Leyendas mexicanas, descubre la tradición narrativa y oral de un pueblo milenario - México Desconocido
Buscador
Ver revista digital
Conoce México

Leyendas mexicanas, descubre la tradición narrativa y oral de un pueblo milenario

leyendas mexicanas
© La bruja del fósforo paseante (2018). Dirección: Sofía Carrillo.

Las leyendas mexicanas son relatos populares que se transmiten de forma oral o escrita. Hay leyendas de terror, antiguas y hasta históricas.

Las leyendas mexicanas, cultura, tradición y folclore

Las leyendas mexicanas tradicionales son narraciones o relatos populares que cuentan historias sorprendentes o sobrenaturales. Estas suelen ser transmitidas de generación en generación de forma oral o escrita, ya sea a través de la familia o de una comunidad entera. Las leyendas, junto con las tradiciones, creencias y costumbres, conforman una parte esencial del folclore mexicano y por supuesto de nuestra identidad.

Aunque es posible encontrar leyendas en todo el mundo, en México abundan particularmente gracias a la gran riqueza cultural del país. La razón es que, además de ser una nación que se ha caracterizado por recibir continuamente a personas de todas las nacionalidades, tiene 69 pueblos indígenas cuyas culturas datan de hace cientos de años, por lo que cuentan con numerosos personajes legendarios tales como los nahuales, que son personas con la capacidad de convertirse en animales; las tlahuelpuchis, también conocidas como mujeres vampiro o los chaneques que son el equivalente a duendes. 

Eso sí, debido a la enorme riqueza cultural, es difícil saber con precisión cuántas leyendas mexicanas existen. Y aunque en algunos sitios se repiten, suponiendo que exista una por lo menos una por localidad tendríamos 189,432 leyendas. 

Por supuesto que no todas las leyendas mexicanas son de terror o tienen personajes sobrenaturales, también hay leyendas de personajes históricos como la que dice que Francisco I. Madero hablaba con los espíritus o que Benito Juárez era masón. Asimismo, hay leyendas que explican el origen de ciertos lugares como la leyenda del Popocatépetl en la que se asegura que su espíritu deambula bajo la forma de un hombre llamado conocido como Don Goyo.

¡Descubre el México Auténtico a través de nuestro podcast!

https://www.tiktok.com/@mexicodesconocido/video/7206956816960457989

A continuación te compartimos algunas de las leyendas mexicanas más famosas, algunas de terror, otras para niños y también algunas poco conocidas. ¡Cuéntanos cuál es tu favorita!

¿Cuáles son las leyendas más famosas de México?

La leyenda de la Llorona es una de las leyendas de terror más famosas de México. Y es que es una de las que mayor relevancia tiene a nivel nacional e incluso mundial si consideramos todas las representaciones que se han hecho de ella, desde películas hasta obras de teatro; incluso se ha convertido en tradición que cada año, en temporada de Día de Muertos, se lleve a cabo la famosa representación de la leyenda de la Llorona en Xochimilco

Según se cuenta, la Llorona es el fantasma de una mujer vestida de blanco que deambula por las noches en distintos lugares. No importa si estás en zonas rurales o en las ciudades, siempre hay alguien que asegura haberla escuchado o peor aún, haberla visto. Es fácil reconocer a la Llorona por los gritos desgarradores con los que lamenta la muerte de sus hijos.

Según se cuenta, la historia de la Llorona data de la época Colonial. Antes de ser el aterrador espectro vestido de blanco que atormenta a niños y adultos, la Llorona fue una mujer bellísima que, a pesar de ello, fue abandonada por el hombre que amaba y con el que había procreado dos hijos. 

El dolor de aquella mujer fue tan grande que de un momento a otro enloqueció y ahogó a sus pequeños hijos en un río. Al volver en sí y darse cuenta de lo que había hecho ella misma se quitó la vida, por lo que su alma fue condenada a vagar por la eternidad mientras grita aquella frase que eriza la piel de cualquiera que la escuche “Ay, mis hijos”.

Wes Burcham 2010

¿Cuál es la leyenda más tenebrosa de México?

Aunque la leyenda de la Llorona es una de las más tenebrosas de México por lo trágico de la historia en sí, abundan otros relatos que son capaces de hacer temer hasta al más valiente. Prueba de ello es la leyenda chiapaneca de la Tisigua. Según se cuenta, la Tisigua es una mujer hermosa que habita en los lagos y que atrae a sus víctimas a través de aplausos y de llamarlos por su nombre. Su belleza es tal, que pocos o ningún hombre puede resistirse y terminan perdiendo la voz, la razón y hasta el alma, porque la Tisigua les roba todo eso dejando el cuerpo de su víctima como si fuera un cascarón.

Leyendas mexicanas cortas para niños

Una leyenda que se le puede contar a los niños para acercarlos al folclore mexicano y también para que aprendan a valorar y a respetar a los tlacuaches es la leyenda del tlacuache que trajo el fuego a la humanidad. Esta historia nos cuenta que ese simpático marsupial mexicano conocido como tlacuache fue quien arriesgó su vida para traernos el calor y la luz del fuego a todos los seres humanos.

Se trata de una narración de origen mazateca en la que se nos cuenta que antes del fuego la gente sufría horrores durante el invierno. Niños, adultos y ancianos morían por la ausencia de calor hasta que un pedazo de lumbre se desprendió de una estrella y cayó a la Tierra. Sin embargo, una anciana guardó el fuego para sí misma. 

Aquella anciana no se compadeció de nadie hasta que un pequeño tlacuache se acercó temblando. Sin que la anciana lo supiera, el tlacuache había acordado con los pobladores que él les llevaría el fuego siempre y cuando respetaran su vida y la de su especie. Fue así como la anciana le permitió acercarse al fuego para calentarse y el tlacuache tomó parte del fuego con la cola y la repartió entre la gente, convirtiéndose así en el Prometeo mexicano. Además, por la forma en la que el tlacuache llevó el fuego, se dice que tiene la cola pelada.

Si quieres conocer otras historias para niños te recomendamos visitar 3 leyendas de Día de Muertos para niños que se duermen tarde

Leyendas mexicanas de terror

Además de la Llorona, una leyenda de terror mexicana muy popular es la del Charro Negro. Se dice que se trata de un misterioso hombre que siempre lleva un traje negro de charro y que monta un caballo enorme y también de color negra. 

La apariencia del Charro es muy elegante, aunque se dice que quienes llegan a encontrárselo rara vez tienen la fortuna de poder contarlo. Y es que el Charro Negro no es cualquier jinete, sino el mismísimo Diablo; aunque hay quienes aseguran que es uno de sus emisarios el cual se encarga de seducir a mujeres y hombres ambiciosos para después cobrarles todos los favores llevándose sus almas al infierno.

Te recomendamos: 10 leyendas cortas, las más terroríficas de México

Leyendas mexicanas cortas

Como revisamos, no todas las leyendas mexicanas son de terror, también hay de carácter histórico que involucra a personajes tan importantes como Pancho Villa. De hecho, según se dice, Pancho Villa tuvo 300 hijos. La historia cuenta que en plena época de la Revolución Mexicana Pancho Villa quedó rodeado por un ejército de niños. Los pequeños lloraban abrazados a sus perros mientras intentaban soportar el hambre y el frío. Al verlos, el corazón del revolucionario se compadeció y meditó la situación. 

La decisión era difícil, o se los llevaba o los dejaba ahí a su suerte sabiendo que, al ser tantos huérfanos y no recibir ningún cuidado, seguramente muchos morirían. Al final, Pancho Villa le dijo a su coronel “Cuenten a todos los huérfanos que puedan, me los voy a llevar a Chihuahua. No es posible que estos pequeños estén aquí a la deriva de nadie, porque yo amo a los niños y odio a los tiranos. Esos chiquillos los voy a adoptar, van a ser mis hijos”.

Leyendas antiguas

Otro tipo de historias que podemos encontrar son las leyendas antiguas o aquellas que hablan de tiempos muy remotos. Una historia de esta categoría es la de la leyenda de la flor de cempasúchil. Según se cuenta, tuvo lugar cuando los dioses antiguos aún convivían con los seres humanos. En aquella época nacieron dos pequeños: Xochitl y Huitzilin. Ambos niños crecieron juntos y compartieron casi todos los momentos de su vida. Poco a poco surgió un amor tan puro entre ellos que incluso Tonatiuh, el dios sol, decidió bendecir. 

Empero, su hermoso amor fue interrumpido por el estallido de la guerra. Huitzilin tuvo que irse a combatir y, para desgracia de Xochitl, falleció durante la batalla. Al enterarse del deceso, la pena de Xochitl fue tanta que le suplicó a Tonatiuh que la ayudara a reunirse con su amado. Fue así como el dios sol la convirtió en una hermosa flor anaranjada. Dicha flor permaneció cerrada hasta que un día, un pequeño y bello colibrí se acercó a la flor. De inmediato el botón se expandió y mostró todo su esplendor y brillo. Según se dice, esa flor era Xochitl, quien se abrió al reconocer en el tierno colibrí a Huitzilin.

Te puede interesar: La leyenda del conejo en la luna y el dios Quetzalcóatl

Leyendas populares actuales de México

A pesar del impresionante avance científico y tecnológico del mundo, existen sucesos que como especie aún no logramos comprender. Por ello, cuando ni siquiera la ciencia explica un fenómeno, se suele atribuir a un acto mágico o por lo menos misterioso. Prueba de esto es que en el estado de Chihuahua, además de que están las famosas cuevas de cristales de Naica, es común escuchar que grupos de brujas deambulan en forma de bolas de fuego. Dichas brujas se reúnen para secuestrar jovencitas y reclutarlas o para ofrecerlas como sacrificio humano.

Leyendas largas

La diferencia entre las leyendas largas y cortas no sólo es la extensión del texto, sino también puede estar relacionada con la cantidad de personajes que aparecen, así como los hechos que dan lugar a la historia. 

Un ejemplo es la leyenda de la cascada de Basaseachi que se encuentra en Chihuahua. Según la historia, sobre la zona conocida como la Alta Tarahumara era rey un hombre llamado Candameña. Y aunque aquel hombre lo tenía todo, su tesoro más preciado era su hermosa hija de nombre Basaseachi. Conforme la niña crecía se volvía cada vez más bella. Por ello, su padre se dio cuenta de que pronto tendría que dejarla ir para que Basaseachi hiciera su propia vida.

Siendo conscientes de ello, muchos jóvenes nobles comenzaron a pretender a Basaseachi con la idea de tomar su mano y quedarse con ella. Pero como el señor Candameña no estaba dispuesto a darle su más preciado tesoro a cualquiera, estableció una serie de pruebas para que, quien saliera victorioso tuviera el honor de casarse con su hija.

De entre todos los pretendientes fueron cuatro hombres valerosos y nobles quienes consiguieron superar las pruebas: Tónachi, señor de las cimas; Pamachi, el de más allá de las barrancas; Areponápuchi, el de los valles verdes y Carichí, el de las filigranas de la cara al viento.

Sabiendo que la pérdida de su hija sería inevitable, el señor Candameña estalló en cólera e impuso una última prueba para la decisión final. Empero, la prueba no fue honesta, por lo que los cuatro pretendientes perecieron condenando con ello a que Basaseachi se quedara para siempre bajo el mando de su padre. 

Al enterarse de las verdaderas intenciones de su padre, Basaseachi se arrojó al abismo desconsolada, pero su padre, quien poseía poderes mágicos, quiso evitar que muriera, por lo que durante la caída la transformó en una enorme y esplendorosa cascada. Actualmente se puede visitar esta cascada que, además, mide 246 metros y es considerada como la cascada permanente más alta de México. Se encuentra en lo alto de la Sierra Madre Occidental, en el municipio de Ocampo, Chihuahua.

Te puede interesar: La leyenda de la diosa convertida en monstruo

Foto de portada: La bruja del fósforo paseante (2018). Dirección: Sofía Carrillo.

leyendas cortasleyendas de terrorleyendas mexicanasleyendas para niños

¿Te interesa el mundo del emprendimiento?
Conoce Emprendedor.com el medio lider en contenido de Ideas de Negocio, Startups, Finanzas, Noticias para emprendedores, Franquicias, Marketing, Inspiración, síguenos y proyecta lo que eres.

autor Amante de la literatura, de la fotografía y de descubrir los tesoros de México.
Comentarios