Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Sin categoría

Entrenando (y viajando) en Quintana Roo

Después de participar en un triatlón, una de las integrantes de nuestro staff se dio a la tarea de investigar los mejores lugares para prepararse para una competencia de alto rendimiento en la Península de Yucatán.

mm

#ViajeraExpertaMD y Embajadora de México desconocido en la ciudad de Puebla.


Una vez que sobrevivimos al reto del Triatlón en Xel-Há, llegando a la meta con tiempos que nos dejaron satisfechos (no son tan lucidores como para compartirlos aquí), nos dedicamos a entrevistar a los triatletas quintanarroenses, pues sospechábamos que podrían darnos algunos buenos tips… Habíamos probado en carne propia que competir es bastante disfrutable, pero, ¿qué hay del entrenamiento? Los triatletas nos regalaron unas cuantas recomendaciones para quienes viajan entrenando o entrenan viajando, y uno que otro dato delicio-suculento que surgió. Aquí te los presentamos.

Medalla de oro

Absolutamente todos los ruteros que entrevistamos confirmaron que uno de los mejores lugares de Quintana Roo para (entrenar) “rodando” es la carretera que conecta Puerto Morelos con Leona Vicario, un tramo pavimentado de 38 km que se conoce como “La ruta de los cenotes”. Este estrecho camino es poco transitado y, por si fuera poco, a derecha e izquierda tiene decenas de cenotes cristalinos. Como todos se encuentran en terrenos particulares o ejidales, los locales se han organizado para recibir a los visitantes y cobran la entrada (a precios de turista primermundista, así que ve preparado). Eso sí, los encargados son amigables y siempre es posible negociar para entrar a echar un vistazo gratis o, si uno es visitante frecuente, llegar a un acuerdo de precio accesible. Casi todos tienen descuentos para los locales.

Uno de los más interesantes es el de Siete Bocas (Km 15; $150), que consiste en siete salidas de un río subterráneo. Algunas tienen una escalinata para bajar a sumergirse, otras son sólo para asomarse y en otra puede uno lanzarse con un clavado de “soldadito”.  Todas ellas se conectan por debajo, y algunos tramos pueden recorrerse nadando.

Cenote Siete Bocas, en Quintana Roo / Christian Palma

Otro lugar al que vale la pena es el cenote Verde Lucero (Km 18; $100), esta vez del lado izquierdo de la carretera, en dirección a Leona Vicario. Es muy diferente al anterior, pues no tiene caverna: es un ojo de agua abierto realmente hermoso y mucho más extenso, donde puedes echarte un rico chapuzón. Tiene unas plataformas para clavados y una pequeña tirolesa.

Más adelante encontrarás el parque Selvática (Km 19; tours de 4 horas desde $1000; www.selvatica.com.mx), una propuesta bastante emocionante y bien organizada con tirolesas, nado en cenotes, puentes colgantes, un salto que se llama Tarzán, autos Polaris y cuatrimotos para recorrer la selva baja.

Un kilómetro después de la entrada a Selvática, sobre la misma carretera, verás una desviación de 5 km a la izquierda hacia Kin-Há (Km 20; desde $100; no tomes el tour, solo di que quieres ver el cenote), uno de los tipo caverna más bonitos y grandes de la zona, con estalactitas que entran al agua y parecen descender hasta el centro de la tierra. Eso sí, el camino que conduce él no está pavimentado, por lo que no se puede llegar en bici de ruta. Aquí hay que ir de preferencia en camioneta o 4×4 (o en bici de montaña, ¿por qué no?).

En fin, las atracciones siguen, pero lo importante es recorrer la “ruta de los cenotes” en bici. Si quieres encontrarte a los ciclistas, llega temprano, antes de las 8:00 hrs.

Medalla de plata

La segunda presea se la lleva Cozumel. Darle la vuelta a la isla en bici es uno de los mejores entrenamientos imaginables. Es precisamente donde se hace el famoso Ironman. El circuito por los caminos pavimentados tiene casi 70 km, sale de la zona hotelera de Punta Norte, llega hasta el extremo sur de la isla (Punta Celaráin) y después la cruza por la mitad. Una opción genial para nadar es el Parque Nacional Chankaanab, aunque tiene horarios restringidos y hay que pagar la entrada (alrededor de $250). Es aquí donde se hace la parte de natación del Ironman.

Si te da flojera tomar el ferry para ir hasta Cozumel, puedes entrenar la prueba de natación en pleno Cancún (eso sí, en la Laguna Nichupté ni pensarlo, a menos que quieras alimentar a los cocodrilos), pero un buen sitio en la zona hotelera es Playa Langosta, en el Km 5, donde está el astabandera; o Playa Caracol, frente al hotel Presidente Intercontinental, ambas con vista a Isla Mujeres. Las ventajas: la arena es blanquísima y suave, el mar súper transparente y no hay mucho oleaje.

Medalla de bronce

Toda la costa de Quintana Roo es perfecta para salir a correr, desde la Quinta Avenida de Playa del Carmen hasta la zona hotelera de Tulum, pues el terreno es plano. Incluso dentro de algunos resorts se pueden recorrer decenas de kilómetros por lindos caminos sin pasar por el mismo punto.

El propio Cancún tiene varios lugares acondicionados para correr dentro de la ciudad, como la ciclopista de la zona hotelera o el malecón Tajamar.

Si te estás quedando en Cancún y prefieres correr sobre camino no pavimentado, pídele a un taxista que te lleve a la terracería que empieza al norte de Punta Sam, donde se corre junto a la selva y es común ver mamíferos pequeños (esta ruta también es ideal para bici de montaña, aunque en época de calor puede ser muy pesada).

Otra buena opción para correr, andar en bici de montaña y hacer hiking es Punta Venado, en la Riviera Maya (pasando Playa del Carmen en dirección sur y 3.5 km después de la Terminal Marítima Calica, dar vuelta a la izquierda por camino de arena hasta la costa). Algunos triatletas también entrenan la carrera en Isla Blanca, una península de arena que todavía puede considerarse uno de los rincones tranquilos al norte de Cancún (a 25 minutos de la ciudad por camino de arena).

Si tu base es Tulum, puedes practicar la carrera sobre la carretera que conduce a la Biosfera de Sian Ka’an, o dentro de la propia reserva. En fin, las posibilidades son infinitas…

Además. . . los extraoficiales

Para reponer la caloría
Todos los triatletas tienen sus tacos favoritos, especialmente para recurrir a ellos después de una vuelta larga en bici. Algunos cancunenses reponen la energía perdida con unos buenos tacos al pastor en Tacos Rigo (Av. Playas, entre Términos y Palenque); y otros más lo hacen en la Palapa Mininos (Av. Rueda Medina, en la punta norte de Isla Mujeres). Éste es un restaurante de pescadores, por lo que todo es súper fresco y sirven un excelente pescado a la talla con tortillas de maíz hechas a mano. Si la mesa de lámina no es lo tuyo, entonces quizá te guste más el restaurante del hotel Casa Maya Zazil Há (Zazil Há No. 129, Isla Mujeres), donde preparan unos deliciosos tacos de camarón con una vista espectacular al Mar Caribe. Si, por el contrario, amas la comida callejera con tradición de años, busca la combi de tacos de canasta llamada La Tía, sobre avenida Bonampak, también en Cancún (ideales para desayunar después de “rodar”).

Para recuperar el músculo

Cuando el golpe de endorfinas baja y todo empieza a doler, nada mejor que un buen lugar para descansar con vista al Caribe. Villa Rolandi en Isla Mujeres (www.villarolandi.com), miembro de Hoteles Boutique de México, con uno de los mejores restaurantes italianos de Quintana Roo, llamado Casa Rolandi. Otra opción deliciosa es The Palm at Playa, un hotel de diseño recién inaugurado en la Calle 8 de Playa del Carmen (www.thepalmatplaya.com). Tiene spa, gimnasio y un bar espectacular en la terraza más alta.”

Sobre el Triatlón de Xel-Há y nuestra experiencia

Seducidos por el éxito de sus tres primeras ediciones, nos pusimos a entrenar para la cuarta edición, que se hizo a finales de 2012, representando a México desconocido. Además de experimentar todo lo positivo que trae consigo este tipo de eventos (las porras, la satisfacción del entrenamiento, la autodisciplina, la adrenalina, etcétera), comprobamos que se trata de uno de los triatlones más agradables del país, pues la natación se hace en la caleta del parque entre peces y corales; la bici en terreno plano con la ilusión de llegar a Tulum; y la carrera sobre arena en un sendero rodeado por la selva baja quintanarroense… En pocas palabras, una “joyita”.

Carrera Triatlón en Xel-Há, Riviera Maya / Christian Palma

Nota de los editores: Agradecemos a Xel-Há por habernos invitado a vivir esta aventura tan rica y divertida. Demostramos que también los editores de México desconocido “tenemos lo nuestro” en cuanto a competir se trata. ¡Felicidades a Jimena y a Alejandro por haber llegado a la meta!

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

Hidalgo
13 cosas que hacer en Real del Monte

Estas son algunas de las actividades que no puedes dejar de realizar en tu próxima visita al poblado minero de Real del Monte en Hidalgo.

Los mejores lugares en la CDMX para probar ponche.
Ciudad de México
Dónde probar el mejor ponche con piquete en la CDMX

Te decimos dónde puedes probar la bebida de temporada por excelencia en la CDMX: el ponche con piquete. ¿Se te antoja?

Mercados de México
México
Mercados tradicionales para comprar adornos de Navidad

En diciembre los mercados tradicionales en todo México se transforman para ofrecer los adornos de Navidad. Te dejamos la lista alguno de ellos, para que tengas la Navidad más feliz de todas.

El significado de las piñatas
México
El significado de las piñatas y su origen

¡Ya le diste uno, ya le diste dos, ya le diste tres! Conoce el origen y significado de las piñatas: una tradición mexicana que llegó de China.