones... Te contamos sobre esta comunidad religiosa proveniente de Estados Unidos.

13-11-2019, 2:58:15 PM
Mormones, quiénes son y qué hacen en México
mm

Filósofo por formación. Contempla el alma e imaginación de México.

Todos hemos visto caminar a los mormones de dos en dos por los pueblos y ciudades de México. Generalmente los hombres portan camisa blanca, corbata y un gafete color negro. Mientras que las mujeres usan falda larga y blusas sin escotes. En ocasiones la pareja está conformada por un mexicano y un estadounidense.

Sus templos y centros de reunión despiertan la curiosidad de muchos. Mientras que los primeros se identifican por ser blancos y poseer un ángel en la cima, los segundos son construidos con semejanza a las escuelas estadounidenses y poseen un pararrayos. Otro dato importante es que los templos son de acceso exclusivo para los miembros que cumplen con las normas de la comunidad y poseen ritos de carácter secreto.

Existen muchos mitos sobre los mormones, algunos de ellos dicen que fueron fundados por la masonería y que practican el matrimonio plural. Entre sus principales costumbres se encuentran el no beber alcohol ni café, no fumar, la castidad premarital, el trabajo misional obligatorio para los varones y la filantropía.

¿Cómo nacieron los mormones?

Los mormones o movimiento de los Santos de los Últimos Días es una denominación cristiana de origen estadounidense fundada en 1830 por Joseph Smith. Posteriormente dicho movimiento formó grupos escindidos de la organización original conocida como Iglesia de Cristo.

Joseph Smith

Todo comenzó cuando Joseph Smith declaró públicamente en Nueva York haber tenido una visión de Dios Padre y Jesús de Nazaret en 1820. Tras este primer evento, en 1827 comunicó haber sido visitado por el ángel Moroni, quien se suponía era un antiguo profeta de la América prehispánica. De acuerdo con su relato, Moroni le indicó dónde se encontraban escondidas unas planchas de oro que constituyen una serie de anales que relatan, entre otras cosas, la visita de Jesús a América.

Según la experiencia visionaria de Smith, él mismo tenía una misión profética y era el encargado de traducir los anales sagrados, mismos que se publicaron bajo el título de El Libro de Mormón. De este evento también derivó el apodo mormones, aunque oficialmente se hacen llamar Santos de los Últimos Días.

Una doctrina central de los mormones es la visita de Jesús a los indígenas americanos.

La persecución

Según Joseph Smith todas las denominaciones cristianas se encontraban en una gran apostacía, por lo cual su misión era restaurar el cristianismo original. Debido al clímax social de la época, Smith encontró rápidamente seguidores. Sin embargo, debido a las posiciones despectivas de Smith contra La Biblia y las otras corrientes cristianas, también ganó enemigos.

Sumado a lo anterior, los ritos históricamente no cristianos de Smith, la práctica de la poligamia dentro de su comunidad y el intento de establecer una teocracia en Estados Unidos, terminaron por convertir a los mormones en un grupo perseguido.

Durante su vida Joseph Smith y su comunidad tuvieron que trasladarse a distintas regiones de Estados Unidos. Finalmente se estableció en Illinois, lugar donde fue detenido y posteriormente asesinado en 1844.

Los Santos de los Últimos Días tras la muerte de Joseph Smith

Los mormones consideran a Joseph Smith el primero de una línea de profetas. Durante su ministerio estableció el Libro de Mormón, el texto de revelaciones modernas conocido como Doctrina y Convenios, La Perla de Gran Precio y La Biblia como canon sagrado. Además, la iglesia quedó institucionalizada bajo la dirección de tres dirigentes y un consejo de doce “apóstoles”, quienes establecen revelaciones modernas.

Tras la muerte de Smith, los mormones sufrieron su primera división. Mientras un grupo mayoritario escogió a Brigham Young, un hombre cercano a Smith como sucesor; un grupo más íntimo estableció que el hijo de Smith debía ser el nuevo Profeta. El cisma generó dos organizaciones: la de Young que migró hacia el estado de Utah y que actualmente es conocida como La Iglesia de Jesucristo de Los Santos de los Últimos Días; y los mormones de la pradera o Comunidad de Cristo con sede en Missouri. A nivel doctrinal, la iglesia del hijo de Smith es liberal e históricamente anti-polígama.

Templo de la Comunidad de Cristo, iglesia fundada por Joseph Smith III, hijo del fundador del mormonismo. Actualmente este grupo es conocido como “mormones hippies”.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Los primeros colonos mormones de México establecieron en Salt Lake City, Utah el 24 de julio de 1847. Dicho territorio pertenecía a Alta California, México, y fue vendido a los mormones de forma ilegal por Antonio López de Santa Ana. A dicho capítulo histórico se le conoció como “cesión mexicana”. Posteriormente Young solicitó a Estados Unidos la fundación del estado de Deseret (hoy Utah) y él fungió como gobernador y presidente de la iglesia.

A partir de entonces la iglesia tomó posturas más radicales en cuanto a la poligamia, volviendo su práctica un fundamento doctrinal. Además, nuevos dogmas fueron añadidos a los rituales esotéricos del templo; la mayoría de origen masónico.

Actualmente más del 60% de los habitantes de Utah son mormones.

Entre las creencias de los mormones existe la idea de un “plan de salvación”. Esencialmente esta doctrina enseña que Dios es un ser humano perfecto que habita en otro plano y que posee una o más esposas con las que engendra los seres humanos. Para alcanzar la forma de ser humano divinizado la doctrina de Young establecía como requisito la práctica de la poligamia.

Otras prácticas que han causado controversia son el uso de ropa interior con símbolos, el bautismo a favor de los muertos (por medio de un familiar vivo) y con el mismo procedimiento se llevan a cabo los sellamientos o bodas. Por otra parte, numerosas voces han criticado el racismo doctrinal de la iglesia, que predicaba que la causa del color de piel oscuro es el pecado, lo cual se tradujo en limitaciones para los miembros afrodescendientes. Actualmente existe una fuerte cruzada contra la iglesia por prácticas homofóbicas.

Los mormones en México

En 1890, el profeta mormón Wilford Woodruff emitió el cese de las prácticas polígamas en la iglesia para evitar problemas con el gobierno estadounidense. Como consecuencia, grupos fundamentalistas polígamos se dirigieron al norte de México, donde ya existían algunas colonias mormonas.

Un antecedente importante para el ingreso de mormones a México, fueron las Leyes de Reforma establecidas por Benito Juárez, con lo cual se garantizó su libertad de culto. Para 1885 cientos de mormones buscaban establecerse en el estado de Chihuahua incentivados por el gobierno de Porfirio Díaz que buscaba poblar la zona.

Templo de Ciudad Juárez, Chihuahua.

Finalmente, al inicio del siglo XX tanto en México como en los Estados Unidos los mormones quedaron escindidos en la iglesia mayoritaria y las sectas polígamas, además de la Comunidad de Cristo que evolucionó en una iglesia humanista, pacifista e incluyente. Actualmente la iglesia mayoritaria excomulga a los practicantes de la poligamia.

En 2010 un censo del INEGI registró 314,932 mormones en México. Mientras que las cifras oficiales de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días calcula 1,234,545 miembros, con lo cual México es el segundo país en número de fieles.

Quizá te interese leer: